Montemar 150×150

DOMINGO: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura. precipitaciones aisladas en la mañana, mejorando por la tarde, vientos moderados del sector sur rotando al noreste. Ingreso de frente frío. Máxima: 22ºC Mínima: 15ºC

Roque Grillo, escritor por causalidad y periodista por herencia

Roque Grillo, escritor por causalidad y periodista por herencia

Después de ser reconocido en el departamento de San Martín,  repasamos su vida ligada a la literatura y al periodismo en un día tan importante como este 7 de junio, Día del Periodista.

Arte & Vino, a través de la Asociación Convivir para Crecer, distinguió al escritor y periodista Roque Grillo como Colaborador Cultural Comprometido con su Comunidad, en un acto realizado en el Centro de Congreso y Exposiciones Francisco del departamento General de San Martín, el pasado 27 de mayo de 2016.

            Linda excusa para conversar con él y repasar su vida vinculada a las letras.

Ni bien sirvió el café y un licor apropiado para un día lluvioso y frió, se reconoció como un escritor por casualidad y un periodista por herencia.

            Pero como quien esto escribe no cree en las casualidades, con el devenir de la charla quedará demostrado que todo lo que desarrolló en su vida fue el causal de tal rótulo. Por lo tanto solo le quedará la alternativa de hacerse cargo.

 

La herencia

Al desempolvar los recuerdos, lo primero que nos cuenta es que su vinculación con el periodismo llega por herencia. Su padre Roberto fue periodista por necesidad, ya que al ser despedido en el ’55 del Poder Judicial, aceptó ingresar al diario El Tiempo de Cuyo por invitación de su viejo amigo Salvador Montalto. ¿Los méritos para ello?, muy simple nos dice Roque: su alta cultura general. Después su padre fue corresponsal del Diario Mendoza.

Al producirse unos hechos policiales importantes, y ante la ausencia de su viejo, Roque lo tuvo que cubrir con sendas notas. Esto gustó mucho en el diario y le ofrecieron la sección policiales a partir del 70.

Para esto tuvo que dejar su carrera de Derecho en Santa Fe y volver a la provincia. Aquí intentó estudiar la carrera de Ciencias Políticas y Sociales en la UNC, pero quedó atrapado por la profesión, lo ascendieron y abandonó definitivamente los estudios.

Al poco tiempo suma su tarea la Agencia Nacional Telam y a la Municipalidad de San Martín por la convocatoria del entonces intendente Ismael Yurie.

Recuerda una gran competencia periodística e intelectual con Rafaél Morán, jefe de policiales del Diario Los Andes, y con quien se reconoce un gran amigo y colega Alberto “el perro” Atienza.

            Fue despedido y retomado en el Diario Mendoza en el 1975. Fue despedido y retomado en la Municipalidad de San Martín. En ese ir y venir, la universidad de la calle le daba el basamento empírico para lo que vendría.

 

Volver con la frente en alto

Contradiciendo al tango vuelve al municipio con la frente en alto tras la convocatoria de su amigo Pablo Patti. Aquí comienza a liberar al escritor que tenía guardado. Los libretos vendimiales afloran para, con la complicidad de Rafael Pérez Monassa, Ángel Giménez y Laura Grenón, darle forma a muchas fiestas departamentales.

Hoy, ya jubilado y en su apacible lugar en el mundo que refacciona ladrillo a ladrillo con su compañera Nora, confiesa que le gusta jugar con las palabras, con divertirse y escribir para los amigos, sus mujeres y nieto. De ese juego al escritor solo había un paso que dar, y lo dio.

 

La Causalidad

El hecho de estar ligado al periodismo y a la literatura y por considerarse un lector empedernido, hizo de él un escritor, mal que le pese.

Sus anécdotas de vida devinieron en cuentos que se transformaron en mini ficciones y se suma a la Cofradía del Cuento Corto.

Con emoción considera que si lo que escribió le gustó a su amigo Eduardo Gregorio (y lo nombra en tiempo presente), esto es una medalla en el palmarés personal. Algo así como un Nobel de Literatura de estos pagos.

Roque premiado 2 ss

Ha publicado en una media docena de antología a nivel nacional e internacional con La Cofradía y en un libro colectivo que se llama Con la literatura no de juega.

El señor es, sin dudas, un personaje. De fino humor y filosas apreciaciones filosóficas sobre la vida.

Salud por este mimo al alma. Lindo motivo para compartir un vino con usted, escritor y periodista Roque Grillo.

 

Por Roberto Mercado

romercado1962@yahoo.com.ar

(1) Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *