Montemar 150×150

DOMINGO: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura. precipitaciones aisladas en la mañana, mejorando por la tarde, vientos moderados del sector sur rotando al noreste. Ingreso de frente frío. Máxima: 22ºC Mínima: 15ºC

Armando Tejada Gómez y su homenaje a los trabajadores golondrinas

Armando Tejada Gómez  y su homenaje a los trabajadores golondrinas

 

En este 1º de mayo queremos homenajear a los trabajadores, en particular a los obreros golondrinas

 

El primero de mayo trae consigo la celebración del elemento fundamental de la dignidad humana, el trabajo.

En esta oportunidad hemos elegido dos inmensos poemas de Armando Tejada Gómez (1929-1992),  dedicados a los obreros golondrinas y a los que logran su sustento a través de las changas, de la obra Los Oficios del Pedro Changa.

LOS OFICIOS DEL PEDRO CHANGA

No hace falta agregar nada más, solo desear un feliz día a los que lo tienen y una esperanza apretada en un abrazo para los que bregan por alcanzarlo.

 

Espera del Pedro Changa

Armando Tejada Gómez

Obreros golondrinas

Lo soñaron jinete, carpintero, capitán de las lluvias del verano. De niño lo querían de oro nuevo, minero del salar, sabio artesano. Porque las madres juegan a la espiga, húmeda sus canciones de milagro, rodeando a sus niños de luciérnagas en la tierna bandera del regazo. Si a uno le diera por tocar la pulpa, lo más sobrellevado de los años, haría fondo al fondo del anhelo que el Pedro Changa se quedó esperando. Con ese modo suyo de ir haciendo cigarrillos y estibas de cansancio hasta ponerse de humo y ser espeso como el pájaro oscuro del tabaco.
No vale recordar lo adolescente, lo que fue atravesar cañaverales gimiéndose la luna que gemía ceñida por la noche palpitante, silbándose el vigor, lo mujeriego, cantándose lo joven de la carne. No vale recordar cómo es que muere la verde brujería de la llama gastada por lo pobre y sin caminos que le gastó la fuerza al Pedro Changa. Fue a La Pampa en enero porque el trigo había puesto de oro la distancia y en marzo fue subiendo hasta las uvas que el sol de Cuyo preña de tonadas. Después entró al maíz, Santa Fe arriba desgranándole dientes sin ganancias cuando mayo tenía ya los ojos amanecidos de violenta escarcha. Julio lo vio trepar sobre los trenes hacia el azúcar agrio de la zafra y volverse algodón todo septiembre con el Chaco colgado a las espaldas.
Caminos de jornal ha andado el Pedro por todos los caminos de la patria para volver al fin ya sospechando que hay algo en todo esto que no anda por más que él ponga el hombro y que sus manos le hayan quedado anchas como el mapa… La desocupación junta a los hombres en la aurora trizada de la calle. Los ordena de gris, los alinea con una misma espina atravesada. Cada uno está solo con los otros buscándose cigarros y palabras mientras se cuentan hijos y decesos y pormenores de la mala pata. Entonces se le ve la traza al Pedro que se fuma hasta el pucho la esperanza apoyado en los hombros del silencio y buscando salidas a sus ganas.

  ARMANDO TEJADA GÓMEZ

PEÓN GOLONDRINA
milonga

Armando Tejada Gómez -Música: Eduardo Gómez

 

De verme cruzar los cielos
me llaman peón golondrina,
voy de región en región
siguiendo el rastro del clima.

 

Vendimiador en Mendoza,
hachador en las hachadas,
bracero por los obrajes
y hasta zafrero en la zafra.

 

Ahijuna suerte de pobre
andar de peón golondrina,
si entre llegar y partir
se me va yendo la vida.

 

Donde hay trabajo hago sombra
donde hay cosecha me quedo.
Yo debo andar cielo y tierra
igual que siembra al voleo.

 

Qué ganas de echar raíces
para tener algún día
mujer y rancho de noche
y un sueño niño de día.

 

Ahijuna suerte de pobre
andar de peón golondrina,
si entre llegar y partir
se me va yendo la vida.

 

Por Roberto Mercado

romercado1962@yahoo.com.ar

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *