Montemar 150×150

MARTES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Tormentas aisladas durante la noche. Precipitaciones en cordillera. Ingreso de frente frío. Máxima: 25ºC Mínima: 12ºC
MIÉRCOLES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos del sector sur rotando al noreste. Máxima: 21ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 23ºC Mínima: 9ºC

Salud: lo que cuesta hoy conseguir una ambulancia para un paciente

Señor Director de Tiempo del Este

De nuestra consideración:

Damos a conocer esta nota con el fin de hacer saber nuestras quejas e indignación por lo vivido con nuestro padre Juan Ginés Sánchez. Pasamos a contar que después de que el tuvo una intervención quirúrgica muy delicada, debido a un aneurisma en la aorta abdominal, logró salir con vida, pero previo a la operación se deterioraron sus riñones, produciéndose una insuficiencia renal. A causa de esto comenzó a ser dializado en la Clínica Nefrológica del Este,  en San Martín.

Para nosotras es nuestro deber acompañarlo y con esto nos referimos ayudarlo con la medicación e higiene, etc. Pero nos indigna que existan profesionales con títulos pero con poca vocación, ya que su interés pasa por lo económico no por lo humano; viendo a nuestro padre como un paciente generador de gastos innecesarios para la Clínica Nefrológica del Este. Porque el hecho de tener que mandar una ambulancia dos o tres veces a la semana y recorrer los 100 km a La Paz, sabiendo que va a ser irreversible, les habrá convenido  lavarse las mano o “influenciar” a la familia de internarlo en un hospital que se encargue de dializarlo.

A medida que eran más notorios los problemas de salud y  complicaciones que conlleva el tratamiento, nosotras y el paciente sufrimos el maltrato y desinterés por parte de los profesionales de la clínica. Un ejemplo es que la doctora Liliana Aguilera,  encargada de nuestro padre,  no realizaba los chequeos periódicos y ni siquiera lo atendía en un consultorio; por el contrario hacia propio los comentarios de los síntomas que nosotras observábamos  y, siempre,  nos daba un panorama superficial diciendo “puede ser tal cosa, puede ser tal otra” sin certezas.

Tal es así, que de un día  para otro nos dijo que  “ya era tiempo de no dializarlo más”, y propuso internarlo  “en un hospital en capital”. Evidentemente, ya no querían recibirlo, y menos perder plata en el transporte. A posterior cuando dejaron de mandar el  transporte que solía ir  a buscarlo, hicieron todo lo posible para desviar el tema a la obra social.

Nosotras, desesperadas y con poco tiempo,  nos abocamos a conseguir una ambulancia. Así pasaban las horas e incluso los días, y él seguía sin dializarse corriendo el riesgo de morir.  Entre tanto lugares que fuimos, llegamos a OSEP que es la obra social del estado y que debería cubrir la salud de nuestro padre. Teniendo todo autorizado, con convenio con la prestadora de todo el mes de julio y agosto de este año 2015, no se hicieron cargo.

Últimamente,  llevábamos a nuestro padre por nuestros propios medios a la clínica en cuestión, donde los técnicos y los enfermeros nos dieron “la bienvenida” haciéndose los distraídos para no atendernos, dejándonos a un lado con desprecio, hecho que  nos generó  indignación y dolor.

Con esto queda reflejado la falta de profesionalismo y  moral por parte de los integrantes de este Centro Médico, los cuales priorizan lo económico y no la salud de sus pacientes. Indignadas y dolidas, nuestras quejas son para que todos sepan el maltrato al que fue expuesto nuestro padre y nosotras,  quienes lo acompañábamos y seguiremos haciéndolo.

Sergio Pinto (ex intendente) se interesó en nuestro problema y habló con su hermano Gustavo Pinto, intendente de La Paz, el que nos dio solución para trasladar a  nuestro padre, quien volvió a retomar las sesiones de diálisis. El municipio debió hacerse cargo de  lo que Centro del Este y OSEP no hicieron.

También queremos  agradecer a Rubén Capdevila, por su colaboración, y al Hospital Arturo Illía, por su atención.

Nos sentimos muy agradecidas y orgullosas por la sensibilidad que tuvo con nuestro padre y con nosotras, al brindar, desinteresadamente, una solución a nuestro problema, el  intendente  Gustavo  Pinto.

Flia Sánchez, Esposa e Hijas

Andrea Vanina Sánchez DNI 27612419

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *