Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 35ºC Mínima: 20ºC
JUEVES: Caluroso y algo nublado, vientos moderados del noreste. Máxima: 36ºC Mínima: 21ºC
VIERNES: Muy caluroso con poca nubosidad, vientos moderados del noreste. Máxima: 37ºC Mínima: 21ºC

Globos y sonrisas de niños en el hospital Arenas Raffo

Globos y sonrisas de niños en el hospital Arenas Raffo

 

“¡Sí, sí! ¡Cantad, soñad, niños pobres! Pronto, al amanecer vuestra adolescencia, la primavera os asustará, como un mendigo, enmascarada de invierno”.

(Platero y yo. Capítulo III. Juegos del Anochecer)

 

El hospital Fernando Arenas Raffo, cambió su seriedad por un momento y brindó paso a la alegría para celebrar el Día del Niño, en una mañana radiante en Santa Rosa, a la que concurrieron grupos de niños para recibir su merecido homenaje. Y hubo risas, cantos y sueños, como presagió Juan Ramón Jiménez, en su obra universal.

hall distinto
Miembros de la Comisión Cooperadora, empleados del nosocomio junto a los padres y sus hijos, fueron los destinatarios de un homenaje atípico, que cambió la cara del hall del nosocomio, en medio de las carcajadas de los niños, que jugaban y festejaban las ocurrencias de los payasos.

El director del Raffo, Germán García Llaver,  expresó su alegría “porque estamos mejorando el hospital y hoy le estamos brindando un merecido homenaje a nuestros niños” y se preocupó porque las cosas, una vez concluida la celebración, volvieran al orden habitual.

Foto aaGlobos, piñatas, chocolate, galletas y facturas, sirvieron para dar condimento al grupo de niños que concurrió, llamando la atención de algunas madres que aguardaban en la sala de espera, y que se vieron sorprendidas por la veloz carrera de los participantes.

Sala de esperaDe a poco, fueron llegando algunas personas al nosocomio,  representando a instituciones,  que colaboraron para hacer posible el evento, como la concejal Debora Quiroga y  el secretario de Gobierno Walter Fredes, entre otros.

Ya había pasado el mediodía santarrosino, y con un sol primaveral, las risas de los chicos, aún se  escuchaban desde afuera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *