Montemar 150×150

JUEVES: Caluroso con poca nubosidad, vientos moderados del noreste. Máxima: 36ºC Mínima: 21ºC
VIERNES: Muy caluroso con poca nubosidad, vientos moderados del noreste. Máxima: 37ºC Mínima: 21ºC
SÁBADO: Muy caluroso con poca nubosidad, vientos leves del noreste. Máxima: 38ºC Mínima: 22ºC

Condenaron a prisión perpetua a los asesinos de Jonathan Funes

Condenaron a prisión perpetua a los asesinos de Jonathan Funes
Hubo sentencia para el crimen del policía Jonathan Funes, perpetrado en el hospital Perrupato. Los cuatro imputados fueron condenados como coautores de homicidio.
Se esperaba una dura condena y finalmente llegó durante la siesta de este miércoles: el tribunal sentenció a prisión perpetua a los cuatro acusados por la muerte del policía Jonathan Funes (25), ultimado de un disparo en el pecho durante la siesta del 14 de febrero de 2015, en una de las salas del hospital Perrutato.
Los condenados son Javier Carnevalini (42), José Bustos Silva (49), Jordan ‘Poroto’ Tapia (23) y su hermano, Cristian ‘Pirincho’ Tapia (35), el delincuente internado bajo la custodia de  Funes. Los cuatro fueron condenados por el delito de homicidio agravado por tratarse la víctima de un miembro de la policía, en concurso real con favorecimiento a la evasión.
La pena fue recibida con alegría por familiares del policía asesinado, pero también se encontraban en la sala parientes de los condenados, lo que produjo momentos de mucha tensión cuando un grupo y otro comenzaron a lanzar insultos y amenazas, situación que no pasó a mayores solo gracias a la presencia de una fuerte presencia policial que colmaba la sala.
El tribunal estuvo presidido por Viviana Morici e integrado por María Sierra y Armando Martínez, quienes además de la condena, sacaron compulsa por falso testimonio contra una serie de testigos, aportados por la defensa, quienes aseguraron durante el juicio que los tres acusados de rescatar a Pirincho Tapia, no se encontraban en San Martín al momento del crimen.
Esa había sido precisamente la estrategia de la defensa, dar por sentado que los acusados no estuvieron en San Martín y que existían pocos elementos y ninguno de gran peso para demostrar lo contrario.
Sin embargo, el tribunal siguió el razonamiento de la fiscalía, quien se apoyó, fundamentalmente, en el testimonio del remisero que trasladó a la banda y también, en una pericia técnica que asegura que los teléfonos atribuidos a los acusados estuvieron activos en San Martín durante el mediodía del crimen.
 En la mañana de este miércoles, el tribunal dio a los acusados la oportunidad de decir unas últimas palabras, previo a que los jueces se retiraran a deliberar la sentencia.
Palabras de los acusados:
Cristian Tapia aprovechó ese momento para pedir permanecer en la cárcel de San Rafael: “Tengo problemas con mucha gente en el resto de los penales y mi vida corre peligro”, aseguró Pirincho Tapia; su hermano Jordan solicitó lo mismo: “Si me van a condenar, quiero ir a San Rafael, con mi hermano”, dijo; JavierCarnevalini recordó que es papá de cinco hijos y aseguró que es inocente; finalmente, José Bustos permaneció en silencio. Luego el tribunal se retiró a deliberar y anunció que la sentencia sería leída a las 13, aunque en realidad se conoció la condena casi a las 14.
Jonathan Funes, el policía asesinado en el hospital Perrupato
Jonathan Funes, el policía asesinado en el hospital Perrupato
El crimen ocurrió en la siesta del 14 de febrero de 2015, cuando tres delincuentes rescataron a Cristian Tapia , un preso que había sido operado en el Perrupato por una herida de bala. Los delincuentes bajaron de un Honda Civic y uno de ellos ingresó a la habitación 34, donde estaba Tapia y sin dar tiempo a nada, disparó en el pecho al policía que lo custodiaba. Mientras Funes se desvanecía, Tapia salió detrás del asesino y abandonó el hospital por la Guardia, para luego escapar con el resto de la banda en el vehículo.
“Coordinaron el plan por teléfonos con el detenido y se repartieron tareas: Carnevalini es el matador, pero no pudo haberlo hecho si Bustos no se quedaba en la Guardia de campana o si Poroto Tapia no controlaba la salida sur”, habían dicho los fiscales durante sus alegatos y el tribunal parece haber seguido un razonamiento parecido a la hora de acordar la condena.
Ulises Borderil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *