Montemar 150×150

VIERNES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 33ºC Mínima: 19ºC
SÁBADO: Caluroso e inestable con nubosidad variable, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Tormentas aisladas hacia la noche. Máxima: 33ºC Mínima: 19ºC
DOMINGO: Caluroso e inestable con nubosidad variable, vientos moderados del noreste. Máxima: 34ºC Mínima: 20ºC

La entrevista de Tiempo del Este con Dante Pellegrini hace casi once años: los cañonazos en la plaza, los «códigos políticos» y el futuro de Junín

La entrevista de Tiempo del Este con Dante Pellegrini hace casi once años: los cañonazos en la plaza, los «códigos políticos» y el futuro de Junín

Luego de 16 años de ejercer la intendencia de Junín (1987-2003), la huella que dejó Dante Pellegrini (77) es muy profunda. Con el mandato cumplido como senador provincial, dice que prefiere  los cargos ejecutivos, que está jubilado de la política, y que el intendente Mario Abed está haciendo las cosas bien.

Esta fue la entrevista publicada en la edición impresa de Tiempo del Este, en Enero de 2009, hace casi once años, en oportunidad de cumplir 150 años el departamento de Junín. La misma se realizó en la casa de Pellegrini, en calle Perrupato, de San Martín.

¿Cómo fue la experiencia de llegar a la Intendencia?

«Los 16 años en  que estuve como intendente se me pasaron rapidísimo. No sé si sería por el entusiasmo, el trabajo, el acompañamiento de la gente que colaboraba para que Junín cambiara. Se hicieron muchas cosas importantes en un departamento que no tenía comunicación, no teníamos plantas cloacales. En fin, era un pueblo que no se hacía conocer. Con el esfuerzo de la gente, el trabajo, el esfuerzo del municipio pudimos salir adelante.

¿Le quedó un sueño por cumplir, o una obra que no pudo realizar?

«A mi me hubiera gustado no haber dejado una calle de Junín sin asfaltarla u hormigonarla, en especial en las zonas rurales. Nunca estuve de acuerdo con Vialidad Provincial. Siempre se lo dije a los gobernadores porque nunca se hicieron las cosas como corresponde. Nunca les importó nada. Les decía que trasladaran el organismo a los departamentos y que cada uno se hiciera cargo de los caminos propios. A Vialidad de Junín la cerré porque era un Bunker. Uno iba por ahí y encontraba a los obreros a las 8 de la mañana comiendo asado. Eso no. Me hicieron un par de obras. Nos juntamos para comprar los elementos y cuando quisimos acordar lo que hicieron fue una porquería. Se me desapareció el asfalto, todo. Eso no sirve, la responsabilidad debe ser del municipio porqué es la caja de resonancia de todo lo que necesita el departamento. Igual que las escuelas. El gobierno debería enviar el dinero a los municipios para que las hicieran.                                                                                                     

CAÑONAZOS EN LA PLAZA

Luego, Dante se refirió a un incidente en la Plaza, que fue comentario provincial, un 18 de Enero de 1997, día del Aniversario del departamento:

«Yo siempre tuve mucha simpatía con el Ejército,  habíamos traído unos cañones para una fiesta departamental a Junín y los habíamos puesto en el galpón para que tiraran un viernes a la noche. Al otro día les digo a los muchachos que los trajeran a la plaza que de allá no se sentían, que no hacen ni ruido. Y les digo que le doblen la carga. Yo en el ejército estuve de artillero y conocía del tema, pero fue un chiste y estos locos lo hicieron y empezaron a tirar. Se armó un quilombo, caían vidrios de todos lados. Esto llegó a oídos del General Balza. Un alto mando del Ejército que vino a la fiesta de la Vendimia me dice, “Che Dante, esos no son cañones?” No,  son los muchachos, que se yo”. Me insiste “vos me estas macaneando”. Sí, le digo, “son los cañones que hemos traído de Uspallata”. Un día viene Martín Balza (ex Jefe del Ejército) a Junín y me dice, “¿Usted es el hombre de los cañonazos?” Y me trajo de regalo un fusil de 1909,  que lo tengo como un recuerdo muy importante. 

¿Está en actividad o se considera un político retirado?

«Yo me he jubilado. Voy a cumplir 77 años y pensé, si tengo que volver a engancharme son 4 años más y no sé si voy a llegar. Yo tengo una condición, tengo código político y como tal, respeto a todos los partidos por igual, pero cuando he visto que se hacen esas coaliciones que no llegan a buen puerto, como la Alianza, que se le fue el Vicepresidente. Los gobernadores por un lado, el vice por otro. Yo soy de la idea del partido puro. Aprovecho para decir que he sido invitado para muchas cosas en Junín, inauguraciones, fiestas.  No he querido participar porque me parece que no es bueno. Yo no tengo que venir a interrumpir el gobierno de un Intendente que está trabajando y se puede entender como que quiero “copar la parada” y esas cosas yo, no las hago. Tengo mi código político, al Intendente lo voy a respetar.

¿Un mensaje para el Junín del futuro?    

«Que Junín se siga manteniendo y que siga creciendo como pueblo, con la producción como primera bandera. Yo creo que el Intendente está haciendo las cosas bien. Hay que tener presente que  trabajando se puede mejorar. No me quiero olvidar, y debo reconocer, a una gran colaboradora que tuve que fue la contadora Elba Catena. No me dejó gastar nunca un peso de más. Si no hubiera estado ella, no sé si las cosas hubieran salido tan bien. El Tribunal de Cuentas de la provincia siempre nos felicitó por las rendiciones que hacíamos, a tiempo y con un orden ejemplar. Tuve muchos colaboradores, que no los voy a nombrar para no caer en el olvido, que me ayudaron a ayudar al pueblo.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *