Montemar 150×150

SÁBADO: Mayormente nublado y frío con descenso de la temperatura, precipitaciones aisladas, vientos moderados del sudeste. Nevadas en cordillera y en sectores del llano cercanos a la precordillera. Ingreso de frente frío. Máxima: 10ºC Mínima: 3ºC
DOMINGO: Parcialmente nublado con leve ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Inestable en cordillera. Máxima: 12ºC Mínima: 1ºC
LUNES: Parcialmente nublado y frío con lloviznas hacia la noche, vientos moderados del sector sur. Inestable en cordillera. Máxima: 10ºC Mínima: 1ºC

«13 de junio, Día del Escritor» por Roberto Mercado

«13 de junio, Día del Escritor» por Roberto Mercado

La Sociedad Argentina de Escritores instituyó este día en homenaje al nacimiento de Leopoldo Lugones

El 13 de junio de 1874 nació en Córdoba, Leopoldo Lugones, poeta, ensayista, periodista, pedagogo, docente, traductor, biógrafo y político. Fue el creador y primer presidente de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores) en 1928. Diez años después, cuando el escritor decidió terminar con su vida, esta entidad instituyó a la fecha de su nacimiento, como el Día del Escritor en su homenaje.

Para celebrar y saludar a la importante cantidad de escritores que nuestra Zona Este posee, quien esto escribe invitó a cuatro referentes de las letras regionales, con proyección nacional e internacional, para contestar un muy breve cuestionario referido a su tarea relacionada con el momento particular que estamos viviendo.

Rubén Valle, Oscar Alberto López, Fernando Toledo y Roque Grillo, respondieron amablemente las siguientes preguntas: 1- ¿En qué está trabajando ahora?. 2- Breve opinión sobre la publicación y lectura de libros en formato digital. 3- ¿La cuarentena lo benefició o no, en el trabajo de escritor?. 4- ¿Cuáles son los 3 libros, que a su entender, deberíamos leer, citando uno regional, otro nacional y uno internacional?

Esto fue lo que nos dijeron.

Rubén Valle

1. Estoy cerrando un libro de poemas (Repuestos de uno mismo) y avanzando con varios proyectos a la vez (son libros a largo plazo que no responden a un proyecto coyuntural sino más bien a temáticas que funcionan con sus propios tiempos y dinámicas).

2. Más allá de que soy de los que aman al libro «clásico», no tengo ningún prurito con los ebooks. Me parecen una alternativa más para la lectura que si sintoniza con los lectores más jóvenes y abre otra ruta para que las obras circulen, bienvenidos sean. Una posibilidad no anula la otra, son complementarias y eso suma.

3. Me benefició porque movilizarse para el trabajo y otras actividades supone un tiempo que, trabajando en casa, pude ganar. El aislamiento obligatorio me permitió una mayor concentración y así poder avanzar en varios borradores e ideas que me rondaban.

4. En el horizonte de los sucesos, de Oscar Guillén;  Fractura, de Andrés Neuman y La biblioteca de los libros rechazados, de David Foenkinos.

Oscar Alberto López

1. Estoy haciendo recopilación de historias y leyendas regionales, especialmente de mi zona. Además incursiono en microcuentos y, lógico, por allí surge un poema…

2. El libro y su lectura digital no me gusta mucho, prefiero tener el objeto entre mis manos, acariciarlo, escuchar el crujido de sus hojas, percibir el olor de sus páginas, dejarlo sobre un lugar y mirarlo y volver a él, esto es quizás porque de niño me acostumbré así, Pero ahora, si se lee digitalmente bienvenido sea, mientras se lea, pero repito el libro es libro impreso, tiene forma, tiene color, tiene cuerpo, tiene peso y acompaña.

3. La cuarentena sí me benefició, leí mucho, releí bastante y eso fue el prólogo para volver a escribir con intensidad y compromiso, además de incursionar en otras artes, como es el caso de hacer fotopoemas y videos adaptados a poemas o relatos.

4. Plateados por la Luna, de Miguel García Urbani; ¿En que creen los que sí creen? de Rodolfo Braceli y El libro de los Abrazos, de Eduardo Galeano.

Fernando Toledo

1. Estoy preparando la edición de un libro que reúne un trabajo de escritura de varios años. Es un conjunto de crónicas (aparecidas en diversos medios) a partir de historias reales, pero escritas casi como cuentos. Una tarea difícil pero fascinante, que busca seguir la estela de periodistas-narradores como Truman Capote o Norman Mailer. El libro se llamará -La ilusión de un gran final-. A la vez, tengo casi listo un libro de poemas y tal vez se confirme la reedición de una de mis novelas.

2. En el planeta actual somos muchos los lectores anfibios, que aprendimos a leer y disfrutamos de la relación con el libro físico, pero que también leemos en esos formatos. Tal vez los nativos digitales no tengan ese privilegio y con suerte traten sólo con libros electrónicos. Hay ventajas objetivas de la lectura en papel y viceversa. Por ahora, un anfibio como yo aún siente una preferencia por el libro en papel, pues me permite no sólo leer, sino también entender.

3. Los perjuicios han sido mucho mayores. Quienes trabajamos con la escritura también diariamente (en mi caso, como periodista gráfico) necesitamos una cesura que nos distancie de esa prosa rutinaria para meternos en la prosa literaria. Son tiempos de enorme esfuerzo y mucho trabajo hoy para gran parte de los periodistas, que quita tiempo para lo demás. En suma, no ha ayudado a la escritura efectiva (más allá de que algo he producido en lo literario). Tal vez sirva a futuro, como inspiración.

4. Zama, de Antonio Di Benedetto; Ficciones, de Jorge Luis Borges y La tierra baldía, de T. S. Eliot.

Roque Grillo

1. Lo de siempre: escribir cuentos muy cortos y, además, analizar trabajos de un certamen para el que he sido designado jurado.

2. La impresión en papel, qué duda cabe, va en camino de desaparecer como ha pasado con los periódicos. Y, más allá de la nostalgia, es más sencillo conseguir lectores nuevos entre los usuarios de la nueva tecnología. En cuanto a la lectura, los aparatos como e-Reader o tablet tienen la posibilidad de agrandar la letra –para los que tienen problemas de visión- o, en casos extremos, de convertir un texto al formato de audio libro. Me gusta, aunque cueste acostumbrarse.

3. Debería haber sido beneficiosa pero la realidad, inmensa proveedora de inspiración, se ha reducido a un tema excluyente y eso, aunque parezca un contrasentido, no es sano.

4. Cuentos para matarte…te, de Emilio Fernández Cordón; Adán Buenosayres, de Leopoldo Marechal y Río Sagrado, de Wilbur Smith.

Salud, pues, por todos los escritores en su día.

Por Roberto Mercado

romercado1962@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *