Montemar 150×150

SÁBADO: Caluroso y algo nublado, vientos leves del noreste. Máxima: 33ºC Mínima: 20ºC
DOMINGO: Algo nublado con descenso de la temperatura, vientos moderados del sector sur. Inestable en la madrugada con tormentas en los tres oasis productivos. Ingreso de frente sistema frontal. Máxima: 29ºC Mínima: 18ºC
LUNES:Nubosidad variable con ascenso de la temperatura y vientos moderados del noreste. Tormentas aisladas hacia la noche. Máxima: 31ºC Mínima: 20ºC
MARTES: Caluroso con nubosidad variable y ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Tormentas aisladas hacia la noche. Máxima: 34ºC Mínima: 19ºC

Ángel Giménez, fundador de Raíces Huarpes, respecto a los 425 pesos que la municipalidad de San Martín paga por mes a los miembros del Ballet: “Es una limosna”

Ángel Giménez, fundador de Raíces Huarpes, respecto a los 425 pesos que la municipalidad de San Martín paga por mes a los miembros del Ballet: “Es una limosna”

Hoy, el Ballet de Raíces Huarpes no pasa por su mejor momento: se conoció que los bailarines cobran 425 pesos por mes en concepto de beca y algunos de ellos han dejado la actividad o se han marchado. Su fundador, Ángel Giménez, consideró que “no les interesa la cultura, porque no la conocen”. Mientras que la directora de Cultura de la municipalidad de San Martín, Lorena Romero, calificó las críticas como “capciosas o malintencionadas.”

 

Del talento inspirador de Ángel Giménez, hace 40 años nació en Rivadavia la idea de formar una escuela de folclore, llamada de Arte Nativo, que le denominó “Raíces Huarpes”. Durante esas 4 décadas, tuvo un gran crecimiento, llegando a obtener destacados premios a nivel nacional y provincial.

“Raíces Huarpes”, luego migró de Rivadavia a San Martín, quedándose en este departamento con lo que se aguardaba, sería, la imprescindible apoyatura de la Municipalidad de San Martín.

Por la Escuela de Danzas –hoy dirigida por Alberto Giménez (hijo de Ángel)  centenares de alumnos pasaron por la Casa de la Cultura de San Martín, donde todavía ensayan los que han quedado, con la ilusión de proyectarse desde lo artístico. Y de allí surgieron talentosos hombres y mujeres, que ayudaron a su afianzamiento.

Pero a medida que se fueron obteniendo reconocimientos, también fueron surgiendo inconvenientes que hoy le  han llevado a ir perdiendo parte de sus artistas. El motivo es la falta de incentivos o el escaso monto que cobran en calidad de “beca”, por parte de la municipalidad de San Martín.

En la actualidad, cada artista percibe un monto de 425 pesos mensuales, y ese exiguo valor, no es abonado en tiempo y forma: se les ha llegado a adeudar hasta 6 meses y un año, sin que los bailarines percibiesen remuneración alguna.

Si bien en la zona Este no hay cuerpos de ballet pagos, sí en el Gran Mendoza: Godoy Cruz, Luján y Capital, les pagan 6 mil pesos promedio a sus artistas, y les cubren el valor de la indumentaria. En algunos casos, también les aportan dinero para el viaje de sus presentaciones.

Habla el fundador de Raíces Huarpes

Ángel Giménez (77), fundador de Raíces Huarpes, mientras se recupera de una operación en su vista, desde su casa en Rivadavia, sostiene respecto al pago de 425 pesos a los bailarines:

“No puede ser que sea eso. Realmente, se trabajó para sostener el acervo cultural de una provincia. Es un “sueldo” de limosna. No puede ser. Tendrían que darle más posibilidades a los bailarines…ni siquiera tienen una obra social”, reflexionó con amargura.

Ángel Giménez, fundador de Raíces Huarpes

“Quisiera ir más seguido para San Martín, pero ahora que me estoy recuperando voy a ir. Hay otras comunas que les interesa esta actividad. En San Martín, pareciera que no. No les interesa la cultura, porque a lo mejor no la conocen”, expresó con firmeza.

Y continuó enumerando: “Se ha perdido el Encuentro Cultural (Huayñu Infantil) que era un encuentro maravilloso, no era una competencia, y participaba todo el pueblo de San Martín. Eran 3 días de fiesta. Ha hecho cualquier cosa  la municipalidad…  ni siquiera han mantenido este encuentro, que se perdió”, dice sin ahorrar críticas a la gestión de Jorge Giménez.

Y finaliza: “Habría que hacer un movimiento de padres, porque hay que reunir a la familia, para que se interesen por todo esto. Entonces el municipio también se va interesar”, concluyó.

Esto dice la directora de Cultura, Lorena Romero:

La actual directora de Cultura del municipio, Lorena Romero (43), tiene una visión más optimista de la situación. Por eso, respecto a la partida de algunos bailarines de Raíces Huarpes, sostiene que “sucede que se suelen producir recambios. La gente tiene opción de elegir. Eso ha sucedido siempre a lo largo de la historia.  Pero el Ballet sigue funcionando”. Y ejemplificó que en el acto del 9 de Julio, realizado en Palmira, participaron 12 parejas, algunas subidas desde el semillero para cubrir las ausencias de los mayores.

Si bien reconoce que “la beca que persiguen (de 425 pesos) es escasa, pero no es miserable, porque es un reconocimiento que ellos obtienen”.

“Yo gracias a Raíces Huarpes obtuve el Primer Premio Nacional de Danza” y asegura que las críticas que se están haciendo pueden ser “capciosas o malintencionadas”. Y que en la Zona Este «no hay ballet que cobre por bailar».

Lorena Romero, directora de Cultura

La directora, quien reconoce que desde hace 8 años está en la función pública, dice que actualmente se está trabajando para “mejorar la situación de los bailarines, porque estamos trabados por una ordenanza que viene desde la época de Pablo Patti y hoy queremos mejorarla para realizarle una mejora. Para eso trabajamos con la Secretaría de Desarrollo Humano”. Y considera que “antes de fin de año la vamos a tener lista”.

Extraña el motivo citado por la funcionaria, quien también militó en las filas de Raíces Huarpes como bailarina,  toda vez que el intendente Jorge Giménez desde hace años tiene mayoría en el Concejo Deliberante  y –si hubiese existido la voluntad política- hace ya tiempo que podría haberse derogado una ordenanza para darle paso a la otra.

En cuanto a la relación con Cultura de la provincia, expresa:“La provincia se ha juntado en un par de ocasiones con el director del Ballet y lo único que hemos obtenido el pago de alguna actuación para el ballet, pero no hemos firmado ningún convenio”.

El testimonio de dos artistas

Gisela (26), ha dejado de bailar “por cuestiones personales”. Uno de los motivos que la llevó a tomar tal decisión fue el “poco reconocimiento para tanto esfuerzo”. Y sigue: “Se anuncia desde los micrófonos que va a actuar la Escuela Municipal de Danzas, pero lejos estamos de sentirnos representados”.

La joven, quien es  psicóloga recordó que “en las buenas épocas de Raíces Huarpes había un plantel estable de 35 bailarines. Hoy no sé si llegan a la mitad.” Y siguió: “Para concurrir a festivales, peñas y encuentros de folclore, siempre estuvimos librados a nuestra propia suerte, por eso tuvimos que trabajar en la organización de rifas y bingos, para podernos costear los gastos, y hasta pernoctábamos en carpas hasta 15 días, porque nuestros medios no eran los ideales”.

A diferencia de otros bailarines que desde Raíces Huarpes decidieron migrar hacia otras escuelas, donde perciben una mejor remuneración, Gisela dice que “por respeto a Raíces Huarpes, yo no cambiaría de camiseta”, a la par que extraña los  tiempos de ensayos y actuaciones que supo desarrollar casi durante 20 años y lamenta “la ausencia de los profesores que se fueron y que tienen un gran talento y reconocimiento a nivel nacional”.

Gustavo “Pollo” Vergara (39) ingresó a los 6 años a la Escuela de Danzas y a los 12 ingresó al Ballet de Raíces Huarpes. Y si bien continúa realizando su actividad señala que “los bailarines se han ido porque no les alcanzaba lo que la municipalidad (de San Martín) pagaba ni siquiera para el pasaje”. Y justifica la partida de algunos de sus ex compañeros de danza: “Se han ido a otros ballets municipales porque son mejor tratados y reconocidos. Es una verdadera lástima que esté sucediendo todo esto”.

“No les alcanzaban ni siquiera para los pasajes para ir a los ensayos. Ellos no aguantaban más. Había que sacar plata del bolsillo de cada uno. Es una lástima porque se han ido perdiendo bailarines muy buenos y algunos chicos no aguantaron el tema presupuestario”, expresó el artista respecto a sus compañeros que decidieron emigrar.

“Un par de botas hoy sale 5 o 6 mil pesos y esto se cubre con el bolsillo de cada uno. Es un hobby porque nadie puede sostenerse con 425 pesos”, reflexionó.

Respecto a las penurias que sufren con el atraso de la beca, subraya: “Hay que andar rogando para que saquen los pagos y los funcionarios dicen que este es el ballet estable, pero está lejos de ser un ballet con dignidad, como debería ser”, finaliza.

 

Fotos: Municipalidad de San Martín – Facebook – Gobierno de Mendoza

 

3 Comentarios

  1. emanuel

    Hace dos meses que deje de bailar en el ballet RAICES HUARPES le brinde 20 años a esta escuela y estoy orgulloso de todos los logros que obtuve en la misma .
    El gobierno de san martin nunca nos brindo nada solo una miserable beca……. y si el ballet en estos momentos se esta perdiendo es por la mala gestión de cultura del departamento. .. igual el ballet siempre salio adelante gracias a el esfuezo de los padres y de todos los bailarines que dia a dia le ponen el pecho a esta situación

    Reply
  2. Gabriela

    Que pena me dá, yo comencé a bailar allá por el año 1985, en la galería La República, hace muchos años, pasamos por muchos lugares en nuestros ensayos y nuestras presentaciones pero siempre con el esfuerzo de nuestros padres y las comisiones que se formaban en ese entonces para solventar algunos gastos y el resto era el trabajo en conjunto que hacíamos, bailarines,padres y profesor, hasta alguno de los trenes nos los confeccionamos nosotros, pero en grupo todos juntos, que lindos recuerdos………… El festival anual, lo que se trabajaba para tal evento y con toda la felicidad e incógnita de quién venía a participar, cuantas cosas para recordar……….. Y hoy al ver cómo dejan que se derrumbe el Ballet que hizo brillar a San Martín con luz propia, no hay derecho. La gente que está al frente de esa gran escuela de danza y bailarines merecen un sueldo digno.Entonces la directora de cultura del municipio debería ser un poco más condesendiente con la actividad que la ayudo y llevó a ocupar el cargo en el que está hoy.

    Reply
  3. Pingback: Ángel Giménez: “Agradezco a todos que este homenaje haya sido en vida” | Tiempo del Este

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *