Montemar 150×150

MARTES: Caluroso y algo nublado, vientos del noreste. Inestable en oasis sur hacia la noche. Máxima: 35ºC Mínima: 14ºC
MIÉRCOLES:Caluroso con nubosidad variable y tormentas aisladas al final del día. Zonda en precordillera. Máxima: 35ºC Mínima: 15ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura, precipitaciones en la mañana, vientos moderados del sudeste. Ingreso de frente frío. Máxima: 25ºC Mínima: 15ºC

Nano Aguilar, el niño rebelde que quiso ser guitarrista

Nano Aguilar, el niño rebelde que quiso ser guitarrista

Santarrosino por adopción, el músico nacido en Guaymallén está desarrollando una importante actividad musical

“José vení, llevate al Nano al jugar a la pelota, sacalo de la guitarra que eso no es bueno y se nos echará a perder…”. Esta imaginaria conversación entre los padres de Fernando “Nano” Aguilar y un amigo del niño, intentaba desalentar la idea de que el hijo se dedicara a la música y terminara cayendo en los peligros que circundan la vida guitarrera.

Hoy, el muchacho no solo es uno de los muy buenos intérpretes del instrumento de la provincia, sino que a través de las distintas formaciones que integra recorre el país a pura música, logrando cambiar la idea primaria de papá y mamá.

El Nano nació en Guaymallén hace 33 años, pero desde hace 8 vive en Las Catitas, en el departamento de Santa Rosa, adonde llegó por esas cuestiones que tiene el amor.

Formó su familia en ese distrito y desde ahí se proyecta musicalmente a todo el territorio nacional.

Haciendo la rata para ir a guitarra

El momento del encuentro con la viola ocurrió en la secundaria donde ésta le ganó la pelea a la flauta, otro de los instrumentos por los que se inclinaba en alumno.

Sus primeras notas se las enseñó el notable músico Juan Carlos Romero, para luego pasar a ser alumno del mismísimo Tito Francia. La experiencia fue corta con el autor de Zamba Azul, pero lo suficiente como para marcarlo para toda la vida.

“Me hacía la rata en la escuela para ir a clases con Tito en Radio Nacional…”, cuenta ahora risueñamente. Pero esta travesura tenía un fuego interior sagrado que con el paso del tiempo minimizaría la falta.

Después aparecería el autodidacta. Los libros serían sus inseparables compañeros, pero la gran formación la obtendría sacando nota por nota las interpretaciones de los grandes guitarristas en los cassettes que llegaban a sus manos.

Esas largas horas a prueba y error fueron templando el conocimiento que le daría la base necesaria para los grandes proyectos que no tardarían en llegar.

Atardeceres de algarrobo

La primera formación titulada con el pomposo nombre de Atardecer joven, que integró con Fernando Morán y Daniel Domínguez, sería la antesala de uno de los grupos que más lo marcó, Racimos, que tuvo como compañeros de ruta a Juanci Moreno y Exequiel Sandoval. Con ellos empieza a pisar los primeros escenarios importantes, como el de Cosquín, a editar dos grabaciones y a comenzar a tener nombre propio en el mundo guitarrístico de la provincia.

Una vez dejada atrás esta experiencia aparecerán dos formaciones de muy alto vuelo en las que se encuentra trabajando en la actualidad, La Orquesta de Guitarras Tito Francia y el grupo sanluiseño Algarroba.com.

Hace unos meses atrás se ha dado uno de los mayores gustos personales, el de ser convocado por el extraordinario guitarrista Horacio Díaz para grabar en el último disco de la célebre formación Guitarras Cuyanas, nada menos.

Entretanto su apego al pueblo santarrosino se hace carne y éste le responde como debe ser, reconociéndolo.

El pasado 18 de abril, aniversario de la creación del departamento, la Municipalidad de Santa Rosa, a través de su intendenta Norma Trigo, le otorgó un reconocimiento haciéndolo sentir parte importante de la cultura local.

El Nano Aguilar es un tipo sencillo, de una marcada humildad que demuestra en el respeto por sus pares, pero en particular, es un guitarrista en permanente crecimiento, lo que le ha valido ser el orgullo de su familia, la misma que le pedía a José que lo sacara de ese mundo.

Por suerte, el José no pudo.

 

Por Roberto Mercado

romercado1962@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *