LUNES: Caluroso con poca nubosidad, inestable hacia la noche, vientos del noreste. Máxima: 35ºC Mínima: 21ºC
MARTES: Caluroso con nubosidad variable, lluvias y tormentas, vientos rotando al sector sur. Máxima: 36ºC Mínima: 22ºC
MIÉRCOLES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura y vientos leves del este. Máxima: 33ºC Mínima: 19ºC

Salgado contra las cuerdas: la justicia dio por válido el testimonio del arrepentido ex Tesorero, Alfredo Lezcano

Salgado contra las cuerdas: la justicia dio por válido el testimonio del arrepentido ex Tesorero, Alfredo Lezcano

Se trata del que brindó su tesorero, Alfredo “Cato” Lezcano, quien contó como arrepentido, la trama por la que la comuna pagó 1,3 millones de pesos a nombre de un proveedor que nunca prestó servicios al municipio. En esa causa también está imputado el ex director de Hacienda, Franco Ojeda.

La situación judicial del ex intendente Sergio Salgado es, por lo menos, delicada, está condenado a seis meses de prisión en suspenso por lesiones leves en perjuicio de su ex pareja Bárbara Dorcemaine y enfrenta además, una veintena de causas relacionadas con la mala gestión que hizo de la comuna de Santa Rosa.

Si bien Salgado ha recuperado la libertad y por estas horas dedica su tiempo al cuidado de la finca familiar, su abogado lo anotició en las últimas horas de una pésima noticia para su futuro procesal: la justicia dio por válido el testimonio de Alfredo Lezcano, quien fue tesorero durante su gestión y que, en calidad de arrepentido, brindó ante el fiscal Santiago Garay un detallado relato de cómo fue la maniobra por la que la comuna pagó en facturas truchas, cerca de 1,3 millones de pesos, a un lubricentro que jamás fue proveedor del municipio santarrosino.

El testimonio de Lescano había sido objetado por Franco Ojeda, quien fue director de Hacienda de Salgado y que había planteado ante el tribunal, que el testimonio de Lescano no tenía valor jurídico porque, en todo caso, el tesorero también había sido parte de la maniobra y debía estar imputado en esa causa junto con Salgado y el propio Ojeda.

“Se trató de una maniobra desesperada pero con la que los imputados buscaron dejar a la investigación sin el principal testimonio, el de Lescano que fue un testigo privilegiado de la maniobra ya que estuvo en el gabinete de la comuna cuando ocurrieron los hechos”, explicó una fuente de tribunales a Tiempo del Este: “Sin embargo, la justicia rechazó el pedido de nulidad y ratificó como válidos los dichos de Lezcano”.

Alfredo Cato Lezcano

Efectivamente, en las últimas horas el juez Eduardo Orozco resolvió el planteo de nulidad y rechazó el pedido de la defensa de Ojeda, al dar por válido el testimonio de Lezcano: “El fiscal tiene atribuciones como para tomar esa medida, la de garantizar a alguien su libertad a cambio de que entregue información que haga avanzar la investigación”, agregó la fuente.

Y así fue como en 2016 y en calidad de arrepentido, Lezcano contó que fue el propio Ojeda quien llegó a mediados de 2015 con facturas del lubricentro Tirasso, una empresa de Godoy Cruz que no tiene sucursal en Santa Rosa.

Según Lezcano, Ojeda dijo que había que sacar pronto esos cheques y que él mismo se los iba a llevar al proveedor; el tesorero asegura que la suma total de las facturas rozaba los 1,3 millones de pesos y aseguró que Salgado estaba al tanto de la maniobra: “Él dio la orden”, le dijo al fiscal en su momento.

Franco Ojeda, ex director de Hacienda

Además Lezcano reconoció ante el fiscal en su declaración como arrepentido que le resultaba muy extraño el modo: “Lo normal es que sea el mismo proveedor el que presente las facturas y que él inicie el expediente”, dijo y agregó: “Que yo sepa, acá nunca hubo un expediente”.

Finalmente y con la decisión del juez Orozco, queda allanado el camino para que esta causa, una de las más de veinte que tienen a Salgado contra las cuerdas, vaya a juicio. No falta mucho para que el ex intendente kirchnerista deba sentarse ante la justicia, para dar explicaciones en un juicio oral y público.

 

(Ulises Borderil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *