Montemar 150×150

VIERNES: Muy caluroso con poca nubosidad, vientos moderados del noreste. Máxima: 38ºC Mínima: 21ºC
SÁBADO: Muy caluroso con poca nubosidad, vientos leves del noreste. Máxima: 38ºC Mínima: 22ºC
DOMINGO: Caluroso con nubosidad variable y tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del este. Máxima: 37ºC Mínima: 23ºC

Muerte del policía Jonathan Funes: fiscales piden perpetua para los acusados del crimen  

Muerte del policía Jonathan Funes: fiscales piden perpetua para los acusados del crimen  

 Los fiscales aseguraron que hubo un plan para rescatar a Cristian Tapia, un preso que se recuperaba en una sala del hospital y que ese plan implicaba matar al policía que lo custodiaba.

Los fiscales que llevan adelante la acusación por el crimen de Jonathan Funes (25), el policía asesinado en una sala del hospital Perrupato, no dudaron y acusaron a los cuatro imputados por el delito de homicidio criminis causa y pidieron para ellos una pena de prisión perpetua. Esa es la síntesis del alegato de los fiscales Mariano Carabajal y Florencia Díaz Peralta, para quienes las pruebas en contra de los acusados son “contundentes y confluyentes”.

El tribunal que resolverá la suerte de los detenidos. Se aguarda una dura sanción.
Los fiscales pidieron  una dura condena para los acusados.

Funes fue asesinado de un tiro en el pecho durante la siesta del 14 de febrero de 2015, por una banda de delincuentes que entró al hospital Perrupato, para rescatar a un preso que acababa de ser operado.

Los imputados son Javier Carnevalini (42), José Bustos Silva (49), Jordan ‘Poroto’ Tapia (23) y su hermano, Cristian ‘Pirincho’ Tapia (35), el delincuente internado bajo la custodia de  Funes, que fue rescatado a sangre y fuego.

Funes no tuvo tiempo ni a levantarse de la silla de la habitación 34 y murió de un tiro que le entró por la axila desde arriba hacia abajo. Para los fiscales, el matador de Funes es Carnevalini, sin embargo, a los cuatro los acusa de ser coautores de la muerte del policía: “Carnevalini es el que entró a la habitación y disparó, pero no lo podría haber hecho si el resto de la banda no se repartían tareas: Bustos estuvo en la guardia haciendo de campana y “Poroto” Tapia controló la puerta sur del hospital”, dijo Carabajal.

Es por esto que los fiscales han pedido para todos la misma pena de prisión perpetua: “Acá hubo un plan que se armó desde una sala del Perrupato y usando teléfonos celulares”, aseguró el fiscal y en efecto, la investigación en contra de los cuatro imputados tiene una serie fuerte de indicios, pero fundamentalmente dos pruebas de mucho peso: el testimonio del remisero que trasladó a la banda y que ha declarado como testigo protegido, y una serie de celulares que los fiscales aseguran pertenecían a los imputados y que estaban activos en la zona del hospital durante la siesta del crimen.

Efectivamente, el remisero de apellido Coria y que ahora es testigo protegido, contó que el día del crimen fue contratado por Jordan Tapia para ir a ver a su hermano al Perrupato, dijo además que ese día viajó otro hombre al que luego identificó como Carnevalini; también contó que los dejó en la Guardia del Perrupato y que a los pocos minutos volvieron ellos dos, además de Pirincho Tapia y Bustos, luego los trasladó unas pocas cuadras y en el barrio San Pedro los dejó y la banda abordó otro vehículo.

Ese testimonio del remisero es central para la fiscalía y se refuerza con algunos otros testigos que ayudan a consolidar el relato: el del paciente que estaba en la cama contigua a la de Tapia, el del administrativo de la portería, el del kiosquero del hospital e incluso, los de algunas personas que estaban afuera del hospital.

“Pero a esos testimonios se suma la pericia técnica que sitúa a los celulares que en esos momentos tenían los acusados en San Martín y cruzando llamadas entre ellos”, dijo Díaz Peralta e insistió: “Cristian Tapia tenía un celular y planeó la fuga, al punto que cuando matan a Funes, él ni siquiera se asusta y sale caminando detrás del asesino”.

Además, el fiscal Carabajal acusó por falso testimonio a media docena de testigos presentados por la defensa y que han señalado que los acusados estaban en otro lugar al momento del crimen.

Este martes será el turno de la defensa de los acusados, que intentarán precisamente esto, demostrar que ellos no participaron del rescate de Cristian Tapia. Luego será momento de la sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *