Montemar 150×150

DOMINGO: Parcialmente nublado con descenso de la temperatura. precipitaciones aisladas en la mañana, mejorando por la tarde, vientos moderados del sector sur rotando al noreste. Ingreso de frente frío. Máxima: 22ºC Mínima: 15ºC

“¿Señor, porqué te los llevaste?” se pregunta la madre que perdió a los 3 hijos y a su nieto en el accidente de Rivadavia

A una semana del accidente que enlutó a todo el departamento de Rivadavia, en el que fallecieron 4 personas, tiempodeleste.com , ofrece el desgarrador testimonio de familiares de los infortunados. Elisa, la mamá que perdió a 3 hijos y un nieto, se preguntó: “¿Señor, porqué te los llevaste?”

 

Esta es la nota de la edición de papel de este viernes de Tiempo del Este, en cuya portada aparece el título VENDIMIA DEL CIELO, simbolizando el homenaje que los chicos especiales hicieron el domingo último, en la vendimia departamental, a los 4 fallecidos, soltando globos al cielo:

Vendimia del cielo  La portada de Tiempo del Este

 Tragedia de la calle Alem: “Los 4 se fueron con la frente bien alta porque eran impecables”

Mayra (23) Valentín  (12) Román (11)  son hermanos. Lautaro (8) es el hijo de Mayra. Todos perdieron la vida en el trágico accidente de la calle Alem, el viernes 29 de enero de 2016, pasada las 15.30 horas, un hecho que sacudió el departamento y que se extiende al día de hoy.

Hubo un día de duelo departamental, con suspensión del Festival, una vendimia opacada por el luto, reina entrante y saliente comprometida con el dolor, como los artistas, como el público, como las autoridades. Un dolor que no cesa.

Pero el homenaje más conmovedor fue el de los chicos especiales, al final de la vendimia, cuando homenajearon a los 4 difuntos soltando globos blancos al cielo. Hasta algunos aseguran que con  las figuras de los globos, se asemejaban a ángeles que sobrevolaban el lugar.

 

último viajeFoto tomada minutos antes del accidente. Victoria, de pantalón rosado, es la hermana de Mayra que se quedó con sus padres.

 

Valentín y Román vivían en el barrio San Cayetano, con sus padres Elisa Barrio (44) y Mario Julio Orozco (38). Lautaro con su mamá, Mayra, su hermanito Leonel y su pareja, Diego, en el barrio Jardín Los Andes.

Quebrados por el dolor  pero enteros en su fe cristiana, Elisa y Mario, junto a José Gautier, abuelo de Lautaro, accedieron a conversar con Tiempo del Este y hablaron de todos ellos.

“Nosotros siempre les inculcamos que tenían que decir siempre la verdad, que como hermanos se tenían que acompañar, pero que siempre tenían que estar juntos, ayudarse entre uno y otro”, dice Elisa.

Sueños de futbolista

“Valentín era hincha de San Lorenzo y hace pocos días, vimos un aviso en el diario y lo llevamos a probar a Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Fue a 2 prácticas, y el profesor que lo evaluó decidió su incorporación. Estaba muy contento. El año pasado había salido de séptimo grado de la escuela Tolosa y ahora iba a comenzar el primer año del secundario”, recuerda Mario.

Sueños de abogado

“A Román no le gustaban las injusticias, por eso decía que quería ser abogado. El estaba con la verdad.  A veces me pedía que le pusiera un traje para vestirse como se visten los abogados. Era hincha de Boca, pero una vez le regalaron una camiseta de River, un vecino, Peter Anguila, y a la semana jugaba River y Boca, y cuando terminó el partido se sacó la camiseta y le dijo: “Vecino, ganamos los de Boca”, agrega con la vista perdida en un cajón con cientos de fotos de todos ellos.

“Los 4 se fueron con la frente bien alta porque eran impecables.  A nosotros, en nuestro negocio,  nos ayudaron muchísimo. Mi hija es una buena madre, luchadora, le tocó salir con los niños sola. Ahora quería seguir estudiando. Mi nieto Lautaro también, en todo excelente. Han sido excelentes hijos y un excelente nieto. Eran buenos amigos, buenos consejeros entre ellos”, comenta Elisa.

“Primero me enojé y decía: “¿Señor, porqué te los llevaste?” Porque yo me levantaba todos los días, pidiendo que Dios me los guardara. Ahora pienso que se los llevo para otra misión o para protegerlo de otras cosas peores. Se los llevó para algo bueno.  Es la reacción de no entender porqué Dios se los lleva”, acota la mujer.

Sueños de gran alumno

José define a su nieto y se le nubla la vista. “Lautaro era excelente  en todo, todas las personas que me han saludado, en la escuela tenía  todo diez, todas las libretitas…las maestras que fueron al velatorio me decían que eran excelente compañero, y hace pocos días había recibido su bautismo, estaba muy contento”.

LautaroLautaro, el día de su bautismo hace menos de un mes, estaba muy contento.

Sueños de unir a la familia.

Elisa define a su hija Mayra, también conocida por Majo ”como una chica muy  luchadora. Vendía comidas con su esposo Diego, en un parripollo ubicado en el barrio Los Carrizales. Ella siempre quería unir a la familia, juntarnos. El domingo 31 en La Libertad, en una pileta, celebraríamos su cumpleaños: “Mami, espero que vayás, que no te quedés  me dijo ese viernes”, en el que llegó al barrio San Cayetano con Lautaro y cargó a sus hermanos Leonel y Valentin para ir hasta su casa (foto) Sería la última vez que los verían con vida.Victoria (2) la otra hija de Elisa y Mario, será la depositaria de los desvelos de ahora en mas, e inquieta, ya reclama hablar con sus hermanos y su sobrinito.

“Hubo problemas familiares, pero Majo quería que nos uniéramos todos, que no hubiese ninguna diferencia, nosotros siempre hemos sido unidos, y estábamos acostumbrados a compartir. Hay que aprender a perdonar porque vivir con rencor no sirve para nada”, subraya Elisa.  Mayra le deja  un nieto de 5 años, Leonel, y a Elisa le queda solo una hijita:Victoria (2)

Foto MAYRA

 Mayra junto a sus hijos Leonel y Lautaro. Leonel (a la izquierda) se quedó sin su hermanito y mamá.

 

Y finaliza: “Ellos (sus hijos)  nos ayudaron muchísimo a salir porque siempre iban adelante”. Mario asegura que “solo me van a quedar buenos recuerdos de todos ellos”.

Y por último, José confía en que Lautaro esté cerca de Dios también “con un hermano mío, que falleció en un accidente. En algún momento todos iremos a estar juntos”. El hijo de José, Luis Alberto, es el papá de Lautaro.

Ya es medianoche  y en la plaza del Barrio San Cayetano juegan varios chicos. El fresco de la noche y padres observándolos,  posibilitan esa postal. Algunos se columpian, otros juegan a la pelota. Conversan entre ellos, se enseñan fotos desde sus celulares. Observan con tristeza a sus amigos ausentes. Se nota la ausencia de Valentín y Román en ese espacio verde en el que supieron reír todos los días.

Román y Valentín  Román y Valentín. La sonrisa de niños. Sus amigos del San Cayetano los extrañan.

Mayra, la que soñaba con jugar hockey sobre césped y tuvo varios trabajos: mesera, locutora de radio, cocinera, deja un vacío inmenso en quienes la conocieron.

Y por último, las risas de Lautaro, su alegría por haber tomado el bautismo hace un puñado de días, las visitas a los abuelos, a sus tíos, sus travesuras de niño, serán difíciles también de superar.

  Los chicos especiales arrojaron globos al cielo en homenaje a las víctimas del accidente  El emotivo homenaje de los chicos especiales en la vendimia departamental a las 4 víctimas.

Agradecimientos

Aunque desean que se conozca la verdad y haya justicia, no hay odios en ninguno de los 3 integrantes de esa gran familia que perdió a sus seres queridos, y que accedió a conversar con Tiempo del Este.    Sí el dolor  que buscan metabolizar  con los recuerdos frescos de los que ya no están. De su riqueza espiritual, emanan palabras de gratitud para los vecinos, amigos, familiares “para tantas muestras de afecto que nos han brindado todos estos días. Para el departamento de salud, para el hospital Saporiti, para el intendente Ronco. Para los compañeritos de nuestros hijos y nieto, para las docentes…para todo Rivadavia”.

 

 

4 Comentarios

  1. melanie

    Las fotos no me dejan leer la nota bien, por qué mejor no ponen una galería así a la nota se la puede leer mejor sin estar subiendo y bajando???

    Reply
  2. jesica

    Que tristeza enorme me da leer y más ver sus fotos.Tan chiquitos y ella tan joven .( señor llenos de vida .)tengo sobrinos como estos chiquitos ahora angelitos de Dios .Que el señor le de la fortaleza a sus familiares.sólo quedan los recuerdos de una vida alegre. aferrencen a eso .mucha fuerzas y saludos

    Reply
  3. angie

    a que se refieren con » que se conozca la verdad y haya justicia? fue un terrible accidente de una moto en la que viajaban cuatro personas, mi pesame a la familia

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *