Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Tiempo bueno, cielo algo nublado, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 27ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC

Salgado cumple un mes preso y sin perspectivas inmediatas de recuperar la libertad. Otra vez rechazaron su excarcelación.

Salgado cumple un mes preso y sin perspectivas inmediatas de recuperar la libertad. Otra vez rechazaron su excarcelación.

El ex intendente Sergio Salgado cumplió ayer un mes preso y sin perspectivas de salir en lo inmediato, toda vez que la justicia ha ido rechazando uno a uno los recursos que han presentado sus letrados.

Desde aquel viernes 1º de Abril, en que decidió entregarse a la justicia, luego de haber estado prófugo durante 5 días, han pasado un mes y ya pocos se acuerdan del ex jefe comunal santarrosino.

Ese mismo día, acusando de su situación al gobernador Alfredo Cornejo, presentó la renuncia a la intendencia del departamento, no sin antes atacar a jueces y fiscales por distintos motivos. En tanto, la Santa Rosa que gobernó durante 8 largos años, y  que lo eligió para que lo gobernase durante 4 años más, asistía impávida al destino de su ex jefe político.

Es que Salgado se había hecho una fama de “todopoderoso”, y era el hombre que podía desafiar al Concejo Deliberante las veces que quisiese, ningunear al Tribunal de Cuentas, lanzar seiscientos cheques sin fondos, contratar a centenares de personas, y mentir y mentir.

La suerte de Salgado quedó echada quizá el mismo día en que ingresó al Concejo Deliberante el demócrata Antonio Ponce, hace 2 años también. Eran archienemigos, y Salgado le hizo un sinnúmero de denuncias cuando ocupó su lugar en 2007, todas con suerte adversa.

También trató de “borracho” al presidente del Concejo Deliberante durante 2008, Gustavo Muñoz, quien le planteó una demanda y terminó ganándosela. Pero eso no lo amedrentaba al ex jefe comunal, sino que observaba con desparpajo la situación y de inmediato planteaba otra confrontación, quizás con menos nivel que el gobierno nacional del Frente para la Victoria, aunque con similar apasionamiento para lo que es Santa Rosa.

De sus colaboradores se planteaban muchas sospechas. Desde que robaban combustible, “cobraban” un porcentaje a los empleados contratados o acosaban sexualmente a algunas empleadas. Y ni qué decir de los subsidios que ingresaban al municipio destinados a distintos organismos, porque rara vez les eran transferidos.

 ¿Todo eso lo consentía Salgado? ¿O lo alimentaba?

O desafiar mediante acciones judiciales al intendente de La Paz, por decir este que un subsidio destinado a ambos departamentos, lo estaba perjudicando porque a su territorio no había ingresado ningún peso.

Todo le era poco. Como no firmar un acuerdo de partes con el CEO de La Salada, Jorge Castillo, y privar a los santarrosinos de acceder a un impuesto que le habría redituado muchos miles de pesos por mes. A cambio de eso, se quedó con el estacionamiento municipal, que era regenteado por sus funcionarios, sin saber a ciencia cierta adonde fue a parar esa masa de dinero, que durante 2 años le generó recursos frescos y sin ningún tipo de control.

Había empresas “fantasmas” que estaban conformadas por amigos y a la que le eran adjudicadas generosamente ciertas obras en el departamento. En Santa Rosa todo era posible.

Para Salgado todo era impunidad. Inclusive era defendido por sus pares intendentes, como Jorge Omar Giménez, quien llegó a acusar a algunos concejales de Santa Rosa, apuntando a Antonio Ponce, de “golpistas” por investigar a su compañero de cargo.

Todas estas y muchas cosas más, fueron los motivos que observó Santiago Garay, Fiscal Especial, para actuar como actuó. Recordemos que Juan Trigo, ex secretario de Gobierno, Franco Ojeda, ex director de Hacienda y Walter Funes, contador general del municipio, están libres bajo fianza pero su situación es igual de comprometida a la de su ex jefe político.

Pero los mismos que lo defendían para la tribuna, fueron los que primero tomaron distancia del ex intendente hoy privado de libertad en el penal de Boulogne Sur Mer.

Y parece que seguirá un tiempo más, porque la justicia va volteando todos los recursos que presentan su abogado, que hoy es Fernando Peñaloza.

Algunos recursos fracasados:

El 4 de Abril pasado, Ricardo  Schulz, juez de garantías de la Tercera Circunscripción Judicial,  que subroga a la jueza Marina Cuatrini, rechazó el pedido de excarcelación del renunciante intendente Sergio Salgado, preso en el penal de San Felipe por graves cargos, entre ellos el de “asociación ilícita agravada”.

Los abogados de Salgado habían pedido que se lo liberase, al interpretar que al renunciar dejaría de obstaculizar la causa, pero Schulz no hizo lugar al pedido y decidió que el imputado siga detenido.

El 20 de Abril,  la Primera Cámara del Crimen de San Martín, a cargo del juez Eduardo Orozco, resolvió no hacer lugar al pedido de control jurisdiccional que había presentado el abogado defensor Fernando Peñaloza.

Los magistrados temen que Salgado pueda fugarse una vez más, y también que influya en algunos empleados municipales por las causas que se le siguen.

Ahora, el expediente recalaría una vez más en Santiago Garay, quien podría dictar las medidas correspondientes luego de retomar la investigación.

El ex asesor legal del municipio de Santa Rosa y conocido defensor en causa de derechos humanos, Fernando Peñaloza, es hoy el abogado de Sergio Salgado, y en algunos medios anticipó que podría acudir  a la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *