Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Caluroso y algo nublado, vientos leves del este. Máxima: 34ºC Mínima: 21ºC
JUEVES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 30ºC Mínima: 19ºC
VIERNES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 32ºC Mínima: 18ºC

La Salada amenaza irse de Santa Rosa: Castillo se metió en el tema electoral y llamó a no votar por Norma Trigo

La Salada amenaza irse de Santa Rosa: Castillo se metió en el tema electoral y llamó a no votar por Norma Trigo

Jorge Castillo y su abogado han señalado que la decisión está tomada y que en dos meses cerrará la feria. Además, pidió a la gente que no vote por Norma Trigo, metiéndose de lleno en el tema electoral, ya de cara a las PASO del próximo 11 de diciembre para elegir intendente.

 

En los últimos días corrió en Santa Rosa un rumor fuerte que decía que La Salada iba a cerrar, que su dueño, Jorge Castillo se había cansado de los manoseos de la comuna y que bajaría la persiana de la feria que abrió en setiembre de 2013.

El rumor finalmente se confirmó y no por una, sino por dos fuentes invalorables: el propio Castillo, que ha dado sus motivos a través de su cuenta en Facebook y su abogado, Fernando Solorza, que le dijo a Tiempo del Este que tiene instrucciones de su jefe para “armar la retirada lo más rápido posible, yo calculo que en unos 60 días”.

Pero el asunto no es del todo claro y aunque la noticia surge de boca de los propios protagonistas, no son pocos en Santa Rosa los que creen que Castillo se va por otros motivos o que, incluso, suponen que todo se trata de una amenaza, que no tiene intenciones de cumplir.

“Tal vez solo busca obtener alguna ventaja, no hay que olvidar que está pendiente la habilitación de La Salada o perjudicar a algún precandidato de las elecciones municipales y recuerde que en estos días, Castillo dijo en una radio local que no había que votar por Norma Trigo”, dijo un funcionario de primera línea.

Mil puestos de venta

SaladaLa Salada abrió sus puertas en setiembre de 2013, tiene casi mil puestos de venta y un pequeño porcentaje de esos locales pertenecen a santarrosinos; además, otros vecinos del departamento trabajan como personal de seguridad, obreros, albañiles o remiseros; no hay censos al respecto pero nadie duda de que, al menos, unas 200 personas están relacionadas directa o indirectamente con la feria.

En ese contexto, lo que creen dentro del Ejecutivo, es que Castillo quiere presionar con la pérdida de esos puestos de trabajo y que por eso amenaza con irse, para sacar ventaja.

Un dato: La Salada nunca pagó impuestos municipales, no lo hizo en la época del ex intendente Sergio Salgado y tampoco lo hace ahora, cuando la que dirige la comuna es la concejal Norma Trigo; y esto es así porque en realidad, La Salada no está habilitada, y un comercio sin habilitación no puede pagar impuestos hasta que no esté en regla.

Según explican en la comuna, La Salada tiene problemas graves de infraestructura: con el agua, con la luz, con los planos que no se adecuan a las normas de edificación. Por eso es que la obra está paralizada, por orden de la comuna que le exige a Castillo presentar nuevos planos para adecuar la feria a las normas legales y así, comenzar a cobrar tasas. No lo ha hecho: “Se demoran sin ninguna razón”, se ha quejado más de una vez Norma Trigo, concejal radical a cargo de la comuna

Segundo dato: por tasas municipales, La Salada debería pagar, según el ejecutivo, cerca de $20 millones anuales. Mucho dinero para un departamento humilde como el santarrosino. La comuna no quiere dejarlo pasar y por eso presiona a la feria, que recibió una carta documento para ponerse al día con los planos.

En este segundo contexto es que Castillo anunció que se iba de Santa Rosa; lo hizo en su cuenta de Facebook: “Me voy de Santa Rosa. El motivo es muy simple. No me dejan trabajar. No me dan garantías de ninguna naturaleza. No me dan ninguna certidumbre para que siga invirtiendo. Tampoco me dan seguridad (en menos de un mes sufrimos dos robos de magnitud y nada se sabe aún de los responsables). Ni mi inversión ni el trabajo de la gente que me acompaña puede estar sujeto a los vaivenes, intereses y presiones de una campaña electoral (somos individuos y familias de trabajo, no una estrategia de campaña)», dijo el empresario.

En el mismo sentido, su abogado Fernando Solorsa aseguró que la decisión de Castillo “no es intempestiva. Alguno puede verlo así porque el tema salió a los medios este fin de semana, pero hace meses que él está molesto por los manoseos de la comuna”, dijo el abogado y reiteró que la idea es dejar la feria “en 60 días. Castillo ha invertido mucha plata en este emprendimiento, pero entiende que tiene más para perder si se queda”.

Ninguna nota

trigo-y-cornejo

Norma Trigo junto al gobernador Alfredo Cornejo

En la comuna aseguran que por ahora, no han recibido ninguna nota de La Salada: “Lo que sabemos es lo que ha publicado Castillo en su Facebook”. En cualquier caso, las opciones para el municipio no son demasiadas: insistir para que la feria se ponga en regla y presente los documentos que hacen falta o, si eso no ocurre, clausurar el lugar:

 “Si La Salada se va, no es por mi culpa, solo le estoy pidiendo lo mismo que a cualquier otro comercio”, se defiende Norma Trigo.

Habrá que esperar a los próximos días para ver cómo avanza el asunto; por lo pronto, se sabe que hay un segundo proyecto de feria, similar a La Salada, que fue presentado por un grupo de feriantes del Gran Mendoza y que tienen ganas de abrir en un predio que han comprado en el ingreso a la villa cabecera, cerca de la ruta 7. “Nos tenemos que reunir con ellos en los próximos días, pero les he dicho lo mismo que a la gente de Castillo, hace falta que estén con todo en regla para que pueda habilitarlos”, cerró Trigo.

(Ulises Borderil)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *