Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves a moderados del noreste. Máxima: 19ºC Mínima: 3ºC
JUEVES: Parcialmente nublado y frío con descenso de la temperatura, vientos moderados del sector sur. Inestable en cordillera. Lloviznas en los departamentos del sur provincial. Ingreso de frente frío. Máxima: 14ºC Mínima: 3ºC
VIERNES: Poca nubosidad con heladas y ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 16ºC Mínima: 1ºC

Otro café con Eduardo Gregorio

Otro café con Eduardo Gregorio

En el día de su cumpleaños número 80, los amigos y su familia nos reuniremos para celebrarlo al querido poeta

El próximo sábado 13 de julio el Flaco Eduardo Gregorio cumple 80 años. Y lo decimos en presente, cumple, y no, cumpliría, porque así lo hacemos cada vez que hablamos de él con otros amigos en común, porque así lo sentimos y también, porque así nos enseñó.

            Y es un gran motivo para reunirse a tomar un café con él y hablar de la vida misma, leer algún poema y escuchar una canción. Ojo que hablamos de celebrar y no de recordar, porque esto lo hacemos siempre, queramos o no, porque cuando en una presentación de libro, asado o vinos compartidos en que no lo hemos citado, de una u otra forma se encarga de aparecer, aunque sea “per jodere”!

            El lugar elegido es el de Magdalena Bar, en Salta y Boulogne Sur Mer de San Martín. Sí, un café, ese ámbito donde el Flaco se encontraba a gusto, cualquiera fuera la hora y el día, y en él consumir horas de charlas con sus amigos, varios cafés y otros tantos cigarrillos.

Seguro que viene

            Los que asistiremos estamos convencidos de que Eduardo vendrá. Lo hace siempre, pero en esta ocasión con mayor razón sabiendo que esta vez será el celebrado del convite.

            Y el convencimiento se basa en que, para confirmar su asistencia, nos lo hizo saber en uno de sus tantos poemas. Claro, en el momento en que (nos) escribió Coplas por el camino, nosotros no lo notamos –nos pasó a menudo-, pero sabía que algún día nos íbamos a dar cuenta. Tardamos un poco en entenderlo, es cierto, pero he aquí su manera de decir presente para cuando cumpliera sus 80.

Eduardo Gregorio, en oportunidad del homenaje a Raúl Massieri

Coplas por el camino

            “Camino que ya se anduvo siempre se vuelve a buscar. Algo nos deja en los ojos que no se puede borrar….”, arranca diciendo. Ese camino siempre terminaba en un café, o en su defecto, en alguna casa de un amigo donde compartir un grato momento imborrable para el alma y los ojos.

            “No siempre se va más lejos cuando se camina más; a veces son puras vueltas aunque se quiera avanzar….”, continúa, confirmando que siempre supo qué objetivo perseguir y la forma en que su cansino andar lo llevaría a él.

            “Si ando solo caminando por alguna inmensidad aunque sea imaginando voy escuchando un cantar…”, nos comenta. Y es que en esa inmensidad por la que anda buscando algún poema, siempre se da un lugar para seguir escuchándonos cantar. Por eso se nos aparece cada vez que la guitarra suena y esa imaginación da paso a la realidad.

            “Una vez que se ha partido es posible retornar y, sin embargo, del todo ya no se regresa más…”, sentencia. Y si bien el retorno está asegurado en todas esas reuniones de las que hemos hablado, es inevitable comprender, aunque ninguno de nosotros quiera, que su silla sigue vacía en esos momentos.

            “Y si partir es morirse como alguien quiso expresar, en una de ésas, volviendo se pueda resucitar…”, remata, para confirmarnos por escrito su presencia este sábado 13 de julio en la celebración de sus 80 años.

            Y así será. Estará con nosotros ocupando su mesa con el café correspondiente, y en el humo de su cigarrillo se hará sentir con su inalterable respeto y silencio, para escucharnos hablar, recitar y cantar en su nombre.

Por Roberto Mercado

romercdo1962@yahoo.com.ar

COPLAS POR EL CAMINO

Camino que ya se anduvo

siempre se vuelve a buscar.

Algo nos deja en los ojos

que no se puede borrar.

No siempre se va más lejos

 cuando se camina más;

a veces son puras vueltas

aunque se quiera avanzar.

Si ando solo caminando

por alguna inmensidad

aunque sea imaginando

voy escuchando un cantar.

Una vez que se ha partido

es posible retornar

y, sin embargo, del todo

ya no se regresa más.

Y si partir es morirse

como alguien quiso expresar,

en una de ésas, volviendo

se pueda resucitar.


Eduardo Gregorio (Del libro Trabajos, edición del autor, junio de 1998)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *