Montemar 150×150

JUEVES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 25ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC
SÁBADO: Nubosidad variable con tormentas aisladas y leve descenso de la temperatura. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC

Editorial: El tiempo independentista y la utopía de la liberación

Editorial: El tiempo independentista y la utopía de la liberación

Fue el tiempo independentista de julio de 1816, acicateado por congresales que concurrieron al Congreso General Constituyente con más dudas que certezas, un primer paso decisivo en la construcción de la Patria.

A esos representantes de las provincias, no los amedrentó el triunfo realista en Huaqui, Vilcapugio o Ayohúma, ni la fortaleza que España habían sustentado en el Alto Perú, con el marcado propósito de invadir el territorio de Argentina.

La situación interna tampoco era de las más calmas, puesto que una revolución –el 15 de abril de 2015-  puso fin al gobierno unitario de Carlos María de Alvear, exigiendo los ganadores la convocatoria de un Congreso General Constituyente, con una presidencia que sería rotativa y debía cambiar cada mes.

El Congreso de Tucumán comenzó a sesionar el 24 de marzo de 1816 con 33 diputados. Varias provincias no enviaron representantes por diversos motivos. De acuerdo a lo que habían decidido, la presidencia del Congreso era rotativa y debía cambiar cada mes.

Los congresales decidieron nombrar un Director Supremo para las Provincias Unidas del Río de la Plata, recayendo tal decisión en el diputado General Juan Martín de Pueyrredón. De inmediato llegaría el debate respecto a las atribuciones y poder interno que sustentaría, como así también tomar decisiones en políticas internacionales y nacionales. Esto dice la historia.

Pero el hoy empuja a buscar con decisión a los argentinos el  desafío de la reconciliación y el crecimiento,  por una sociedad más justa.  No es este un buen contexto, hecho que ha sido casi un denominador común en la vida del país.  Por eso cobra importancia el sentido de la oportunidad, para hacer primar la racionalidad por sobre los pensamientos refractarios, dando paso a la unidad nacional, al sentido de la patria, por sobre todas las cosas.

Bandera. Todos juntos
En homenaje a aquellos revolucionarios de Tucumán, es que Tiempo del Este aparece con una Edición Especial, absolutamente dedicada al Bicentenario de la Independencia Argentina, con un material inédito, preparado especialmente para un público heterogéneo, en el que los especialistas que abordan distintas tópicos de la Declaración de la Independencia, desarrollan sus ideas y certezas, fruto del conocimiento y las investigaciones realizadas,  con la seriedad que merece la conmemoración.

Por aquel tiempo independentista, por aquella utopía de la liberación que buscamos replicar en el ser de cada día, es que pronunciamos con fervor desde estas páginas: ¡Viva la Patria!

Jorge R. Barrionuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *