Montemar 150×150

SÁBADO: Tiempo bueno con ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC
DOMINGO: Poca nubosidad con ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 20ºC
LUNES: Nubosidad variable con ascenso de la temperatura, inestable hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 33ºC Mínima: 20ºC
MARTES: Caluroso e inestable con nubosidad variable, vientos leves del noreste. Máxima: 34ºC Mínima: 21ºC

Se inundaron varios clubes del dique El Carrizal

Se inundaron varios clubes del dique El Carrizal
Se debe a que el embalse tiene ahora una mayor capacidad, como consecuencia de una obra de Irrigación. Casas y quinchos bajo el agua.
El Carrizal alcanzó en los últimos días su cota máxima y por primera vez, un sector de las instalaciones de muchos clubes pesqueros quedaron debajo del agua. Esto se debe a que luego de la obra que Irrigación realizó en 2016 para elevar la capacidad del dique, el agua cubre ahora parte de los terrenos más bajo, donde los clubes construyeron quinchos, churrasqueras e incluso viviendas.
El caso más grave es el del club San Martín, en la margen oeste del dique, donde la fuerza del agua rompió un muro de arena de contención e inundó unas 40 viviendas de los socios, con pérdidas de muebles, vehículos y electrodomésticos. Además, quedó también bajo el agua la rampa para descender las lanchas, por lo que la actividad pesquera está acotada solo a la costa del club.
“Tenemos un grave problema a raíz de que este muro de contención que hizo Irrigación, no tiene piedras y solo es arena apisonada que el agua se fue comiendo”, comentó Miguel Morales, encargado del club San Martín.
Los problemas que trajo el nuevo nivel de El Carrizal para los clubes de pesca también se han observado en la margen este, la que pertenece a Rivadavia y donde las instalaciones más cercanas a la costa tradicional, quedaron bajo el agua. Este panorama se vio, por ejemplo, en las instalaciones de Recursos Naturales, donde quinchos completos y calles han quedado inundados.
En El Pelícano
Otro tanto ocurre, por ejemplo, en el club El Pelicano, donde los encargados no pudieron hacer un muro que contuviera el agua y el nivel prácticamente ingresó en uno de los quinchos: “Este año no hubo dinero para hacer el muro y el agua subió mucho. Llevo 25 años en este lugar y nunca vi tanta agua”, contó la encargada del ingreso.
Para hacer un poco de historia hay que recordar que El Carrizal se inauguró en 1971 y que controla el caudal del Tunuyán Superior para distribuirlo, río abajo, en una extensa red de canales que cubren los cinco departamentos de la región y más de 100.000 hectáreas cultivadas.
Con los años y el sedimento que se fue asentando en el dique, la capacidad del embalse se redujo un 30% y es por eso que Irrigación construyó en 2016 un sobremuro de 1,5 metros sobre el vertedero, lo que agregó 50 hectómetros cúbicos de agua de capacidad, lo que redujo en más de un 50% la pérdida que se produjo por el sedimento.
Está claro que el principal objetivo de El Carrizal es el riego de los cultivos de los departamentos del Este, pero no es menos cierto que el lugar cobró con los años un gran atractivo turístico para miles de familias y pescadores que cada año llegan a sus costas. Es por esto, que los encargados y socios de los clubes insisten con los derechos adquiridos y buscan un acuerdo con Irrigación o algún tipo de resarcimiento que minimice los daños ocasionados por el nuevo nivel.
Sin embargo, desde Irrigación, el superintendente Sergio Marinelli subrayó el objetivo de El Carrizal y aunque admitió que pudo haber algún error en la construcción de la contención frente al club San Martín, dijo también que el agua del dique se entregará según lo planeado y que recién en los primeros días de agosto, el nivel comenzará a bajar. Hasta ese momento, las instalaciones y casas más cercanas a la vieja costa del dique seguirán bajo el agua: “Recién cuando baje vamos a analizar la situación con los clubes”, resumieron desde Irrigación.
(Ulises Borderil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *