LUNES: Nubosidad variable con tormentas aisladas y poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 34ºC Mínima: 20ºC
MARTES: Parcialmente nublado con tormentas, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 34ºC Mínima: 19ºC
MIÉRCOLES: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura y vientos moderados del sudeste, tiempo inestable. Ingreso de frente frío. Máxima: 29ºC Mínima: 18ºC

Mendoza, una de las zonas más vulnerables al cambio climático

Mendoza, una de las zonas más vulnerables al cambio climático

Aseguran que en la provincia la temperatura promedio aumentará entre 4 y 5 grados y que se reducirá la oferta de agua si no se mejoran los recursos.

 

La Nación alertó sobre los efectos del cambio climático en los próximos años: habrán olas de calor extensas y más días de sequía en todo el país pero, en Mendoza, se proyectan los mayores problemas a causa del calentamiento con aumentos de temperaturas y menos precipitaciones en alta montaña. Para la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, la provincia es una de las zonas más vulnerables frente a este fenómeno.

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable presentó el Sistema de Mapas de Riesgo del Cambio Climático en el que se indica, entre otras cosas, que la Argentina se está tropicalizando, con un incremento de los días con olas de calor en casi todas las regiones, y que las precipitaciones extremas seguirán aumentando en la mayor parte del territorio. Esta información es en base a la Tercera Comunicación Nacional de la República Argentina a la Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático

Mendoza es una de las zonas más vulnerables al cambio climático ya que es altamente dependiente del agua que proviene de la cordillera. La temperatura promedio de la provincia aumentará entre 4 y 5 grados entre 2050 y 2100, según el informe. En la capital mendocina, por ejemplo,  aumentará 4,85°; en San Rafael, entre 3,97° y 4,78°, y en Malargüe, entre 4,23° y 4,84°.

Las olas de calor con respecto al presente serán más extensas: en Capital, 115 días más; en San Rafael, entre 46 a 100 días más, y en Malargüe, entre 41 y 91 días más, según la zona.

Sebastián Melchor, coordinador de la Agencia Provincial de Cambio Climático coincidió en estos aspectos y dijo a Unidiversidad que la vulnerabilidad de esta parte del país se debe a las “características climáticas generales de Mendoza”, lo que hace que “haya que prestarle muchísima atención a lo que sucede”.

Con respecto a las altas temperaturas, Melchor sostuvo que éstas van aumentando año a año pero lo más importante es que “están subiendo las temperaturas medias” y agregó que ésto “es riesgoso no sólo para el ambiente sino también para la ciudadanía”.

Este panorama abarcará a todo el país, tanto en el futuro cercano como en el lejano y los aumentos de las temperaturas medias serán mayores hacia fin de siglo.

Las zonas de los Andes, su pedemonte y los llanos a lo largo de 6 provincias de centro a norte de Argentina: Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta y Jujuy, presenta los mayores riesgos por el cambio climático. Hacia mitad de siglo habría una reducción de los caudales en los ríos de provincias de la región de Cuyo y, al caer menos nieve se reducirá la oferta de agua sobre todo en verano, época en la que más necesario se hace este recurso para los cultivos bajo riego.

Más precisamente, la disminución sería de casi el 30 % en el caso del río San Juan, mientras que en las cuencas de los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel, las reducciones de los caudales estarían entre el 10 y 13 %.

En este sentido, Melchor señaló que en Mendoza la tendencia es que nieve cada vez menos, que disminuyan las precipitaciones en la cordillera y aumenten en el llano.

Para mantener el mismo potencial de riego en Mendoza, San Juan, La Rioja, Jujuy, Salta, La Rioja, Catamarca y Tucumán deberían incorporarse en las próximas décadas algo más de 215.000 hectáreas al sistema de regadío con un costo total cercano a U$S 2.600 millones. Para ésto, la menor disponibilidad de agua en verano en los ríos cordilleranos de Cuyo y la mayor variabilidad interanual de los caudales requerirán de una ampliación de los reservorios de modo de trasladar el agua del invierno y de la primavera temprana al verano y amortiguar la variabilidad interanual de los caudales disponibles. Así detalla el informe del ministerio nacional.

En este contexto, el coordinador de la Agencia de Cambio Climático afirmó que lo que hay que hacer es mejorar la eficiencia del recurso hídrico, trabajar en conjunto entre las áreas del Estado involucradas en el tema y concientizar a los ciudadanos sobre la importancia del agua.

 

 

(Gentileza Unidiversidad)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *