Montemar 150×150

JUEVES: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Ingreso de frente frío.
Máxima: 26ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Parcialmente nublado e inestable con lluvias aisladas, descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 24ºC Mínima: 10ºC
SÁBADO: Nubosidad variable e inestable, zonda en precordillera. Máxima: 28ºC Mínima: 12ºC

EDESTE lidera un proyecto nacional que busca recuperar los bosques nativos en el sur provincial

EDESTE lidera un proyecto nacional que busca recuperar los bosques nativos en el sur provincial

En una estancia de Monte Comán (departamento de San Rafael) que fue arrasada por el fuego en enero pasado, se llevó a cabo en Mendoza el lanzamiento del Plan Nacional de Restauración de los Bosques Nativos, acción motorizada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, y de la que participaron distintas entidades e instituciones interesadas.

Con la experiencia del Plan de Forestación Rural que EDESTE lanzó el año pasado y  en el que realizó una plantación de especies nativas cercana a los 14 mil ejemplares en distintos puntos de la Zona Este y el sur mendocino, el gobierno nacional confió el emprendimiento a la empresa con base en San Martín, para sembrar especies nativas en espacios devastados por los incendios.

En la Estancia San Eduardo, 35 kilómetros al noreste de Monte Comán, ante autoridades de Coprosamen, Facultad de Ciencias Agrarias, Cricyt, Vialidad Provincial, Defensa Civil, Inta, Iadiza y productores de la zona, se llevó a cabo el lanzamiento del programa que busca mitigar la pérdida de entre 2017 y 2018, de 200 mil hectáreas de bosque nativo, el diez por ciento del total con que cuenta Mendoza, de acuerdo a datos que surgen  del último ordenamiento territorial que tuvo la provincia. Otros campos afectados por los incendios, también se verán beneficiados por la iniciativa.

Mariano Cony (57), es ingeniero agrónomo y presidente la Fundación Cricyt (Centro Regional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas):  “Desde hace más de 20 años que venimos trabajando en proyectos de reparación de zonas áridas degradas y restauración de bosque. Tenemos experiencias científicas y empíricas, varias de ellas publicadas”.

Mariano Cony (izquierda) se refirió al estado de los bosques nativos

Aseguró que “con los apoyos del gobierno nacional y provincial se está intentando llevar esa reparación a gran escala, y el sector ganadero es un actor fundamental, porque si bien degrada el bosque al consumir pasturas, pero si el ganadero interpreta que el bosque es beneficioso para su emprendimiento, se podrá realizar un trabajo en conjunto, porque una gran coincidencia entre las áreas del sector ganadero y los grandes bosques”.

La Nación invertirá en una primera etapa treinta millones de pesos en la restauración de los bosques nativos. Mendoza recibirá unos 7 millones de pesos para implementar a través de EDESTE, INTA-Junín y Cricyt.

Así lo confirmó María José del Bo y Federico Altirio,  son técnicos que fueron parte del lanzamiento y afirmaron que “esta restauración es incipiente, el programa es a largo plazo y ojalá se vaya consolidando en el tiempo”.

Federico Altirio, Julio Anconetani y María José del Bo

“La Ley de Bosques Nativos 26361 ha ido avanzando en el ordenamiento territorial en estos tópicos y se busca acompañar, aunque los recursos dependen de las provincias. Y cada provincia tiene su particularidad y la deforestación es una situación que se está atendiendo”, destacó la integrante del programa.

El presidente de EDESTE, Fernando Formento resaltó que “nosotros participamos con un proyecto para hacer un monte compacto y buscamos sobre los bosques quemados replantar para recomponer el hábitat que ya existía; la forma más rápida y eficiente era un bosque compacto y  durante 7 hectáreas a una razón de 200 plantas por hectárea”.

Fernando Formento, presidente de la empresa EDESTE

Pero el proyecto de EDESTE vino acompañado de la propuesta “de hacer el riego mediante el sistema de goteo durante los dos primeros años, y luego de que la planta se pueda autoabastecer,  plantar en el lugar otro volumen equivalente, desplazando el sistema de riego a las nuevas especies”.

“Acá se va a plantar 400 plantas por hectárea, porque se pretende recomponer un hábitat que sirva para que le brinde sombra al ganado y un lugar propio. Este es un proyecto superador a otros, que sugieren 60 plantas por hectárea”, confió.

La distribuidora eléctrica del Este mendocino, buscará recuperar los bosques nativos en el sur provincial

El titular de la distribuidora eléctrica, aseguró que “esto no le genera a EDESTE un rédito comercial y tampoco es nuestro negocio, Pero nosotros vamos a hacer un balance dentro de un año sobre esta incursión nuestra”.

“Nosotros estimamos que nuestro recupero no superará el 30 % del costo del proyecto, que a nosotros nos cuesta unos 25 dólares por cada ejemplar”, puntualizó Formento.

La empresa eléctrica cuenta con el material genético original y  viveristas de la zona sur, que están produciendo unas 20 mil plantas por año. Además de esos ejemplares, que no son fáciles de conseguir, el resto de los que vayan a ejecutar estos proyectos deberá iniciar su propio camino.

De los 980 oasis electrificados, ya hay 900 que han sido beneficiados con el plan de Forestación Rural lanzado por EDESTE en 2017 y cuyo requerimiento ha provenido de clubes barriales, centros comunitarios, escuelas, puestos y casos, zonas suburbanas y que se ha extendido a rutas nacionales y provinciales.

Julio Anconetani, otro de los impulsores del proyecto rescató que “hemos tenido el apoyo incondicional de las autoridades de la empresa EDESTE y ahora estamos participando en este Programa Nacional que busca mitigar las terribles consecuencias que generó el incendio (de diciembre 2017 y 2018) para el bosque nativo. Vamos a volcar toda nuestra experiencia para que acá en Monte Comán, se puedan ver algunos resultados en el corto plazo”.

Horacio Sarsotti (66) es presidente de COSPAC, la Cooperativa Bowen Limitada y recordó que “esto nació por la idea de Alberto Granata (directivo de EDESTE), a través del sistema de Responsabilidad Social Empresaria para el plan de Forestación Rural que aplicó la empresa y ahora surgió esta oportunidad de recuperar los bosques nativos destruidos por los incendios. Nosotros tenemos un vivero en Bowen que abastecemos de ejemplares traídos de la zona de Talampaya (La Rioja). Hasta la fecha ya hemos entregado 27 mil ejemplares. Hoy estamos en esta estancia plantando 400 ejemplares por hectárea (son 4 hectáreas) destinadas a ello”.

José Cabral, titular de San Eduardo y Horacio Sarsotti, presidente de COSPAC

Marcelo Montoya, titular del Coprosamen (Comisión Provincial de Sanidad Animal Mendoza) donó un pluviómetro para dotar de una herramienta técnica al lugar y puso en valor esta iniciativa que busca “recuperar algo tan importante para el ecosistema como los bosques nativos y dotar de sombra al ganado”.

Alberto Granata y Marcelo Montoya (ambos al centro) en un pasaje del lanzamiento del Plan Nacional de Restauración de Bosques

Por su parte, José Manuel Cabral (43), recordó el incendio en el que “tuvimos que lucharla durante diez días seguidos”. Y calificó como “una muy buena iniciativa para recuperar los bosques nativos, acá se quemaron algarrobos que tenían 400 años de vida. Esto es de común acuerdo entre empresa-productores y se comparten de algún modo los costos de la inversión”.

“En realidad se sabe que una planta de algarrobo no es como una planta de maceta y acá para que veamos un algarrobo en plenitud deberá aguardarse unos 20 años, por lo que este es un plan a largo plazo”, completó Cabral, quien es titular de la Estancia San Eduardo, en la que se perdieron –además del bosque nativo- 400 cabras en los días aciagos del incendio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *