Montemar 150×150

MARTES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 24ºC Mínima: 9ºC
MIÉRCOLES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 27ºC Mínima: 8ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 28ºC Mínima: 11ºC

Así reflejan los medios nacionales la crisis financiera de Mendoza

«La crisis financiera de Mendoza golpea a los intendentes y peligra el pago de sueldos», bajo este título el respetado medio La Política Online, analiza la crisis financiera de Mendoza, las andanzas del gobernador Francisco Pérez, la preocupación de los intendentes y del gobernador electo Alfredo Cornejo.

La crisis financiera que vive Mendoza que ha derivado en que por segundo mes consecutivo Francisco “Paco” Pérez no haya podido hacer frente a los sueldos en tiempo y forma, ya golpea a los intendentes que comenzaron a puentear al gobernador saliente y pidieron auxilio a la Rosada.

 

La situación financiera del Estado mendocino es muy grave. Ya van dos meses que Paco debe pagar los sueldos de los empleados públicos en forma escalonada. Pero además, hace al menos tres meses que no gira a los municipios lo que les corresponde por coparticipación provincial, la cual se compone en buena medida por fondos de la coparticipación federal.

Mendoza tiene un déficit calculado a fin de año de unos 6.000 millones de pesos y ese rojo es aliviado por adelantos de coparticipación y autorización del Banco Nación para girar en descubierto.

Según los radicales, que tomarán el mando el 10 de diciembre, Paco intentará llegar a ese mes “sin que se le incendie la provincia, pero nos dará un Estado casi quebrado”, según Néstor Parés, uno de los referentes radicales en la Legislatura.

El gobernador electo, Alfredo Cornejo, se prepara para asumir con el pago del aguinaldo encima, y el pago del sueldo de diciembre. Es por eso que estuvo una semana en Estados Unidos intentando obtener financiamiento externo, y apostando a una administración nacional que le tire un salvavidas para poder capear la crisis que le dejará Paco.

Bronca de los intendentes

El que estalló y advirtió no ser el único en serios problemas, fue el azul cacique de Lavalle, Roberto Righi. El intendente aclaró que si la Provincia no le envía lo que le debe (unos 10 millones de pesos), los sueldos de noviembre no los podrá cancelar.

Al mismo tiempo, Righi se encargó de dejar en claro que el reclamo es a Paco Pérez, “ya que la Nación está al día, de eso no tenemos dudas”, dijo.

El malestar con Pérez no es nuevo. Desde al menos mitad de año, que el déficit mensual de la Provincia comenzó a complicar las finanzar públicas, el pago a proveedores y las obras. Pero la crisis se hizo palpable cuando Paco no pudo hacer frente en tiempo y forma a los haberes de setiembre. De ahí en más, los departamentos también comenzaron a tener problemas.

Además de Lavalle, que por ahora sólo advierte, Luján de Cuyo, gobernador por el peronismo, también ha tenido serios inconvenientes. Los demás, por el momento, sólo han reclamado deudas de la Provincia, como es el caso de Capital, al que Pérez le debe más de 20 millones de pesos.

Con este contexto, intendente azules han optado por ir personalmente a la Casa Rosada a intentar obtener algún rescate, puenteando a Pérez, a quien en privado ya no reconocen como autoridad y al que acusan de todos los males, tanto políticos, como institucionales y financieros de Mendoza.

Se espera que intendente azules y el presidente de la Cámara de Diputados local, el también azul Jorge Tanús, puedan tener algunas entrevistas en Buenos Aires, por gestiones de la diputada nacional y senadora electa Anabel Fernández Sagasti, de La Cámpora.

Superpoderes

En este contexto, diputados radicales han planteado un proyecto de ley para que el gobernador electo, Alfredo Cornejo, tenga superpoderes.

Entre otras cuestiones, de aprobarse la propuesta, el gobierno radical entrante podrá contratar o comprar sin licitar por un periodo de tres años. Por otro lado, contempla la posibilidad de pagarle a los proveedores del Estado con un bono.

El legislador Parés salió a explicar el proyecto, aunque dejó abierta la posibilidad a modificaciones.

“Es una idea que planteamos, pero podemos negociar”, dijo, y admitió que el plazo podría ser modificado. Al mismo tiempo, acusó al gobierno saliente de Paco Pérez de dejar un “verdadero descalabro financiero”, y por eso mismo justificó “las medidas extraordinarias que deberemos tomar”.

Mientras, el oficialismo admitió que le sorprendió el proyecto, aunque aclaró que antes de tomar una postura, deberá estudiarlo en profundidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *