Montemar 150×150

LUNES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos de direcciones variables. Inestable en cordillera. Máxima: 18ºC Mínima: 6ºC
MARTES: Nubosidad variable con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 19ºC Mínima: 5ºC
MIÉRCOLES: Mayormente soleado, vientos leves. Máxima: 19ºC Mínima 6ºC

Entre 2017 y 2018 se deterioró la libertad de prensa en Argentina

Entre 2017 y 2018 se deterioró la libertad de prensa en Argentina

El país ocupa el puesto número 52 de la Clasificación Mundial en el informe de Reporteros Sin Fronteras.

 

Según el último informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Argentina ha bajado dos puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Es decir que, entre 2017 y 2018, la libertad de expresión de periodistas se ha vuelto más limitada en el país, que –en este sentido– mereció la calificación de ser una nación “con problemas significativos”.

El organismo considera que la guerra mediática entre el gobierno y la prensa fue marcada por el Ejecutivo de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y esto se mitigó con la llegada del mandatario Mauricio Macri. No obstante, “la situación sigue siendo preocupante: los medios de comunicación más críticos a menudo son acusados de calumnia y comparecen ante tribunales civiles. En 2017, durante las multitudinarias manifestaciones, varios reporteros fueron agredidos violentamente por la policía”, dice el informe.

En Argentina, esas agresiones ocurren no sólo en las manifestaciones sino también en otro tipo de eventos. Tal fue el caso del camarógrafo de Télam agredido durante la intervención al Partido Justicialista en Buenos Aires. RSF, además, ha repudiado hechos como el ataque a las instalaciones del diario Tiempo Argentino en julio de 2016 y la amenaza de muerte a dos periodistas de La Nación en noviembre de 2014, entre otros hechos.

Una situación particular, aunque de gravedad menor a las agresiones físicas, ocurrió este miércoles 9 de mayo, cuando Marcos Peña –jefe de Gabinete de la Nación– dio una conferencia de prensa. Cecilia González, corresponsal de Notimex en Buenos Aires, pidió hacer una pregunta al funcionario y fue eliminada de la lista de periodistas que se turnarían para ello. Así lo manifestó la periodista en su cuenta de Twitter.

 

 

“Fobia a los medios”                              

El informe de RSF emitió un comunicado titulado “El odio al periodismo amenaza las democracias”. Allí, el secretario general de ese organismo –Christophe Deloire– expuso que “los dirigentes políticos que propician que se deteste el periodismo son responsables de que se cuestione la existencia de un debate público basado en una apreciación plural de los hechos y favorecen el advenimiento de una sociedad de la propaganda. Cuestionar hoy la legitimidad del periodismo es jugar con fuego”.

Dos países en los que se ha manifestado lo que dijo Deloire y cuya libertad de prensa está en situaciones sumamente críticas son Turquía y Egipto, que ocupan los puestos 156 y 171, respectivamente, en la clasificación mundial. Allí queda expuesta una “fobia a los medios”, según el documento de la RFS, hasta el punto de que líderes políticos de esos países han acusado de “terroristas” a periodistas y han encarcelado arbitrariamente a tantos otros.

En la clasificación mundial, Noruega y Suecia ocupan los dos primeros lugares por segundo año consecutivo. Mientras tanto, en el último lugar –con la situación más crítica– se encuentra Corea del Norte.

(Gentileza Unidiversidad)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *