Montemar 150×150

DOMINGO: Muy caluroso con nubosidad variable e inestable hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 37ºC Mínima: 23ºC
LUNES: Caluroso con nubosidad variable e inestable, vientos leves del noreste. Máxima: 36ºC Mínima: 23ºC
MARTES: Muy caluroso con nubosidad variable, vientos del sector sur rotando al noreste. Máxima: 37ºC Mínima: 24ºC

Rivadavia Canta al País y tres noches en las que ni el clima ni la situación ayudaron

Rivadavia Canta al País y tres noches en las que ni el clima ni la situación ayudaron

Durante tres lunas en esta ocasión, se desarrolló la XXXIII Edición del Festival Rivadavia Canta al País, por cuyo escenario desfilaron reconocidos artistas nacionales que –junto a una extensa grilla de artistas locales- le dieron forma al espectáculo.

Las noches lluviosas y la situación socio económica general, harán que este Festival no sea recordado como el más concurrido, pero como siempre hay que intentar ver el vaso medio lleno, de todas las experiencias hay que sacar conclusiones.

La primera noche fue la más menguada de concurrencia, y aunque conspiró el mal tiempo en particular, las autoridades habrán tomado nota que en otros departamentos que se realizan Festivales o conciertos, se les permite llevar a determinado artista. El público que asiste al predio municipal, tiene un paladar más exigente.

Y para ejemplificar, si a Víctor Heredia, con sus 72 años y apenas un hilo de voz a esta altura de su dilatada y exitosa carrera, se le tolera en otro lugar donde la entrada es gratis, en Rivadavia no sucede lo propio. Y si bien el clima fue un factor importante y que conspiró en darle otro marco, la organización no habrá pasado por alto este detalle.

La segunda noche, con Pimpinela y Soledad marcó una notoria recuperación del público, y eso se reflejó en los alrededores, donde en las tiendas de artesanías y en los kioscos gastronómicos se observaba buen movimiento de gente.

Finalmente, la última noche, con La Barra y Alejandro Lerner, también fue acentuando esa recuperación y las gradas del predio municipal se parecieron mucho más a las noches de antaño.

Austeridad del momento

Por otra parte, el municipio desde el inicio sostuvo que el Festival este año iba estar enmarcado en la austeridad del momento, por lo que se evitó realizar gastos ostentosos, comprometiendo recursos que el Ejecutivo consideró que podrían ser prioritarios para otras actividades.

“Este es un festival austero”, anticipó varios días antes del inicio el intendente Miguel Ronco.

La caída en todas las variables que deben empujar una economía, no han sido de las mejores en los últimos meses: cayó la actividad de la industria, el comercio y hasta el propio consumo, al mismo tiempo que la inflación llegaba casi al 50 % anual, lo que sensiblemente ha disminuido el poder adquisitivo.

Y Rivadavia Canta al País no pudo escapar de esa realidad, pero es lo suficientemente fuerte, por su historia y trayectoria, para renovarse, reinventarse y aplicar una ingeniería que le permita darle más lustre en lo que a este Festival concierne.

No fue un fracaso, pero tampoco un éxito. Tal vez un Festival de transición en este tiempo y esta hora. Las autoridades, ya habrán interpretado la luz amarilla, para que la precaución le dé paso a otras inventivas, esperando a su vez, que la situación social experimente una mejora y el público vuelva a pagar masiva y gustosamente su entrada, para disfrutar de una propuesta artística de excelencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *