Montemar 150×150

LUNES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos de direcciones variables. Inestable en cordillera. Máxima: 18ºC Mínima: 6ºC
MARTES: Nubosidad variable con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 19ºC Mínima: 5ºC
MIÉRCOLES: Mayormente soleado, vientos leves. Máxima: 19ºC Mínima 6ºC

Se redujo la mortalidad materna en Mendoza

Se redujo la mortalidad materna en Mendoza

Mendoza logró bajar la mortalidad materna a 1,6 cada 10 mil nacimientos. En el caso de la mortalidad infantil, también bajó a 7,51 cada mil recién nacidos vivos, con 20 defunciones menos que en 2016.

La Provincia ha realizado un gran avance en materia de salud materna, ya que la tasa de muerte materna disminuyó de 3,9 en  2016 a 1,6 en 2017. Así como la baja de la mortalidad infantil, donde se observó un descenso, con una tasa 7,51 por mil recién nacidos (RN) vivos y 20 defunciones menos que en 2016.

En 2017,  Mendoza tuvo 31.451 nacimientos, 1.951 menos que en 2016. El 53% ocurrió en el sector público de salud. Junto con ello, se ha logrado concentrar más nacimientos en efectores que reúnen las condiciones obstétrico-neonatales esenciales (CONE).

Menos del 0,1% de los niños no nacen en instituciones de salud y sólo el 4% de las embarazadas no tienen ningún control de salud.

Sólo se registraron cinco muertes maternas: una domiciliaria y las restantes se dividieron entre el sector público y privado. Y no se registraron defunciones por aborto.

Al respecto, la ministra de Salud Desarrollo Social y Deportes, Elizabeth Crescitelli, expresó: “Hemos trabajado fuertemente en la salud materna, utilizando la red perinatal en cada rincón de la provincia”.

“Concentramos en el Valle de Uco los nacimientos en el Hospital Scaravelli, donde no hubo ningún caso de muerte materna y, además, se observa una disminución significativa de la mortalidad infantil. Tupungato, que históricamente ha sido el departamento con mayor mortalidad infantil,  ha revertido esta condición. Esto deja claro cómo nos ocupamos del binomio madre-hijo”, agregó Crescitelli.

La ministra también expresó que se está trabajando en las normas CONE, “para concentrar los partos en  estos efectores. Así como seguimos con la tarea de la categorización de efectores privados de maternidad, acompañando a los mismos para lograr mejoras en la calidad de atención,
respondiendo a las necesidades de la población con cobertura social que también son incumbencia del Estado”.

Así también, “se capacitó a los efectores de maternidad en manejo de las emergencias obstétricas y captación y derivación oportuna del alto riesgo”, finalizó la ministra.

Baja de la mortalidad infantil

Además, la Provincia logró un descenso en la tasa de mortalidad infantil: llegó a de 7,51 por mil RN vivos y 20 defunciones menos que en 2016. Y se llegó a cifras inferiores a las nacionales (9,7 por mil RN vivos) en todos los departamentos. Esto muetra que el sistema de salud ha llegado a toda la población con sus servicios.

Los departamentos alejados y que tenían alta mortalidad, como Tupungato, Lavalle y Malargüe, han bajado su tasa y están hoy por debajo de la media provincial. Esto se debe al compromiso de los equipos sanitarios y a la regionalización y significa un avance en la equidad en salud.

En este sentido, la directora de Maternidad e Infancia, Mónica Rinaldi, destacó: “En el análisis de las muertes infantiles, estamos en una posición muy difícil de seguir bajando, porque se trata de la mortalidad dura por el nacimiento de bebés prematuros y malformaciones congénitas”.

“El logro más importante en materia de salud infantil fue el descenso casi del 50% de las muertes en domicilio, que son evitables en su gran mayoría y tienen que ver con la captación del alto riesgo, la contrarreferencia y un sistema de salud que realiza la búsqueda activa de quienes no acceden en la forma planificada a los controles”, agregó Rinaldi.

Además, la titular de Maternidad e Infancia expresó que se observó que siguen siendo las perinatales las principales causas en los menores de un año, seguidas por las malformaciones y, con un descenso importante, las causas infecciosas y externas.

Rinaldi también destacó que se logró descender la tasa de cesárea en el sector público a 33 % y también en la Obra Social de Empleados Públicos y se continúa con la tarea de capacitación y sensibilización hacia el interior de los servicios.

“A su vez, se observó un descenso en la tasa de embarazo adolescente, llegando a 12% en madres menores de 19 años, por las acciones de los equipos de salud en salud reproductiva y la articulación con educación”, finalizó la profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *