Montemar 150×150

VIERNES: Cálido y algo nublado, vientos moderados del noreste. Inestable hacia la noche. Máxima: 31ºC Mínima: 14ºC
SÁBADO: Nubosidad variable con tormentas aisladas y leve descenso de la temperatura. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC
DOMINGO: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura. precipitaciones aisladas en la mañana, mejorando por la tarde, vientos moderados del sector sur rotando al noreste. Ingreso de frente frío. Máxima: 22ºC Mínima: 15ºC

Alerta productores: aumentó la salinidad 16% en napas de aguas subterráneas del Este

Alerta productores: aumentó la salinidad 16% en napas de aguas subterráneas del Este

El agua es uno de los recursos más preciados para los mendocinos, especialmente para los productores vinculados a la actividad agrícola, quienes dependen del acceso al recurso hídrico para asegurar el rendimiento de sus cultivos.

Los productores de la zona Este recibieron malas noticias en los últimos días a partir de nuevas mediciones realizadas por Irrigación, que indican que la salinidad en las napas de aguas subterráneas de la zona ha aumentado en un 16% con respecto a la última medición, que se había realizado en el año 2007.

En la zona Este rige una restricción para realizar nuevas perforaciones, que se estableció en 1995 y que se viene prorrogando todos los años desde entonces. Esta restricción implica que sólo se pueden reemplazar o arreglar aquellos pozos que se rompen, debido a que la sobreexplotación deteriora notablemente la calidad del agua.

El director de Gestión Hídrica de la provincia, Juan Andrés Pina, explicó que si bien no es un número alto el que muestra la nueva medición, es una clara señal de «un proceso de deterioro que sigue avanzando».

Con respecto a la problemática, Pina recordó que viene de larga data. «En la zona Este más del 80% de las perforaciones que existen son de antes de 1980. En esa época no se realizaban estudios sobre las características y composición del acuífero, por lo cual se realizaban perforaciones de manera indiscriminada con el objetivo de mitigar las crisis hídricas, sin una planificación hídrica adecuada. Se extrajo demasiada agua en algunas zonas, favoreciendo la comunicación vertical entre las distintas capas del acuífero y agravando el problema», explicó.

A la hora de realizar estudios en los distintos acuíferos se miden dos parámetros: calidad y cantidad. La restricción en la zona Este es debido al retroceso en la calidad del agua. En otras zonas la restricción se da por la cantidad, como en el margen derecho del río Mendoza en el Carrizal y el Valle de Uco, donde bajó el nivel del acuífero.

En la zona Este existen 846 pozos, la misma cantidad desde 1995 cuando se efectivizó la restricción para realizar nuevas perforaciones. Los pozos resultan fundamentales para asegurar el rendimiento de los cultivos porque actúan como complemento del agua que le toca a cada productor en el turno de riego correspondiente.

«En toda la zona Este el agua subterránea es bastante importante. Lo que se suele hacer es mezclar el agua de pozo con el agua de turno de riego superficial para disminuir los niveles de contaminación. Pero el aumento de la salinidad suele terminar perjudicando el rendimiento de los cultivos. Por eso hace 20 años no se permiten nuevas perforaciones», añadió el director de Gestión Hídrica.

Consultado sobre si es posible hacer algo para revertir este avance de la salinidad en el acuífero, Pina manifestó que es «muy complicado» y añadió: «Se podría realizar un saneamiento ambiental pero es muy difícil lograr cambios siginificativos en los parámetros. Lo único que podemos hacer es tratar de reducir la extracción, limitando las peforaciones y trabajando con los productores para mejor la eficiencia en el uso conjunto del agua».

Finalmente, Pina explicó que, a medida que mejore la distribución del agua en cuanto al turno de riego superficial, el productor va a tener menor necesidad de extraer agua del pozo. «Se han realizado cursos de capacitación para que los productores mejoren la utilización del agua intrafinca y la ocupen de manera más eficiente. Muchos pozos son viejos, por lo cual estamos tratando de reducir la cantidad de agua que se extrae y la cantidad de energía que se consume. Son acciones que tienden a reducir el impacto del problema», concluyó.

Gentileza MDZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *