Montemar 150×150

MARTES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Tormentas aisladas durante la noche. Precipitaciones en cordillera. Ingreso de frente frío. Máxima: 25ºC Mínima: 12ºC
MIÉRCOLES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos del sector sur rotando al noreste. Máxima: 21ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 23ºC Mínima: 9ºC

El grupo Renacer y su silencioso trabajo para atenuar el dolor de los hijos ausentes.

El grupo Renacer y su silencioso trabajo para atenuar el dolor de los hijos ausentes.

“Porque cuando alguien se nos adelanta, decimos “se fue al cielo”.

Porque necesitamos seguir siendo su brisa, sus ráfagas, sus tornados y sus brisas de nuevo, porque tienen la pureza de las nubes, la belleza de un atardecer, la inmensidad del azul, la luz del sol.

Porque necesitamos depositar nuestras esperanzas en alguien, y muchas veces, ese alguien está allá arriba. Porqué ahora tenemos un ángel que nos cuida y porque cada vez que miremos el cielo, honraremos los instantes que compartimos juntos, aquí en la tierra.

Hijos, siempre serán nuestra luz y nuestra guía”.

Renacer 1 aa bb ccCon esas palabras, el grupo Renacer de San Martín, Mendoza, pero que es abarcativo de toda la zona Este, realizó el último domingo una emotiva suelta de globos en el patio del Polideportivo Torito Rodríguez, recordando a sus familiares.

Grupo de ayuda mutua

¿Qué es el grupo Renacer? Es un grupo de ayuda mutua que se formó en Córdoba hace 14 años  para que los padres enfrenten la muerte de sus hijos. Fue creado por Alicia y Gustavo Berti hace 28 años, como terapia para superar el fallecimiento de su hijo Nicolás. “Renacer,   nació  para que otros padres sufrieran menos que quienes habían comenzado. Llevado a cabo de esta manera la misión se convierte en un imperativo moral a nivel personal y ético a nivel grupal”.

El matrimonio Berti, se inspiró en el modelo de logoterapia de Víctor Frankl, fundador de la tercera escuela vienesa de psicoterapia (las otras son las de Freud y Adler), y hoy Renacer se ha extendido no solo por todo el país, sino también por numerosos países del mundo.

Padres, madres y hermanos, se encontraron en el salón del poli del barrio San Pedro, para compartir un almuerzo donde había tortas con las fotos y otra mesa con fotos y objetos de los hijos ausentes.

Estos  padres realizan desde hace tiempo actividades, que tienen un absoluto componente solidario: juntar ropa y mercaderías, para entregárselas a quienes las necesitan. Hoy están entusiasmados con “La plaza del Ángel”, como llamará el espacio verde donado por la municipalidad de San Martín, que se erigirá en el Segundo Barrio del Centro Empleados de Comercio, y donde podrán realizar algunas de sus acciones.

Tiempo del Este compartió parte de esas actividades, y dialogó con varios de ellos, consultándoles sobre su experiencia en el grupo Renacer.

Testimonios

Susana  de Gonzalez (65) recuerda que Gastón partió hace 3 años –el 19 de Mayo de 2013-  en un accidente. “Hoy Renacer es nuestra vida y es nuestra familia. Gracias a Renacer mi esposo volvió a hablar y a sonreir”.

Roberto González (67) papá de Gastón se lamenta de que “hay muchos accidentes de tránsito. Mi hijo falleció en el mismo lugar que la hija del intendente (Jorge Giménez). “Si estamos con la mente ocupada, es la única salvación que tenemos y fundamentalmente ayudando a las personas que realmente lo necesitan”

tortas gg

Delfina de Gautier (54) es  abuela de Lautaro Gautier, quien falleció en un accidente de Rivadavia, el último 29 de Enero. “Me han recibido  muy bien y tenemos mucho apoyo de parte de todo el grupo. Hay buenos compañeros y nos ayudamos entre todos”. Y José Gautier ( 54) el abuelo añade: “Este es un grupo muy lindo que ayuda a intentar salir adelante, porque no sé si de esto se puede salir alguna vez, pero lo lindo es que se ayuda, y también podemos tener gestos hacia personas que necesitan de nuestra ayuda”

Claudia Sivona es madre de Román  Simonassii, fallecido en un accidente automovilístico en Laboulaye el 11 de enero de 2014, a los 24 años. Román trabajaba en la dirección de deportes del municipio de San Martín. “He recibido mucha contención y estoy muy agradecida al grupo. Acá no hay jerarquías dentro del grupo y somos todos iguales. No tenemos ideología religiosas ni políticas, somos nosotros, los papás con nuestro dolor.  Nos contenemos el uno al otro, y somos nosotros y nuestro dolor. Buscamos mejorar la calidad de vida y mejorar algo. Entre todos buscamos fortalecernos. Buscamos aceptar esto tan terrible que nos ha tocado vivir en nuestras vidas”.

 

Agustín Aguilera falleció 31 de octubre de 2013, luego de que se descompensara cuando estaba en diálisis y falleciera de un paro cardiorrespiratorio. “Acá encontré mucha gente buena y contención, con padres y madres que han sufrido mucho, y lo recomiendo para que nos contacte a personas que estén en igual situación, porque les va a hacer mucho bien”, dice su abuela Celeste Vela  (54).

todos aa

Nancy Villegas (49) es mamá de Priscila Riquelme que  falleció el 3 de octubre de 2010 en el Lagomaggiore y asegura: “Yo estaba muy negada porque mi hija falleció de una mala praxis y me costó ingresar al grupo, porque yo lo que quería era que me devolvieran a mi hija. Pero entendí que no iba a volver pero sé que ella está con nosotros en cada abrazo de cada padre. Ese amor que quedó pendiente para darle a nuestros hijos se lo damos a otra persona que lo necesite

Otro caso es el de Silvia Carabajal (48) mama de Jonathan Emanuel Flores, fallecido el 6 de febrero de 2013. “Mi hijo era oficial de investigaciones y se quedó dormido y se atropelló con otro camión. Llegué al grupo buscando por facebook, y acá aprendí que tenemos que amarnos y comprendernos, porque debemos superar la etapa del duelo”.

Uno de los casos más antiguos es el de Sandra Quevedo (47) mamá de Laurita Nieto, fallecida el 20 de abril de 2000 a los 8 años, por un tumor cerebral. “Recibí mucha contención, acá está mi gente, donde se puede hablar de mi dolor. A veces, no sirve hablarlo con la familia porque no me dejan hablar del tema. Yo puedo expresar y me escuchan, las veces que sea. Acá encuentro alivio”.

Leandro, el hijo de Romina Morales (37), falleció  a los 19 años el 16 de mayo de 2015 en un accidente de tránsito en Rivadavia. “Estoy supercontenida en el grupo, el dolor se nos alivia, cuando hacemos obras solidarias. Todo lo hacemos en honor a nuestros hijos. Nos contactamos mediante el facebook. Mi hijo estudiaba abogacía”.

Renacer 2 aa bbEn el accidente del 29 de Enero en Rivadavia, que enlutó a todo el departamento, Elisa Barrios perdió a 3 de sus 4 hijos y a un nieto (Mayra (23) Valentín  (12) Román (11)  y Lautaro (8) : “Yo me siento contenida, porque todos nos comprendemos con todo, todos sentimos el mismo dolor, y todo podemos expresarnos. Acá nos desahogamos y hablamos mil veces lo mismo, y los evocamos. A veces, la familia  no comprende. Nuestros hijos siguen vivos no físicamente sino espiritualmente”, afirma. Su esposo, Mario Orozco, destaca: “Es una forma de sentirnos bien, cuando podemos ayudar al prójimo, hemos ayudado con colchones y mercaderías, y hablamos del dolor que hemos sentido cada uno.  Así nos damos fuerzas”.

Brisa, la pequeña hija de Gabriela Adaro (39), falleció el 31 de mayo de 2015 en La Paz.  Iba con su papá y tuvo un accidente de tránsito, falleciendo a 6 kilómetros antes de llegar a La Paz. “Yo llamo y siempre me mantengo en contacto. Estamos tratando de armar un grupo en La Paz, porque hay varias personas que han perdido a sus hijos. Hay cosas que solo se pueden hablar en el grupo.

El pequeño Joaquín Plaza tenía 10 años, cuando hace 2 meses sufrió un accidente y murió. Jugó en la escuelita de Darío Ibañez, y la ilusión de él era jugar en Palmira, aunque también había jugado en San Martín, en el mundialito infantil de Córdoba. Verónica Rodríguez (31) y Claudio Plaza (34), son sus padres. Ambos coinciden en que el pequeño “jugaba al fútbol, bailaba y cantaba, como todo niño, arrancando la sonrisa de quienes lo conocían”.

mesa tt

“Yo tengo taller de pintura de autos, y un vecino me dijo que había un grupo de ayuda y nos pareció muy bueno compartir cosas en común. Solo uno sabe el dolor que siente por dentro. Era un niño que se hacía querer, conquistaba a todos”, dice el papá.

Y agrega: “Cualquier persona que pase por el mismo dolor que estamos pasando nosotros, que se acerque al grupo, esto se alivia, y esto trasciende, pero lo mejor que podamos hacer es honrar a nuestro hijo, que sigue vivo en el corazón de cada uno de nosotros. Tenemos una hija de 6 años, que era su hermanita, por la que seguir luchando”.

Una de las últimas que se integró al grupo es Sandra Edith Villar (47), cuyo hijo Gustavo Álvarez tuvo un accidente el 16de febrero de 2011 en la calle Espejo, de San Martín, falleciendo en el mismo.   “Yo hace pocas semanas que estoy en el grupo. No vine antes porque tenía muchos miedos. Acá hay gente muy buena y yo tengo 2 hijas mas”, recuerda con melancolía.

Ayuda desde el llanto

Todas historias –lamentablemente numerosas-  que se tejen alrededor del dolor, de la impotencia, de la sinrazón, de no poder explicar la ausencia. Y el sentimiento purificador de estos hombres y mujeres que se reúnen con periodicidad, y que trasunta  en actos nobles y solidarios, que honran a sus hijos, mediante donativos, caridad y ayuda al prójimo. No es una ayuda más. Es una ayuda que se entrega, torrentosa, desde el llanto.

globos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *