Montemar 150×150

MARTES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 11ºC
MIÉRCOLES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 27ºC Mínima: 8ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 28ºC Mínima: 11ºC

Los que están en la policía saben muy bien que hay quienes no merecen vestir el uniforme

Los que están en la policía saben muy bien que hay quienes no merecen vestir el uniforme

 

Por CAROLINA JACKY *

Esta semana pasada el Señor Gobernador Cornejo expresó: “Felicito al policía que cumplió su deber y puso fin a la acción criminal de quien atentó contra la vida de civiles y efectivos en Las Heras”. Algunos medios titularon: “El gobernador Cornejo felicitó al policía que dio muerte a un ladrón”.

Me pregunto ¿qué sintió cada uno que leyó esta noticia?, ¿amén del sentir, pensamos o meditamos sobre su alcance?

Sin dudas la visión puede ser muy distinta dependiendo del lugar de observación.
Los que cuentan con víctimas de violencia en su familia, seguramente, en su mayoría, se inclinarán por felicitar al Gobernador por el mensaje que le ha dado con sus dichos a la fuerza policial.
Otros, comprometidos con la defensa de los derechos humanos y con posiciones garantistas, seguramente no estarán de acuerdo con estas expresiones.
Podríamos debatir horas y horas sobre el tema y no ponernos de acuerdo, posiblemente porque como siempre acostumbramos a ir de una punta a la otra, es imposible así encontrar no solo el punto medio, el deber ser, el sentido común, sino también la calidad de las instituciones a las que les encargamos nuestra seguridad.

Hoy estamos ante una reforma en el Ministerio de Seguridad y en la fuerza policial, la que no se hace de un día para el otro, porque esta reforma llevara a cambiar conductas, algunas que están enquistadas en la fuerza, y como sabemos, los cambios culturales llevan años y sin dudas el desplazamiento de muchos que no se adaptarán.
No solo se deberán revisar los planes de estudio para los que pretendan ingresar, sino que los que ya están deberán “volver al colegio”, hay muchos para reeducar.

En este contexto sería muy conveniente que la felicitación del Gobernador lo sea solo para “ese policía”, “en ese acto” y no “para todos” en “cualquier acto”. El Gobernador no ha dado una licencia para matar y menos para hacer lo que se quiera por el solo hecho de tener un uniforme.

Los que están en la fuerza saben muy bien que hay quienes no merecen vestir el uniforme, me estoy refiriendo a aquellos que le hacen devolver las horas de lactancia a las mujeres policías, a las que acosan sexualmente a las mujeres policías y hasta las sortean en algunas dependencias, o aquellos que ponen a las mujeres a limpiar la comisaria mientras ellos se van a jugar un picadito de futbol, o aquellos que sustraen elementos, bienes de particulares en procedimientos o en playas de secuestros de automotores, o limpian prontuarios, dan informes erróneos, o dejan zonas liberadas, o destinan a comisarías de zonas rojas personal sin arma, o los que discriminan por género, orientación sexual o portación de rostro.
Sobre cada una de estas expresiones existen expedientes en que se han denunciado estos actos, algunos casos fueron noticias, otros los he denunciado con nombre y apellido, y públicamente. Oficiales de policía que no cumplen con las órdenes judiciales, y que aparte discriminan, tenemos muchas historias y expedientes judiciales para demostrarlo.

Como puede ser que la gente común sepa dónde están los quioscos de droga y nada se haga, como puede ser que se hable de que Palmira sea “la cocina” de Mendoza en lo que respecta a la cocaína y todos miren para otro lado. Que la Comisaría de esa zona no sea operativa y prácticamente esté desmantelada.

Alguien ha ido o pasado por Palmira, antes era paso obligado de la ruta 7, hoy pasamos por el costado, un pueblo que vivía del ferrocarril y que hoy sigue viviendo. ¿Porque hay tanta venta de autos usados en esa ciudad? Qué pasa con los que tienen que investigar y controlar los impuestos.
Hay mucho por hacer en el Ministerio de Seguridad, sin dudas hay muchos miembros que ya no están a la altura de los tiempos, poco saben de violencia contra las mujeres, discriminación, derechos y garantías y respeto a las instituciones. Seguramente a ellos no deberíamos dejarles portar armas, aunque si se la sacamos a mujeres que denuncian a sus superiores por ilícitos y mantenemos una dependencia como Sanidad Policial que sin efectuar ninguna práctica médica ni psicológica es una herramienta para disciplinar a todo el personal policial.
Quien haya tenido que ir por algún motivo a Sanidad Policial, confiesen si fueron atendidos profesionalmente en relación a su salud, o solamente le han preguntado “¿Qué le duele? ¿Dónde se golpeó?”, y sin más le dan un certificado. Bueno esto mismo hacen con el personal policial y por ellos pasa vida y obra de cualquier policía, y la nuestra también, y por supuesto cualquier jefe que tenga ascendencia sobre Sanidad Policial tiene más poder que el Señor Ministro de Seguridad y del Gobernador.
Esto no es nuevo, y las autoridades lo saben, y hasta que no se decidan en terminar con todo ello, la fuerza policial no podrá ser felicitada, sino por algún hecho aislado, heroico y de cumplimiento del deber, pero no por ser ejemplo de estar al servicio de la comunidad.

 

Seguramente que esto va a molestar, pero hoy la Legislatura está ante una gran posibilidad de remediar parte de estos males. Con la reforma que se avecina pueden venir aires de cambio, y si a eso se le suma la decisión del Señor Gobernador, Jefe de la Policía, y su Ministro de Seguridad de poner orden internamente, ahí sí tendremos una fuerza policial para orgullo de los mendocinos.
Para que este cambio se haga realidad, HOY ES EL MOMENTO, y apelo a los miembros que realmente “aman” esta institución y tienen orgullo de vestir su uniforme, que hagan llegar todo aquello que pueda ayudar a mejorar LA POLICIA DE MENDOZA. Mi correo está abierto para recibir toda información y sugerencia. ESTE ES EL MOMENTO.

*La autora de esta nota es abogada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *