Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Tiempo bueno, cielo algo nublado, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 27ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC

El «brexit» inglés podría crear oportunidades para los vinos argentinos

El «brexit» inglés podría crear oportunidades para los vinos argentinos

Por Gaspar Lobato Grinberg *

 

La separación del Reino Unido de la Unión Europea ha generado un tumulto económico global y dudas en nuestro país. Mientras esta situación afecta a corto plazo las exportaciones, Argentina podría aprovechar esta crisis para crecer en un mediano y largo plazo.

Después del inesperado resultado del referéndum en el Reino Unido, la gran mayoría de los medios de comunicación se refieren a esta situación como un desastre comercial para el Reino Unido, Europa, y para los mercados globales en general.

Estoy de acuerdo con varios de los motivos que influenciaron a mucha gente a votar por el ‘Si’, como los actos terroristas que se han convertido en hechos demasiado frecuentes y una inmigración a gran escala que crea culturas separadas en un mismo territorio. Pero estas situaciones no son únicas al Reino Unido, son situaciones compartidas por la mayoría del resto de los países de la Unión.

Estas complejas situaciones son difíciles de afrontar, pero la solución no es separarse y que se salve quien pueda, son asuntos compartidos que tienen que ser resueltos entre todos los países involucrados. Por eso pienso que el Brexit fue un paso en falso, y espero que despierte más aún el saber que lo ganado hasta ahora no está construido en piedra y que entre todos tenemos que mantener los logros y no dejarnos influenciar por los falsos miedos de ‘cataclismos inminentes’ que no llevan a ningún otro lado que para atrás.

Situación económica actual

Tan solo dos días después del Brexit, el aire se respira con incertidumbre y nadie tiene la certeza de los efectos que esta separación va a ocasionar. En esta ocasión los expertos en los medios de comunicación utilizan especulaciones para definir los posibles escenarios a futuro. Mi tesis para este artículo de opinión está basada en el supuesto caso de que la economía británica no entre en recesión y que el Brexit no produzca una caída pronunciada del PBI. También me baso en el supuesto caso de que las tasas de importación negociadas con la Unión Europea sean las mismas que las tasas aplicadas a las importaciones argentinas.

La palabra ‘crisis’ en chino está compuesta por dos caracteres, uno que significa peligro y otro que significa oportunidad. Aunque lo negativo muchas veces encandila, en toda crisis económica hay oportunidades, con ganadores y perdedores. La mayoría de los perdedores del Brexit podemos coincidir que están en Europa, tanto el Reino Unido como la Unión Europea, y también se suman los mercados que mantienen relaciones comerciales con el Reino Unido, como Argentina, ya que la incertidumbre económica afecta a todas las operaciones comerciales en un corto plazo.

Oportunidades para la industria

En el caso de Argentina, al igual que otros países, las tasas de importación impuestas por el Reino Unido no serán afectadas. Esta situación propone oportunidades a mediano y largo plazo. Pero antes es necesario entender el presente comercial británico.

En promedio, 52.5% de los vinos importados por el Reino Unido provienen de la Unión Europea, mientras que el 2.5% de las importaciones provienen de Argentina. Hasta el pasado 23 de Junio (y mientras las negociaciones continúen), los vinos provenientes de la Unión Europea mantenían una ventaja competitiva con respecto a los vinos provenientes de Argentina. Los vinos de países productores como España, Francia e Italia se beneficiaban del característico libre comercio entre los Estados miembros del Mercado Común europeo. Esto generaba que los vinos argentinos a comparación de los europeos sean menos competitivos desde un punto de vista económico.

A partir de esta separación, los vinos provenientes de la Unión Europea serían (en suposición) tratados con la misma vara que con los vinos argentinos. Esto generaría una competitividad equitativa, lo que significa que varios de los costos de importación serían iguales para un Sangiovese o Prosecco italiano, que como para un Malbec o Bonarda argentino.

Ya que la Unión Europea cuenta en promedio con un 52.5% del mercado británico y argentina con un 2.5%, esto supone que Europa tiene mucho por perder mientras que Argentina tiene mucho por ganar. Las bodegas argentinas deberían analizar la situación actual e invertir en una campaña comercial para avanzar lo más posible en los futuros espacios debilitados, hoy ocupados por vinos europeos.

Sería necesario seguir de cerca las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea, y prepararse para incrementar las cuotas de mercado con productos más competitivos en los comercios británicos. Las bodegas que estén interesadas deberán estar informadas sobre los cambios económicos del Reino Unido, y mantener contacto con importadores, distribuidores y comercios para ser los primeros en luchar por mayores ventas en un mercado global competitivo que continua en constante cambio.

 

*Graduado en Francia con una licenciatura en Comercio Internacional y, previo haber estudiado en Nueva York, Gaspar hoy se desempeña como periodista e investigador de mercado para la industria vitivinícola en Europa.

(Gentileza ARN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *