Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Tiempo bueno, cielo algo nublado, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 27ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC

La Villa Deportiva que inició Paco con serias falencias en la construcción del estadio cubierto

La Subsecretaría de Infraestructura dio a conocer un informe con los detalles en los que se encuentra el predio deportivo.

El subsecretario de Infraestructura, Daniel Chicahuala, recorrió la obra del estadio cubierto que se construye en el Parque General San Martín. Luego de un exhaustivo relevamiento, detectó inconvenientes en la materialización del proyecto. Los mismos se traducen en un redoblamiento del presupuesto previsto para la terminación del edificio.

De un monto original de 319 millones de pesos, las reparaciones y refacciones necesarias para complementar y poner en funcionamiento el estadio implican, según lo calculado, una erogación que alcanza los 624 millones de pesos.

La cifra surge de sumar la actualización de los costos, que a julio de este año ascendía a 447 millones de pesos, más 124 millones correspondientes a la compra e instalación de equipos de aire acondicionado, artefactos de iluminación, sistema de seguridad y comunicación, cartel electrónico, barandas, escaleras y 53 millones para la línea eléctrica y los servicios de agua, cloacas y gas.

Chicahuala hizo hincapié en que si bien el estadio no presenta inconvenientes estructurales, la velocidad que se le imprimió en el último tiempo a la construcción se manifiesta en una importante disminución en la calidad de la construcción.

Entre las falencias que se detectaron, el funcionario enumeró:

  • un solo acceso al público para 14.000 espectadores.
  • la falta de proyección de accesos y salidas de vehículos de emergencias.
  • el criterio utilizado para la ubicación de los sanitarios que ocupan el sector medio de la gradería, siendo este el sector más cotizado por el tipo de visualización que tiene el espectador.
  • el escaso espacio para circulación en la gradería que se acentúa con la instalación de asientos fijos.
  • la dimensión poco funcional de los escalones que no permiten una pisada completa y obliga a bajar en forma lateral.
  • la altura de las barandas anti-avalancha dificultan la visualización del espectáculo.
  • la pendiente en la construcción del sector superior de las graderías genera vértigo y sensación de inseguridad.
  • el proyecto original no prevé los estacionamientos ni ingresos del público al predio.
  • hasta el momento no se encontraron antecedentes de precalificación, es decir que la selección de la firma de arquitectura encargada del proyecto se realizó por contratación directa  lo que impidió la variedad de proyectos y la puja de precios.

Consultado por la continuidad de la obra, Chicahuala indicó: “parar una obra a este nivel de avance no sólo no tiene sentido sino que constituirá un costo mayor en el momento de retomarla. Estamos analizando los costos asociados a la terminación del proyecto y con la redistribución de los fondos que tenemos para las obras de toda la provincia”. Para finalizar el funcionario explicó que “lo primero que vamos a hacer es trazar un programa priorizando los proyectos de mayor necesidad e importancia, este proyecto es importante pero no urgente”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *