Montemar 150×150

MARTES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 11ºC
MIÉRCOLES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 27ºC Mínima: 8ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 28ºC Mínima: 11ºC

A partir del mes que viene se  enseñará a catar aceites en los talleres culturales de Rivadavia

A partir del mes que viene se  enseñará a catar aceites en los talleres culturales de Rivadavia

Con la presencia del intendente Miguel Ronco,  en el Área de Educación de la municipalidad de Rivadavia, se ofrecieron detalles de las actividades de  Escuela de Cata de Aceite de Oliva “Enrique Tittarelli”.

Rosa Chiquini, compañera de muchos años de Enrique Tittarelli, es quien está a cargo junto a   Pablo Chiquini y Natalia Orozco,  de la Escuela de Cata, que es única en Mendoza y en el país.

Este es el tercer año que la Escuela enseña a los  niños a diferenciar un buen de un mal aceite, y se anunció que  a mediados del mes entrante, el dictado llegará al taller de actividades con que cuenta el municipio, en el Anexo del Cine Ducal y dentro del marco de  actividades culturales que ofrecerá el municipio.

Se cursará un día por semana, durante un determinado tiempo, dentro del año calendario. Los niños que deseen concurrir, lo podrán hacer desde   los 6 años, previa confección de una hoja de valoración.

niños catadores bb

“Los chicos tienen su paladar virgen y se les graba mas los aromas y sabores”, afirmó Rosa, destacando que también los adultos tendrán su oportunidad del aprendizaje.

El intendente Ronco, se interiorizó acerca de la calidad de los aceites e inclusive llegó a probarlos,  sorprendiéndose de los numerosos niños que concurrieron a la intendencia, mientras le prestaba   atención a sus experiencias, alentándolos en el aprendizaje que –según señaló- “no ocupa lugar”.

El origen de la Escuela

Enrique-Americo-Tittarelli

La Escuela de Cata, lleva el nombre de Enrique Tittarelli, un emprendedor que se afincó junto a sus padres y hermanos en el distrito de La Libertad  y,  desde allí,  proyectó su multifacética personalidad en diferentes rubros, hasta recalar nuevamente en la actividad vitivinícola y olivícola. Falleció en agosto de 2012 y meses después, salió a la luz un libro suyo denominado “La familia Tittarelli y la olivicultura argentina”, en el que sienta las bases literarias de lo que ya había hecho –junto a su familia- desde lo empírico: la olivicultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *