Montemar 150×150

JUEVES: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste rotando al noreste. Inestable en cordillera. Ingreso de frente frío en la madrugada provocará tiempo ventoso y una jornada fría en la tarde. Máxima: 16ºC Mínima: 7ºC
VIERNES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos moderados del noreste. Máxima: 20ºC Mínima: 4ºC
SÁBADO: Tiempo bueno con ascenso de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 24ºC Mínima: 5ºC

¿Se puede dar vuelta el resultado de la PASO? Mauricio Macri busca inspirarse en un antecedente peruano

¿Se puede dar vuelta el resultado de la PASO? Mauricio Macri busca inspirarse en un antecedente peruano

Mauricio Macri busca inspirarse en una elección de Perú, de 2016, para intentar dar vuelta una elección que le queda muy cuesta arriba. En aquella ocasión, hubo una remontada épica de una fuerza política por sobre otra.

El abultado 47,35 % que obtuvo la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández por sobre el modesto 32.08% que alcanzó Mauricio Macri-Ángel Pichetto, dejó al  borde del abismo político al actual presidente de la nación en sus afanes reeleccionistas.

Para la mayoría de los observadores políticos, la elección general del 27 de octubre próximo será un paseo para el Frente de Todos, a los que le auguran una perfomance superior al 50%,  resultado que la llevaría a evitar el ballotage y así ungir como nuevo presidente de los argentinos a Alberto Fernández.

Alberto Fernández, fue el candidato más votado en las PASO

Pero Macri se ha transformado en un animal político, y pasó de la frustración por el resultado entre la noche y el domingo del último lunes, a una reacción que cristalizó a través de una batería de medidas socioeconómicas, que lo ubican nuevamente en el centro de la escena política.

Las nuevas medidas económicas, intentan aliviar el castigado pasar de las clases más humildes y medias, que le brindaron un voto de confianza en el 2015, cuando fue electo presidente, y que se lo quitaron en las PASO del domingo pasado, cuando mutaron hacia la fórmula FF.

El congelamiento en la tarifa de los combustibles, suba del mínimo no imponible de Ganancias, créditos blandos,  moratorias  para las pymes, beneficios para estudiantes y monotributistas y un aumento en el Salario Mínimo, Vital y Móvil son algunos de los anuncios, que se complementan con la quita del IVA para los alimentos básicos. También cambios en su gabinete, en el sector de Hacienda, con la salida de Nicolás Dujovne.

Renunciante ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne

El diálogo de Mauricio Macri con Alberto Fernández más la batería de medidas, podría llegar a iniciar una paulatina disminución en la cotización del dólar, que en los momentos de mayor incertidumbre del lunes trepó hasta los 62 pesos y este viernes se cotizó en 57. Este importante aumento que registró la divisa norteamericana, es en la práctica otra devaluación del peso, acción que dispara la inflación y afecta especialmente a las capas de bajos recursos.

Pero, con este panorama, y a 70 días de las elecciones generales, la pregunta es si Macri podrá llegar a un ballotage en noviembre. Como ya dijimos, la lógica parece indicar que no. Es una verdadera utopía a la que se ha lanzado el presidente y su equipo, en un giro de 360 grados en las acciones políticas que había desplegado en estos 44 meses que ya lleva en el gobierno. Pero la política es el arte de lo posible.

Los antecedentes políticos en esa materia, especialmente en Latinoamérica, cierran la puerta a la cruzada que ha iniciado el presidente Mauricio Macri y que es volver a reconciliarse con los sectores que le dieron la espalda el pasado domingo.

Si bien en las legislativas de 2017, en San Luis se produjo un resultado favorable en las PASO a Claudio Poggi, de Cambiemos (ganó por 19 puntos), en la posterior elección general, el gobernador Alberto Rodríguez Saá pudo revertir los resultados e imponerse por 10 puntos. Un caso llamativo en una provincia que no supera los 500 mil habitantes.

El antecedente peruano

Pero hay otro antecedente, sucedido apenas hace tres años en la República de Perú, en donde en las elecciones generales celebradas el 10 de abril de 2016, la candidata de Fuerza Popular Keiko Fujimori, obtuvo 6.111.000 votos y el 39%, mientras que su rival más inmediato Pedro Pablo Kuzcynski llegó a los 3.228.661 votos y el 21.5%. La diferencia en favor de Fujimori fue de 2.872.000 votos.


Pedro Pablo Kuzcynski y Keiko Fujimori, cuando ambos eran candidatos a la presidencia de Perú en 2016.

La segunda vuelta, entre los dos candidatos más votados, se produjo 55 días después, el domingo 5 de junio de 2016 y el triunfo, absolutamente reñido, correspondió al economista del Partido de Peruanos por el Kambio (PPK). Kuzcynski se impuso con el 50.12 % de los votos, mientras que Keiko Fujimori sumó el 49.87%. La diferencia final entre ambos fue de 42.597 de sufragios, ínfima entre los 18.335.385 peruanos que concurrieron a votar aquel día.

La clave de PPK para su épica remontada, fue el entramado de acuerdos que hizo con el resto de los candidatos, un viraje en su estrategia de campaña  y el recuerdo con martillazos comunicacionales de lo que había sido la familia Fujimori para el Perú, desde la época de Alberto Fujimori, padre de Keiko,  hasta la fecha. Pero, a no dudarlo, hay diferencias y similitudes con lo que puede ser una elección y otra.

Los resultados de aquellas elecciones en Perú. Nótese la evolución de votos entre los dos principales candidatos

La elección general próxima, en Argentina,  podría significar la consolidación del kirchnerismo como alternativa del poder, o una recuperación de Juntos por el Cambio para afianzarse como una fuerza competitiva y buscar, al estilo de Pedro Pablo Kuzcynski, un resultado histórico en un eventual ballotage.

Ambos contendientes presos

El protagonista de aquella remontada impensada, Pedro Pablo Kuzcynski (80) , asumió el 28 de julio de 2016 como presidente de Perú y debió abandonar el poder el 23 de marzo de 2018, para cumplir prisión domiciliaria por una condena de la justicia peruana a tres años, que lo encontró culpable por lavado de activos. Su rival de aquella ocasión, Keiko Fujimori (44) cumple prisión actualmente en la cárcel de Chorrillos desde el 10 de octubre de 2018, por lavado de activos en el caso Odebrecht, ocurrido en otra campaña electoral de 2011. Pero todo esto, es otra historia.

(Jorge Barrionuevo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *