Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves a moderados del noreste. Máxima: 19ºC Mínima: 3ºC
JUEVES: Parcialmente nublado y frío con descenso de la temperatura, vientos moderados del sector sur. Inestable en cordillera. Lloviznas en los departamentos del sur provincial. Ingreso de frente frío. Máxima: 14ºC Mínima: 3ºC
VIERNES: Poca nubosidad con heladas y ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 16ºC Mínima: 1ºC

Miércoles de furia: la pueblada en el Venier, tras el asesinato de Sebastián Godoy.

Miércoles de furia: la pueblada en el Venier, tras el asesinato de Sebastián Godoy.
Sebastian Godoy (19) fue asesinado de un tiro. Hubo dos detenidos, pero un grupo de personas tomó venganza e incendió la casa de los sospechosos. Esta es la historia de un Miércoles de furia.
Un día de furia se vivió este miércoles en el Venier, un barrio humilde a mitad de camino entre San Martín y Palmira, cuando decenas de jóvenes quemaron una vivienda y se enfrentaron con la policía, en respuesta por la muerte de un muchacho, Sebastián Godoy (19) que fue asesinado en una esquina del barrio.
Si bien la policía logró detener a dos sospechosos del crimen y hasta podría haber dado con el arma utilizada, unos 40 vecinos del Venier decidieron vengarse y prendieron fuego a una casa donde viven familiares de los dos detenidos.
“La gente se cansó de estos parásitos y los vamos a sacar del barrio como sea; no tiene códigos, roban a los mismos vecinos, los amenazan y resulta que ahora mataron a uno, pero fue el colmo y les vamos a prender fuego la casa”, aseguraba en la siesta un muchacho y minutos más tarde la amenaza se concretó y en medio de los piedrazos que comenzaron a llover sobre la policía, lograron incendiar una de las cuatro casas señaladas.
Venier 2
El asunto había arrancado temprano, cuando Sebastián Godoy tuvo una corta discusión en la esquina de su casa con dos hermanos de apellido Herrera, que según testigos habrían terminado por matarlo de un disparo certero en el pecho, que no le permitió llegar con vida al Perrupato, pese a que enseguida fue cargado en la cajuela de una camioneta.
“Yo les voy a explicar lo que pasó”, contó en un momento Juan Godoy, papá del chico asesinado: “Esta mañana salgo a la vereda y veo que en la esquina están estos pibes que desde hace unos días venían amenazando a mi hijo. Son los hermanos Herrera y me arrimé para decirles que la cortaran con el tema, pero entonces uno de ellos sacó un arma y ahí nomás tiró, me disparó a mi pero se la pegó a mi hijo que venía detrás”.
Eso fue minutos después de las 9:30 y el muchacho fue llevado en la camioneta de un vecino hasta el Perrupato, pero llegó muerto como consecuencia del tiro que recibió en el pecho.
A los pocos minutos llegó la policía al Venier y por indicaciones de los vecinos rodearon tres casas de la familia Herrera, que están en el fondo del barrio, junto a las vías. Luego, la Justicia autorizó allanamientos y en una de las casas encontraron el arma con la que se habría cometido el asesinato y de la otra sacaron a dos sospechosos, conocidos como “Chamí” y “Calesita”.
Venier 1
A pesar que de había dos detenidos y que estaba secuestrada el arma homicida, un grupo de vecinos decidió tomar venganza por mano propia: “Se tienen que ir del barrio o los echamos. Esto no da para más y les vamos a prender fuego las casas”, dijo uno de ellos y efectivamente, en plena siesta un grupo de 40 personas comenzó a apedrear a la policía y luego decidió incendiar una casa, donde viven parientes de los sospechosos.
Rápidamente el fuego comenzó a ganar las distintas habitaciones de la humilde vivienda, mientras que las piedras llovían sobre los policías. Enseguida llegaron los bomberos y más refuerzos de infantería pero los piedrazos no amainaban y seguía el enfrentamiento con la policía.
Finalmente, luego de más de media hora de tensión, con la vivienda muy dañada por el fuego y grupos de muchachos enojados en distintas esquinas del barrio, la tensión comenzó a bajar, aunque el problema no desapareció del todo. “Hay gente que está muy enojada y a la que no le alcanza con que hayan detenidos. Quieren echar a los Herrera del barrio y es probable que lo logren, que en algún momento les incendien las otras casas para que se tengan que ir”, contó un vecino, el mismo que había anticipado la pueblada que ocurriría en la siesta.
(Ulises Borderil)

2 Comentarios

  1. Pingback: Horror en el Parque Agnesi: jugaba a la pelota, y lo asesinaron | Tiempo del Este

  2. Pingback: Regreso al pasado: el crimen del Parque Agñesi y un posible enfrentamiento entre familias | Tiempo del Este

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *