Montemar 150×150

MARTES: Caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Inestable hacia la noche el sur provincial. Máxima: 35ºC Mínima: 18ºC
MIÉRCOLES: Caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 35ºC Mínima: 20ºC
JUEVES: Caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 36ºC Mínima: 21ºC

Atenti padres: no chequeen tanto sus teléfonos frente a sus hijos

Atenti padres: no chequeen tanto sus teléfonos frente a sus hijos

Los especialistas afirman que esta conducta repetitiva afecta la salud mental y las tareas escolares de los menores.

Los niños están absorbiendo y emulando la obsesión por la tecnología a partir del comportamiento de los padres con la misma, y esto está empezando a afectar la salud mental y las tareas escolares de los más chicos.

El especialista en educación de la salud infantil, Dr. Aric Sigman, dijo que las madres y los padres deben actuar como buenos modelos a seguir para los jóvenes propiciando las “cenas libres de pantallas» y no permitir que la tecnología «ampute» las conversaciones familiares.

El Dr. Sigman, un miembro de la Sociedad Real de Medicina, cree que las áreas de la vida familiar deben ser protegidas de las “intrusiones de las pantallas de entretenimiento”.

El especialista agregó también que los padres deben recortar a sus hijos el «excesivo» tiempo de recreo con pantallas, fuera de la escuela, a no más de dos horas al día, nivel recomendado por los organismos de salud de todo el mundo.

Deben intervenir porque «el mal uso de pantallas en el hogar puede tener un impacto en la salud mental», algo que evidentemente se convierte luego en un tema candente para la escuela.

Sigman dijo que los padres deben dar a sus hijos el «don de aburrimiento», ya que les enseña a entretenerse a sí mismos.“Es una muy buena lección”.

«Los directores de escuela deben hablar sobre el modelado del papel de los padres … Los padres deben mirar su propio uso y cuánto lo hacen delante de sus hijos y establecer un buen ejemplo», dijo el Dr. Sigman.

Y agregó: «Ellos necesitan disciplinarse para no permitir que las conversaciones de la familia sean interrumpidas y amputadas. Debido a que esto envía un mensaje a los niños que lo más importante en el hogar es mirar a una pantalla, incluso si alguien quiere hablarle”.

Las familias también deben tener “cenas libres de pantallas”, donde todo es puesto en una canasta de tecnología y apagado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *