Montemar 150×150

JUEVES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 25ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC
SÁBADO: Nubosidad variable con tormentas aisladas y leve descenso de la temperatura. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC

Planta de residuos sólidos urbanos: la provincia modificó el proyecto y Mansur reclama por obras pendientes

Planta de residuos sólidos urbanos: la provincia modificó el proyecto y Mansur reclama por obras pendientes

 

En Rivadavia hay un depósito regional de residuos que fue construido en Vizcacheras para recibir allí, la basura de los cinco departamentos del Este, pero la comuna no lo habilita y asegura que aún quedan obras por realizar.

Esta situación ha generado un fuerte conflicto entre la comuna de Rivadavia y el Ministerio de Medio Ambiente, donde también juega un papel importante el departamento de San Martín, que es el que más basura genera en la región y que espera la habilitación municipal de la planta para trasladar allí sus residuos.

El depósito regional de la zona Este es el proyecto más ambicioso de la región porque es el único que ha sido aprobado por los cinco departamentos. Fue pensado a fines de los años 90 y en ese momento, se decidió que la zona apta para recibir los residuos de la región era Vizcacheras, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Rivadavia, ya que además de desértica, la zona posee las napas de agua a gran profundidad, lo que evita cualquier contaminación.

Luego de años de idas y vueltas, el proyecto finalmente recibió fondos internacionales para su construcción, que tras ser licitado en 2012 quedó en las manos de Tecsan SA, una empresa que comenzó con los trabajos en 2014 y que, a mediados de este año,  los dio por terminados.

 

Proyecto modificado

El intendente de Rivadavia, Ricardo Mansur, asegura que faltan obras, que el proyecto original fue modificado para reducir los costos y que sin los trabajos que quedan por hacer, no está garantizado el cuidado del medio ambiente, tal como propone el funcionamiento de la planta.

Así, y como paso previo para la habilitación del depósito, Mansur exige que el gobierno provincial se comprometa (y asigne los recursos correspondientes) para tres obras prioritarias: la remediación del actual basural de Rivadavia, que está junto al predio del depósito regional (tres millones de pesos); la planta de lixiviados, que sirve para el tratamiento de los líquidos que se desprenden de los residuos (un millón y medio de pesos) y, finalmente, una perforación de agua más potente que la que hoy existe y que permita no solo el funcionamiento del depósito sino regar el parquizado que está proyectado en el lugar (otros tres millones de pesos).

“Queremos la firma de los convenios y también la imputación del dinero, porque más de una vez hemos terminado pagando con plata del municipio obras que corresponden a la provincia”, ha señalado Mansur.

 

Lo cierto es que hasta el momento ninguna de estas obras se ha realizado ni tampoco ha sido comprometida por la provincia, que sostiene que la obra está terminada según las modificaciones que se le hicieron oportunamente al proyecto: “La primera licitación de la planta no llegó a buen puerto y para acordar con el segundo oferente fue necesario reducir los costos del proyecto. Era eso o la zona Este se quedaba sin planta regional”, asegura José Pozzoli desde el Ministerio de Medio Ambiente

Para la provincia, la planta está terminada y como Rivadavia no la habilita (debería haber empezado a funcionar el 15 de setiembre), el Ministerio de Medio Ambiente ha decidido multar al municipio. Mientras tanto, San Martín dice ser el principal perjudicado por las demoras, ya que la comuna limpió y cerró, oportunamente, su basural de calle Barrera y ahora, se quedó sin lugar dónde tirar los residuos.

“A diario, San Martín genera casi 80 toneladas de basura y hoy tendríamos que estar llevándolos a Vizcacheras, tal como se acordó entre los cinco departamentos”, señaló Darío Álvarez, jefe de Obras Públicas. En este escenario, la comuna ha decidido arrojar su basura en un predio al costado de la ruta 7, junto al río Mendoza, un terreno que poco a poco se va convirtiendo en un gran basural. Así, San Martín espera a que se solucione el problema y se habilite finalmente la planta.

El proyecto prevé que los cinco departamentos lleven su basura a Vizcacheras y que durante los tres primeros años, la planta sea manejada por Tecsan SA que es la que lo construyó y que cobrará a cada municipio según las toneladas de basura que lleve. En este sentido, el cálculo indica que San Martín aportará el 63% de la basura, que Rivadavia tiene el 18%, que Junín genera el 12%, mientras que La Paz el 4% y Santa Rosa el 3%. Luego de los tres primeros años de funcionamiento, la planta pasará a ser administrada por el consorcio de cinco municipios. De todos modos hay que esperar a que el conflicto se resuelva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *