Montemar 150×150

VIERNES: Poca nubosidad con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Mínimas estimadas a cielo despejado: Oasis este: 0 a 3°C, Valle de Uco: -1 a 2.5°C, Oasis sur: -1 a 2°C. Máxima: 26ºC Mínima: 9ºC
SÁBADO: Tiempo bueno con ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 30ºC Mínima: 13ºC
DOMINGO:Cálido y algo nublado, vientos leves del noreste. Máxima: 31ºC Mínima: 14ºC

Héctor Sosa, víctima de un atentado con una bomba: “Dios estuvo del lado nuestro y no quiso que pasara nada».

 

El pasado 12 de noviembre, hubo una explosión muy fuerte, cerca del mediodía, que conmocionó el barrio Villa Italia  al norte de San Martín.  Fue en la vivienda habitada por  Héctor Medardo Sosa y su madre. Solo un milagro puede explicar el porqué ambos están hoy con vida.

La investigación judicial llevó a la pista de un atentado con una bomba. Que fue trasladada con esa carga que pudo ser mortal por un remisero y que le fue dada  por otra persona cerca  del hospital Perrupato, con  una dirección para que entregase el “paquete”.

Esto dice el  Negro Sosa, recordando aquellos días: “Estuve internado desde el Jueves hasta el Lunes, gracias a Dios no fue tan grave como se esperaba, acá en la mesa tengo un recuerdo de la explosión, estos agujeros. Quedaron todas las esquirlas en mi brazo, ya prácticamente no tengo nada, dentro de todo no fue tanto el daño”,  mirando al interlocutor. Dice que su brazo está lleno de esquirlas, pero que no le han quedado secuelas y por eso no está en tratamiento médico,  y que solo estuvo 4 días internado.

“Falló gran parte del dispositivo, eso me dijeron después. La señora fiscal (Mónica Fernández Poblet)  y la policía me informaron que no había  explotado todo”, relata explicando acerca de por qué hoy está con vida.

Despechado

Por el hecho, hay una  persona, Ceballos, acusado de “intento de homicidio”, pero ya habría recuperado la libertad de modo condicional. El móvil habría sido el despecho de no sentirse correspondido por su mujer (de la que no haremos público su nombre). La policía cerró el caso cuando allanó el domicilio de este matrimonio, en Los Barriales, y halló suficientes pruebas que incriminan a Ceballos.

¿Usted lo conocía a él (a la persona que realizó el atentado)? 

“Si, lo conocía, habíamos tenido algún contacto  en alguna oportunidad, es un hombre de 47 o 48 años. Trabaja en la empresa Transener, de energía,  de alta tensión”.

¿Qué le han dicho a usted de él?

“Yo la parte privada de su vida no la conozco. Por versiones me han comentado algunas cosas,  como que tenía muchos perros y otros elementos, pero yo no sé nada de su vida personal”.

¿Usted lo trató   en qué circunstancia?

“Si lo traté por cuestiones laborales, por un traslado de una de mis hijas y después por una moto que se le rompió a mi hijo viniendo del Carrizal y él nos prestó una ayuda. Esas fueron las dos veces que yo tuve trato con él”.

¿Y con la familia de él ha tenido algún contacto?

“Si con la esposa de él, es compañera de trabajo, con ella tengo más amistad. Trabaja en una dependencia, de la cual no me gustaría decirlo para resguardar su persona”.

¿Y cuál es su objetivo de ahora en más?

“Mi objetivo es que se aclare el caso; y que si alguna persona tiene algo conmigo, si fuera bueno y justo me gustaría que me lo dijeran personalmente, en una charla; pero no atentar con bombas, estaba mi madre acá, mi hijo, y yo; por suerte no explotó todo si no hubiera sido un desastre, eso es lo  que más me duele; si hubiera sido contra mi solo quizás  hubiera reaccionado de otra forma, pero no contra mi familia”.

¿Cómo se compone su familia?

“Mi mamá Carmen, mi hijo Nelson, pero no estaba en ese momento acá, mi hijo mayor que vive a dos casas más allá y que es el que estaba,  Hugo y Cristian que vive en la otra casa que sigue y Laura que vive en el Barrio Municipal: son 4 hijos,  mi mamá y yo”.

¿Ud. está separado?

“Yo estoy separado desde hace 16 años.  Ahora espero los avances de la causa, trato de mantener la calma y olvidarme del tema,  pero es difícil.  Esto genera traumas psicológicos, porque si hubiera sido un accidente vial o por algún robo, es otra cosa. Esto es algo que jamás uno espera y que en un segundo piensa que perdió la vida.   Dios estuvo del  lado nuestro y no pasó más nada”.

¿Fue muy fuerte la explosión?

“ Sí. Nos aturdió a todos acá, mucho humo, olor a pólvora por unos segundos, nos perdimos… era tanto el humo  que no nos veíamos entre nosotros hasta que se disipó un  poco: yo había quedado tendido contra la pared y ya nos empezamos a ver, me veía las heridas,  buscaba a mi mamá que no tuviera nada, por suerte ella tuvo solo una lastimadura en la mano,  porque estaba más alejada, parada en la puerta. Por suerte yo,   con mi brazo,  recibí todas las esquirlas, sin saber lo que  iba a pasar”.

¿Desea agradecer a alguien?

“Si,    a mi familia que es la que está siempre conmigo. Y sobre todo a mis compañeros  de trabajo. En especial al Director Daniel Mesa y al Subdirector Osvaldo Domínguez, que siempre estuvieron al lado mío.  Gente de la  Municipalidad que vino, que me llamó de parte del Intendente,  que lo que necesitara que estaban conmigo y después a mucha gente que no conocía y que ahora conozco. Gente del Hospital  que me atendió muy bien, la gran mayoría del personal municipal, se han preocupado todos por mi estado de salud.

¿Cree Ud que este atentado que le hicieron se aclarará?

Espero que esto se aclare, para el bien mío y el de todos: porque acá han habido muchos afectados.

¿Usted hará alguna demanda?

“No (terminante). Porque si la hago, es posible que gane y le quite calidad de vida a los hijos de esta mujer (la esposa de Ceballos), y ellos no tienen la culpa de los errores de sus padres”.

¿Qué sentía por esta mujer…era su compañera, amiga?

“Yo siento que ella llego a mi vida en un determinado momento y yo,  tal vez,  a la de ella. Solo deseo que ella esté bien y que no la señalen con el dedo, porque es una muy buena persona”.

(También podrás leer la nota en la próxima edición de Tiempo del Este este viernes)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *