Montemar 150×150

MARTES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Tormentas aisladas durante la noche. Precipitaciones en cordillera. Ingreso de frente frío. Máxima: 25ºC Mínima: 12ºC
MIÉRCOLES: Nubosidad variable con descenso de la temperatura, vientos del sector sur rotando al noreste. Máxima: 21ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 23ºC Mínima: 9ºC

Las 3 empleadas municipales encadenadas reclamando el pago de sus salarios abandonaron la medida de fuerza

Las 3 empleadas municipales encadenadas reclamando el pago de sus salarios abandonaron la medida de fuerza

Las empleadas municipales que estaban encadenadas, frene al municipio, abandonaron esa medida de fuerza bajo la promesa de funcionarios del Ejecutivo departamental de que este viernes o lunes les sería depositado uno de los sueldos que se le adeudan.

«Lo hicimos por nuestros hijos, y por nuestros compañeros de trabajo», comentaron.

 

Crónica

La crisis de Santa Rosa es una espiral que va en ascenso y que, pareciera, nunca alcanza su fin. Esta vez se encadenaron 3 empleadas del municipio, que hoy, por cuenta y orden de su intendente, Sergio Salgado, decidió cerrar sus puertas para evitar los reclamos y, según él, «proteger a los empleados municipales que quieren trabajar».

Angélica Martín, Gabriela Ponce y Claudia Aguero, tomaron la drástica decisión luego de que el municipio incumpliera con los pagos a sus empleados, situación que vienen arrastrando desde hace mas de un año los contratados y personal de planta.

«Estamos acá porque ya no damos más. En mi caso soy jefa de familia y tengo hijos y debo pagar alquiler. Hoy culpa del municipio, que no me paga, me ha llegado una orden de desalojo. ¿Hasta cuando vamos a seguir así?, se preguntó Gabriela Ponce.

En tanto que Angélica Martín aseguró que «hoy estamos encadenadas porque nos deben una plata que necesitamos para hacer frente a nuestras obligaciones. Al intendente hace 20 días que no se lo ve por el municipio y nos ha injuriado diciendo que hemos roto las instalaciones del municipio, cuando es mentira. Nos hemos encadenado también en solidaridad con nuestros compañeros contratados que hace 5 meses que no cobran y nosotras 2 meses».

Finalmente, Claudia Aguero, con tristeza expresó: «No me da verguenza esta protesta que estamos haciendo, y la hacemos porque hoy no tenemos el pan para darle a nuestros hijos, y tampoco para pagar los remedios de la farmacia, o las boletas de la luz. Vamos a seguir hasta que aparezca una solución».

Las empleadas denunciaron persecución política por reclamar el pago de sus salarios: «El intendente no paga los sueldos, pero manda a patovicas a perseguirnos y amenazarlos», coincidieron las encadenadas.

Las empleadas, jefas de familia, aseguran que seguirán en su reclamo hasta que no se les regularice la situación financiera, que pareciera estar en un momento bisagra. A la decisión de Salgado de cerrar las puertas del municipio, hoy el Concejo Deliberante decidirá quienes son las autoridades que llevarán adelante la conformación de una nueva Comisión Investigadora, que en caso de prosperar, podría derivar en la suspensión del jefe comunal. Hasta el momento, la oposición conformada por 5 ediles,  no ha podido perforar la decisión del bloque justicialista -que cuenta con 5 miembros- para sostener a Sergio Salgado al frente del Ejecutivo. Aunque los últimos acontecimientos en Santa Rosa van cambiando hora por hora.

En tanto que el gobierno provincial, a través de su Secretario de Hacienda, Antonio Bizzotto, aseguró que «“Santa Rosa hoy no tiene nada por cobrar, porque ha recibido todos los fondos de este conjunto de subsidios y de la coparticipación, por lo cual, lamentablemente, no tenemos al día de la fecha,  posibilidades de aportar más recursos”

Salgado había pedido un adelanto de coparticipación de 10 millones de pesos, hecho que fue calificado por el funcionario de «imposible», porque antes debían dar respuestas a municipios que, a diferencia de Santa Rosa, no se encuentran al día.

Algunos aseguran que el  lunes, aunque nadie lo pudo ver, el  intendente se parapetó en su despacho, evitando tomar contacto con los manifestantes, que quemaron cubiertas y arrojaron basura y ayer tampoco se lo vio por Santa Rosa, mientras decenas de empleados que participaban de las medidas de fuerza, al grito de «que se vaya», pedían el alejamiento de Salgado.

Solo un puñado de fieles, como su secretario de Gobierno, Alberto Roza y el edil Marcial Ibarra, intentaron dialogar con los manifestantes sin ofrecerles, de acuerdo a éstos, ninguna solución y asegurando que Salgado estaba en Mendoza haciendo gestiones para solucionar el tema financiero.

El secretario General de ATE Zona Este, Carlos Bazat, en la víspera anticipó a Tiempo del Este, que hoy y durante los días que se avecinan, irían profundizando la protesta hasta tanto no se le diera una solución política al tema. El dirigente calculó que en materia de sueldos, y otros ítems (retroactivos y zona)  adeudados al personal de hace 3 años a esta parte, la deuda con el personal supera los 30 millones de pesos.

En minutos, asumirán las nuevas autoridades del hospital de Santa Rosa, un lugar que Salgado utilizó como «bunker» político en los últimos años, y donde pudo hacer nombrar a «punteros» de su confianza. Allí, se podría desatar otro escándalo con la Comisión Cooperadora del hospital, según trascendió, por dineros que jamás fueron rendidos y que hoy no están.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *