Montemar 150×150

MARTES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Tormentas aisladas durante la noche. Precipitaciones en cordillera. Ingreso de frente frío. Máxima: 25ºC Mínima: 12ºC
MIÉRCOLES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos del sector sur rotando al noreste. Máxima: 21ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 23ºC Mínima: 9ºC

Peluche: historia del sanmartiniano que dedicó el título a su hermano fallecido

Peluche: historia del sanmartiniano que dedicó el  título a su hermano fallecido

Emocionante definición tuvo el presente campeonato de TC2000. Previo a la Final, la especialidad mostraba a cuatro candidatos, entre los cuales Emmanuel Cáceres era quien contaba con menores chances de coronarse Campeón. Sin embargo, volvió el mendocino a afrontar un duro momento. Nuevamente no se dio por vencido ni aún vencido y sacó a relucir esa fuerza de voluntad que a lo largo de su vida mostró en los peores momentos. Ganó la carrera que le permitió coronarse Campeón de TC2000 igualando en puntos (214) con Luciano Farroni, pero las victorias en su haber favorecieron al piloto del PSG16 Team, quedando la Corona en tierra cordillerana.

Aún le queda el apodo de “Peluche”, el cual remite a su adolescencia cuando superaba los 106 kilos de peso, esa talla que, a duras penas, le permitía subirse a un karting. Inició su carrera deportiva compitiendo en Chile, luego llegó el tiempo de medirse en la Fórmula Renault con un equipo propio. Doble desafío y doble sufrimiento. No se lograron grandes resultados pero se redobló la apuesta y se trabajó con el Saúl Lui. Otro piloto se sumó a su escuadra pero prontamente todo quedó en un sueño idílico. No se pensó en dejar el automovilismo, pero sí se dudó de toda capacidad.

La invitación y posterior prueba en un monoposto en Inglaterra sembró la duda si competir en Argentina o seguir su carrera en el exterior. Pero primó el mantenerse cerca de la familia y compartir con sus hermanos la pasión por el automovilismo.

Sin resultados importantes en la Fórmula se llegó al TC2000 en el año 2013. El Peugeot 307 del team Litoral Gruop fue la primera herramienta a conducir. A mitad de año se cambió de auto y de equipo. El 408 del team “DTF Racing” fue su nuevo vehículo y en la carrera debut en Rosario se logró la soñada victoria. Allí creía Emmanuel que había cumplido su sueño en la divisional…que lejos estaba se éste presente.

El 2014 empezó de la peor manera, arrebatándole Dios a su hermano “Maxi” y a su cuñada Vanesa. La hija de ambos, apenas una niña, fue la sólida roca en la cual se basoó “Peluche” y su familia para salir adelante. Deportivamente fue el año de adaptación al TC2000, en el cual se comenzó a demostrar que podía dar más. Un fuerte choque en Río Cuarto trajo nuevamente a su cabeza los fantasmas de la duda, de saber si podía competir o no. Fue un arduo trabajo dentro y fuera de las pistas lo que lo llevaron a demostrar y demostrarse que podía, que solo era cuestión de trabajo y de confianza.

En el 2015 se unió a las filas del PSG16 Team, el equipo de los milagros, que aún festejaba el campeonato de Facundo Della Motta tras llegar a la última competencia del 2014 como el candidato en posición desfavorable.

El nuevo año mostró a Cáceres con muchos kilos menos y con la fuerza de voluntad intacta. Se preparó física y mentalmente para enfrentar “su” año, el mismo que no sabría si terminaría por razones presupuestarias. Los éxitos fueron continuos y con grandes resultados: dos victorias (5ta fecha en Junín y 9na en La Plata), otros dos podios (3ro en la sexta fecha en La Plata y en la 7ma en Nueve de Julio) y tres pole position (3ra fecha en Buenos Aires, 5ta en Junin y 9na en La Plata).

Llegó la carrera Final y nuevamente el sufrimiento y la condición de último candidato a la Corona por detrás de Antonino García, Luciano Farroni, Augusto Scalbi y Gianfranco Collino. Solo había que sumar puntos y fue por ello el mendocino: dominó el segundo ensayo, se adueñó de la clasificación, salió segundo en la primera carrera tras haber largado doce y ganó de forma inapelable la Final sabatina. Una performance elitista.

Las estadísticas y comentarios dirán que dominó de punta a punta, que ni las dos intervenciones del Auto de Seguridad jugaron en contra y que Farroni (su máximo rival en el Campeonato) culminó quinto. De haber terminado un puesto adelante la Corona era suya.

Llegó el momento de festejar, de pensar en su hermano que lo acompañaba desde el cielo, de su madre que en Mendoza abrazaba a su nieta, de su padre que mostraba orgulloso sus lágrimas y de la mayoría de pilotos, mecánicos, jefes de equipos entre otros que se emocionaban y alegraban por ver a éste humilde joven y a su padre tocar el cielo con las manos, ese mismo cielo en el cual “Maxi” y “Vane” seguramente festejaban.

Son miles de recuerdos, emociones y alegrías que Emmanuel “Peluche” Cáceres solo pudo decir en pocas palabras:

“Esto es para mi hermano Maxi, para mi cuñada Vane, para mis otros hermanos, para mi mamá, mi papá, para mi novia y para el equipo que está compuesto por grandes profesionales y mejores personas.
Es un sueño. Toda mi vida soñé con esto y nunca creí alcanzarlo. Desde que era chico y no podía entrar en un karting, desde que empecé con el equipo de Fórmula y no lo pensé ni cuando gané mi primera carrera en Rosario gracias a Oscar Fineschi.
Es un sueño. Luché mucho por esto y traté de hacer lo mejor por correr en autos y en estar en un buen equipo. Siempre estuve a disposición del equipo y le pido disculpas por las veces que me equivoqué. Son grandes personas y grandes profesionales.
Llegué a esta carrera pensando solo en sumar puntos, como lo hice siempre en las otras carreras. No pensaba que podía pasar lo que pasó pero nunca bajé los brazos. Siempre le pedí a mi hermano Maxi que me ayude y sé que lo hizo.
Todavía no caigo. Anoche no podía dormir, pero pensando en que tenía que ganar, no en que iba a ser Campeón. No puedo creer que sea Campeón de TC2000, todavía no lo puedo creer.
Ahora me quedo en Buenos Aires para cumplir con todos los compromisos y después viajo a Mendoza para estar con mi familia. Quiero festejar con ellos.
Le agradezco a todos los que se pusieron felices por este campeonato. Muchas gracias por el cariño que me han dado a mí y a mi familia. Gracias a todos”.

La fría estadística también dirá que Emmanuel Cáceres sumo a lo largo del año 214 puntos al igual que Luciano Farroni, pero que las 3 victorias a favor del mendocino desequilibraron la balanza. Por detrás culminaron Antonino García (206 unidades), Augusto Scalbi (194) y Gianfranco Collino (183).

Así, un nuevo y apasionante torneo de TC2000 llegó a su fin, consagrando a un nuevo Campeón. Emmanuel Cáceres se suma a la lista de grandes pilotos que conforman la historia viva de la divisional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *