Montemar 150×150

JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 23ºC Mínima: 9ºC
VIERNES: Tiempo bueno con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 26ºC Mínima: 10ºC
SÁBADO: Tiempo bueno con ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 30ºC Mínima: 13ºC

Paso a paso: los siete escenarios clave del crimen de las mochileras mendocinas en Ecuador

Paso a paso: los siete escenarios clave del crimen de las mochileras mendocinas en Ecuador

 

El diario digital Big Bang News, trazó un pormenorizado cronograma después que acaeció la tragedia de María José Coni y Marina Menegazzo, en Montañita. Y sus  últimos minutos mientras estuvieron con vida. Además,  los lugares en donde fueron vistas y las coartadas que quedaron debilitadas.

Por considerarlo de  gran importancia periodística, Tiempo del Este reproduce la nota completa:

 

«Avance en la investigación. La reconstrucción del crimen deMarina Menegazzo (21) y María José Coni (22) que se llevó adelante la semana pasada en Montañita arrojó nuevos datos de las últimas horas de las mendocinas asesinadas en Ecuador. BigBang cuenta en exclusiva los siete escenarios clave del doble homicidio.

María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) fueron asesinadas el 22 de febrero en Montañita.

El recorrido comenzó en las puertas del hostel JN en el que sehospedaron las chicas desde el 11 de febrero, día en el que regresaron a la ciudad balnearia luego de despedirse en Cuenca de sus otras compañeras de viaje, Sofía Sarmiento y Agustina Cano.

«La reconstrucción se inició allí porque lo último que se supo a ciencia cierta es que las chicas hicieron a las 14 el check out

“La reconstrucción se inició allí porque lo último que se supo a ciencia cierta es que las chicas hicieron a las 14 el check out”, precisó a BigBangHernán Ulloa Ordóñez, abogado de las familias Menegazzo y Coni.

Las chicas pagaban diez dólares por noche por una habitación compartida. (Gentileza: El Telégrafo).

Las chicas durmieron once noches en una habitación compartida que sólo tenía una cama doble de madera, una mesita y un ventilador de techo oxidado. Las paredes de tono amarillo contrastaban con las sábanas verdes estridentes. Junto a la puerta, que siempre dejaban abierta según advirtió la dueña del lugar, el dibujo de una flor roja quedó inmortalizado en una de las últimas fotos que se sacaron. Pagaron diez dólares por día y lo solventaban vendiendo ensaladas de frutas y hamburguesas en la playa, por las que cobraban dos dólares la unidad.

La foto, en la puerta de su habitación, fue tomada sólo dos días antes del homicidio.

Las autoridades ecuatorianas trabajaron de lunes a viernes junto a los cuatro peritos colombianos, quienes viajaron especialmente para colaborar con la tecnología 3D.

 “La finalidad es establecer de modo cronológico los puntos en los que las chicas fueron observadas por última vez. Además de verificar los distintos testimonios y establecer si se trató de información real o equivocada, también se usarán los datos aportados por cámaras de seguridad”, sumó el abogado.
Aurelio Eduardo «Rojo» Rodríguez (39), uno de los imputados, presenció la reconstrucción.

La reconstrucción contó con la participación de 20 de los testigos que figuran en la causa. Además, se sumaron los dos imputados por el crimen: Aurelio Eduardo «Rojo» Rodríguez (39) yAlberto Segundo Mina Ponce (34). “También participó el ‘Chamo’ (36)”, señaló Héctor Venegas y Cortázar, abogado de Mina Ponce, en alusión al venezolano señalado por su defendido como el autor real del doble crimen.

El «Chamo», señalado por Mina Ponce como el autor del crimen, también asistió a la diligencia.

“Mi cliente (por Mina Ponce) participó y relató en todo momento cómo ocurrieron los hechos. Además, frente a la fiscal y los peritos, reconoció e identificó al ‘Chamo’ como uno de los autores del crimen, estando él presente en la diligencia”, destacó Venegas y Cortázar.

El abogado Hernán Ulloa Ordóñez junto a Gladys Steffani, la madre de María José.

Detenido e imputado en la causa desde el primero de marzo, el vigilador comunal amplió el 4 de abril su declaración ante la fiscal de la causa,María Dolores Coloma Pazmiño, y, aunque reconoció haber ayudado a esconder los cuerpos de las mochileras, señaló al “Chamo” como el autor del doble homicidio.

EL CAJERO AUTOMÁTICO

Después de digitalizar con tecnología 3D el hostel en el que se hospedaron las chicas, la diligencia continuó en el centro de la ciudad. Según el relato de los testigos, Marina y María José se dirigieron con sus mochilas y todas sus pertenencias al cajero automático del Banco Bolivariano, ubicado a seis cuadras del JN.

Las autoridades cerraron la calle del hostel para poder trabajar con tranquilidad. (El Telégrafo).

Acá la investigación presenta dos teorías claves a confirmar. Según el relato de al menos cuatro testigos, las argentinas sufrieron un robo en el hostel. Cecibel Neira, dueña del JN, no sólo desestimó los rumores, sino que además describió a las turistas como “confiadas y relajadas”. “Yo les decía: ‘Niñas, tengan cuidado con sus cosas’”, recordó en los días posteriores al hallazgo de los cuerpos.

La ciudad se paralizó durante una semana para permitir los peritajes.

Ya sea por el robo o porque necesitaban efectivo, Marina y María Josépasaron por el cajero automático. Hasta ese entonces, y tal como le habían anticipado a sus familias, el plan era regresar a Guayaquil, para luego tomar su vuelo rumbo a Lima y finalmente llegar el 26 de febrero a Mendoza.

El escaneo del bar de «La abogadita», de fachada celeste, uno de los últimos lugares en los que se las vio.

EL BAR DE LA ABOGADITA

“Después del banco, las chicas se habrían dirigido a la barra Sin Fronteras, más conocida como ‘La abogadita”, precisó Ulloa Ordóñez. Allí, según el relato de la dueña, María, llegaron pasadas las 15.30 de la tarde y se pusieron a hacer dedo en la puerta. El lugar queda a tres cuadras y media del banco y se encuentra cerca de una de las salidas a la Ruta del Spondylus, que conecta toda la vía costera de Ecuador.

El primer testimonio de María que consta en el expediente asegura queMarina y María José permanecieron dos horas intentando que alguien las acerque a Guayaquil. Cansadas y con calor, se acercaron al mostrador para pedirle agua, porque tenían sed. “Les ofrecí una botellita, pero me dijeron que no tenían dinero porque les habían robado”, recordó la mujer que, un mes después, cambió sus dichos.

Según testigos, las chicas hicieron dedo durante casi tres horas en la puerta del bar. (El Telégrafo).

La reconstrucción del crimen también llegó al bar por las declaraciones de Mina Ponce. “Rojo las vio en la puerta y ellas le dijeron que no tenían dinero porque les habían robado en el hotel. Me pidió que las ayudara. Me dijo: ‘Ayúdalas tú que pasas (vivís) solo y no hay nadie en tu casa’. Cogieron un taxi y se fueron a mi casa”, detalló Mina Ponce en su tercera declaración judicial.

EL VIAJE EN TAXI Y LA CASA DE MINA PONCE

La diligencia continuó entonces por la Ruta del Spondylus, el recorrido que, según el taxista, José Parrales, hizo junto a Marina, María José y “Rojo”. “Los llevé a los tres hasta la casa amarilla y no hablaron en todo el viaje. La casa es del moreno”, precisó el conductor en alusión a la propiedad de Mina Ponce, ubicada en Nueva Montañita, a sólo 2.5 kilómetros del centro de la ciudad.

Según testigos, las chicas se tomaron un taxi junto a «Rojo» y agarraron la Ruta del Spondylus.

“La reconstrucción también tuvo lugar en la casa en la que presuntamente fueron asesinadas las chicas”, detalló Ulloa Ordóñez. Allí, los peritos registraron el único ambiente de la propiedad y sus alrededores. Y es que, tal como consta en el expediente al que tuvo acceso BigBang, las primeras pericias registraron manchas de sangre tanto en el interior como el exterior de la precaria construcción. En sus alrededores, en tanto, fueron encontrados diversos objetos de las chicas: un teléfono celular iPhone y la mochila de Marina, entre otros.

«Nueva Montañita», el barrio en el que se encuentra la casa de Mina Ponce.

El siguiente punto clave para la reconstrucción fue el matorral en el que fueron encontrados los cuerpos de las argentinas, ubicado a cinco cuadras de la propiedad y a escasos metros del mar. Según consta en el acta del levantamiento del cadáver de María José al que accedió BigBang, el cuerpo de la mendocina fue encontrado el 25 de febrero por un hombre que se acercó a la zona para “hacer sus necesidades”.

Los cuerpos fueron encontrados en los matorrales que separan el barrio de la Costa.

El de Marina, que estaba a sólo 40 metros del de su amiga, fue hallado recién tres días después por autoridades policiales. Ambos se encontraban embolsados y atados con cintas adhesivas. “Las chicas estaban boca abajo y ya las iban a enfundar (en Ecuador a las bolsas se les dice fundas). El ‘Chamo’ estaba tirando agua en el piso y me dijo: ‘Se nos pasó la mano’. Ellos hicieron todo. Tenían guantes de doctores y fundas en los pies. Comenzaron a embalarlas y, como tenía un tricilo del dueño de la casa, las pusieron ahí. Luego me dijeron que los ayudara a sacar los cuerpos porque estaba todo lodoso y el triciclo no quería rodar”, relató Mina Ponce ante la fiscal.

EL LAVADERO

“Si bien el último punto en el que fueron vistas con vida fue la casa deMina Ponce, las diligencias seguirán por otros lugares que nos permitirán confirmar o desmentir las coartadas de los sospechosos”, indicó el abogado de las familias de las víctimas, y precisó: “Uno, por ejemplo, es el lavadero en el que aseguran que el vigilador comunal fue visto dejando ropa ensangrentada”.

Los padres y las hermanas de Marina en Mendoza. (Diario Uno).

La medida, que inicialmente iba a realizarse los primeros días de marzo, llegó después de que el Fiscal General de Ecuador, Galo Chiriboga, removiera al primer fiscal de la causa, Eduardo Gallardo, y designara en su lugar a Coloma. El cambio favoreció la posición de las familias de las víctimas, quienes cuestionaron desde el minuto uno el curso de la investigación oficial.

La hermana y la mamá de María José durante el entierro. (Los Andes).

«Buscamos contrastar las declaraciones de todos los que, de una u otra forma, han aportado al expediente: los procesados, los testigos, los conocidos de las chicas y quienes las vieron por última vez», precisó el letrado.

Los cuerpos de las chicas fueron enterrados en el cementerio privado Luján de Cuyo.

Tras la nueva designación, los abogados que representan a los Menegazzo y a los Coni realizaron 200 requerimientos para ampliar y poner a prueba el expediente, dentro de los que se destacan la ampliación de las primeras declaraciones testimoniales y la realización de una segunda autopsia, que ya tuvo lugar el 22 de marzo en la ciudad de Cuenca».

CRONOLOGÍA DEL CASO

21 de febrero: las chicas se comunican con sus familiares y les cuentan que al día siguiente iban a emprender el regreso a la ciudad de Guayaquil, para luego viajar a Lima, Santiago y finalmente regresar el 26 a Mendoza.
22 de febrero: los familiares de las mendocinas notan que las chicas no responden los mensajes. Activan una búsqueda desde las redes sociales. La dueña del hostel en el que se hospedaban asegura que abandonaron el lugar a las 14.
La última foto de las chicas las muestra el domingo 21 en la playa.
24 de febrero: las autoridades encuentran el cuerpo de María José, pero no lo reportan de inmediato. Un turista lo divisó al acercarse al descampado para «hacer sus necesidades».
28 de febrero: los restos de Marina fueron hallados a sólo 40 metros de donde encontraron a los de su amiga. El ministro del Interior anuncia por Twitter la muerte de las jóvenes.

Sobre jóvenes argentinas encontradas sin vida, evidencias fundamentales encontradas en vivienda d autor confeso

29 de febrero: las autoridades ecuatorianas confirman la detención de Alberto Segundo Mina Ponce y Aurelio Eduardo «Rojo» Rodríguez. El ministro del Interior publica sus fotos, los califica como «autores del crimen» y sube a Twitter pruebas encontradas en el domicilio de mina Ponce.
1 de marzo: los familiares de las chicas descreen de la línea de investigación oficial. Aseguran que Mina Ponce y Eduardo Rodríguez son «dos perejiles». Los detenidos declaran ante el por entonces fiscal de la causa y el vigilador comunal se atribuye la autoría del crimen. Pese a la autoincriminación, ambos permanecen con prisión preventiva.
2 de marzo: convocan a una marcha en Mendoza bajo la consigna: «Justicia por María José y Marina. Ni una menos».
3 de marzo: viajan cuatro peritos argentinos a Ecuador para colaborar con la identificación de los cuerpos. Las familias de las víctimas habían intentado reconocerlos, pero el estado de descomposición se los impidió. Se lleva adelante la marcha convocada el día anterior en su ciudad natal.
Los familiares de las chicas viajaron a Ecuador para reconocer los cuerpos, pero no pudieron hacerlo.
4 de marzo: aparece un nuevo testigo que aporta datos sobre las últimas horas de las adolescentes. Un taxista aseguró haber llevado a las chicas a la casa de Mina Ponce, ubicada a 2.5 kilómetros del centro de Montañita.
7 de marzo: Dominga Mina, la mamá de Alberto Segundo Mina Ponce, rompe el silencio y es la primera en denunciar que su hijo se autoincriminó porque estaba presionado por un grupo de narcotraficantes.
La cronología de un caso impactante.
8 de marzo: los peritos argentinos advirtieron que las autoridades ecuatorianas no les permitieron tomar registro de las huellas dactilares de los cuerpos, por entonces en la morgue de Guayaquil.
9 de marzo: BigBang publica una foto que muestra a las chicas junto a un misterioso joven en los días previos a su muerte. Fue sumada a la causa. La subsecretaria de Mercados del Ministerio de Turismo de Ecuador, María Cristina Rivadeneira, declaró que a las mochileras mendocinas asesinadas en su país “les iba a pasar eso en cualquier lado”. El laboratorio de la Fiscalía General de Quito identificó los restos de María José.
La subsecretaria de Mercados del Ministerio de Turismo de Ecuador renunció tras cuestionar a las víctimas.
10 de marzo: Rivadeneira renunció a su cargo luego de la polémica que despertaron sus declaraciones. Los cuerpos son sometidos a un peritaje toxicológico.
12 de marzo: familiares de las mochileras piden fotos de Montañita para reconstruir las últimas horas de las adolescentes.
El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, removió al fiscal de la causa.
13 de marzo: Mina Ponce identifica como «el Chamo» al narco venezolano que, según su relato, asesinó a las argentinas.
14 de marzo: el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, removió al fiscal original de la causa, Eduardo Gallardo, y designó en su lugar a María Coloma.
Hernán Ulloa Ordóñez, uno de los cinco abogados ecuatorianos contratados por las familias.
15 de marzo: los familiares de Marina y María José contratan a cinco abogados ecuatorianos para seguir de cerca la causa. «Hasta ahora, creemos que es un móvil sexual que podría haber sido ayudado por el uso de escopolamina (la droga conocida como burundanga)», precisó en su momento a BigBang Hernán Ulloa Ordóñez.
16 de marzo: peritos argentinos confirman que los cuerpos de Montañita son de las mochileras.
En Montañita realizaron un ritual surfer para despedir a Marina y María José.
17 de marzo: José Miguel “el Chamo”, el venezolano señalado por Alberto Segundo Mina Ponce como el autor del crimen de las mendocinas en Montañita, fue detenido por agentes de la Unidad de Antinarcóticos de Santa Elena, Ecuador. Alberto Segundo Mina Ponce dialogó en exclusiva con BigBang y advirtió: «A las chicas las mató el ‘Chamo'».
19 de marzo: la ciudad de Montañita, la misma en la que encontraron la muerte, se organizó para despedir a las mochileras mendocinas. Hubo un ritual surfer del que participaron los familiares.
Los familiares participaron de una marcha en el centro de Guayaquil.
22 de marzo: la fiscal dio lugar a 200 nuevas diligencias solicitada por los familiares de las víctimas. La principal: la realización de una segunda autopsia que tuvo lugar el martes en la ciudad de Cuenca.
24 de marzo: fuentes vinculadas a la causa confirmaron a BigBang que los análisis toxicológicos confirmaron que, tal como lo sospechaban las familias de las víctimas, las mochileras argentinas se encontraban bajo los efectos de la escopolamina al momento de morir.
Paula, hermana mayor de Marina, en la puerta de la sala velatoria.
30 de marzo: después de 37 días de espera y estadía en Ecuador, las familias de Marina Menegazzo y María José Coni emprendieron el regreso al país. Embarcaron en el aeropuerto de Guayaquil pasadas las 8 de la mañana en el vuelo LA 1631 de la compañía chilena LAN con destino a Lima. Los cuerpos viajaron en el mismo avión, pero en una bodega especial.
31 de marzo: los cuerpos de las jóvenes llegan a su ciudad natal. Fueron velados ese mismo día.
La familia de María José acompaña el cajón en el cementerio privado Luján de Cuyo.
1 de abril: los restos de Marina y María José fueron enterrados en el cementerio privado Luján de Cuyo. Participaron más de 200 personas de la ceremonia.

9 de abril: la fiscalía anuncia que la reconstrucción del crimen contará con tecnología 3D y que se realizará el 11 de abril

11 de abril: la fiscalía cancela la reconstrucción del crimen, a la espera de la llegada de peritos colombianos. Declara «el Chamo» ante la fiscal.
25 de abril: comienza la reconstrucción del crimen en Montañita. Se prolongó hasta el 29.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *