Montemar 150×150

JUEVES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 25ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC
SÁBADO: Nubosidad variable con tormentas aisladas y leve descenso de la temperatura. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC

El gobierno busca mejorar los lugares de detención. Ya trasladaron la Alcaidía de Junín

El ministro de Seguridad Gianni Venier resaltó la voluntad de la actual gestión para que los detenidos en las cárceles provinciales vivan en condiciones dignas. Afirmó que se avanza en distintas estrategias y que una de ellas permitió solucionar en pocas horas el problema de la Alcaidía de Junín, que llevaba dos décadas irresuelto.

“Este es un problema no sólo de la Corte Suprema y del Poder Ejecutivo, es un problema de toda la sociedad. Hay muchos más actores políticos y sociales que tienen que ayudarnos a tomar una medida que resuelva esto de forma definitiva”, fue el primer concepto del ministro de Seguridad sobre la situación de las cárceles en Mendoza.

El funcionario reconoció: “Somos una provincia observada por un sistema interamericano de derechos. Nos miran desde esa perspectiva y tenemos que resolverlo fundamentalmente para dar cumplimiento a lo que dice la Constitución: que las cárceles no serán para castigo sino para seguridad de los que se encuentran en ella”.

El ministro de Seguridad indicó: “No somos la peor provincia del país en este sentido, pero sí somos una provincia donde se ha puesto el ojo y queremos que se termine de una vez por todas con cualquier carencia”.

Gianni Vennier enfatizó diciendo que “el Gobierno busca dar soluciones concretas para el sistema penitenciario. Queremos que esas 4 mil personas que tenemos detenidas tengan buenas condiciones”.

Recordemos que el 10% de las personas privadas de la libertad corresponden a la órbita judicial de la Nación. “Estamos esperando que construyan la cárcel –sostuvo el ministro–, pero queremos involucrarnos activamente e involucrarnos en otras áreas geográficas de la provincia”.

Venier sostuvo que un buen sistema penitenciario debe asegurar una baja reincidencia criminal y eso redunda en seguridad a largo plazo. Incluso adelantó que se están dando muestras de una mejoría en ese aspecto: “Hace diez días resolvimos un problema de lo que se llamaba la Alcaidía de Junín. Luego de 20 años de no saber qué hacer con los condenados, lo resolvimos en una sola mañana”.

Uno de los puntos centrales de lo referido por el titular de la cartera de Seguridad es la voluntad de los funcionarios de “avanzar con gestión; nos falta más dinero, por eso estamos yendo a la Legislatura a pedir por la Ley de Emergencia y queremos que se sumen todas las demás áreas del Estado”.

 

Cierra sus puertas la alcaidía de Junín

 

Luego de casi dos décadas de reclamo, el lugar de detención temporal de adultos en plena ciudad dejó de funcionar. Solo queda allí la comisaría del Menor. Funcionó de manera irregular.

Alcaidía

Los reclamos de los vecinos finalmente dieron resultado y después de casi 20 años, cierra sus puertas este viernes 1° de abril la alcaidía de Junín, que desde los 90 funciona detrás de la comisaría 19, en un edificio al que se accede por un portón y que comparte de manera irregular con la comisaría del Menor.

El anuncio fue realizado esta semana por el comisario distrital Eduardo Impellizzieri quien subrayó que “terminamos así con una situación irregular que se vivía en ese lugar, donde si bien ocupaban en celdas separadas, convivían mayores y menores bajo un mismo techo, algo que no está permitido por ley”.

El acuerdo se logró gracias a una serie de charlas y reuniones entre el Poder Judicial y la Distrital de policía y así, en los últimos días se realizó el traslado de los presos mayores que allí detenidos. “Desde el 1° de abril la alcaidía no funciona más y solo quedará allí la comisaría del Menor. El personal que hoy atiende esas dependencias seguirá trabajando pero abocado solo al tema de los menores”, explicó Impellizzieri.

Cuentan los registros de la municipalidad de Junín que la alcaidía se remonta a los años 90, cuando el ex intendente Dante Pellegrini acordó con la provincia, instalar en los fondos de la comisaría 19, una comisaría para alojar a menores de edad. Así ocurrió, pero al poco tiempo se le sumó una alcaidía para alojar a mayores, varones y mujeres, que ha llegado a tener hasta 30 detenidos.

Esa alcaidía está a una cuadra de la comuna y a solo dos de una escuela primaria, en plena ciudad de Junín y custodiada generalmente por poco personal, incluso por un solo efectivo en más de una oportunidad. “El tema de la seguridad era también una gran preocupación, ya que los familiares de los detenidos solían acampar en las veredas a la espera del horario de visita y esto generaba roces y alguna discusión con los vecinos”, explicaron desde la distrital.

En todos estos años, la alcaidía sirvió para alojar temporalmente, a los presos que debían ser llevados a juicio en los tribunales de San Martín; además, el lugar servía para alojar a los detenidos imputados que debían concurrir a las fiscalías de la región y que no eran trasladados al penal provincial.

Sin embargo y pese a que durante casi 20 años hubo fiscalía en Junín, la verdad es que el edificio nunca estuvo habilitado, precisamente porque la ley no permite que convivan bajo el mismo techo mayores y menores detenidos.

El Concejo Deliberante de Junín trató el tema en su momento y hasta autorizó al intendente a clausurar las instalaciones, cosa que no llegó a ocurrir pese a que la ordenanza llevaba el respaldo de centenares de firmas de los vecinos. Incluso más, el lugar fue refaccionado hace pocos meses con la idea de mejorar las condiciones de detención, una obra que daba a entender que lejos de cerrarse, la alcaidía se fortalecía como edificio.

Finalmente, con el cambio de gobierno también hubo un cambio de actitud y desde los distintos sectores se apoyó la idea de cerrar la alcaidía, asunto que finalmente se acordó. “Todos los presos mayores que allí estaban alojados van ahora al penal y si por alguna situación se los requiere en la región deben ser trasladados desde allá, eso es lo que se ha acordado”, agregó Impellizzieri y cerró: “Posiblemente eso implique mayores gastos para el Poder Judicial, pero traerá más tranquilidad y seguridad a la ciudad de Junín”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *