Montemar 150×150

MARTES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 11ºC
MIÉRCOLES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 27ºC Mínima: 8ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 28ºC Mínima: 11ºC

Una obra a medio terminar, durante la gestión de Paco Pérez, dejó  aislada a la YPF de La Central, en Rivadavia

Una obra a medio terminar,  durante la gestión de Paco Pérez,  dejó  aislada a la YPF de La Central, en Rivadavia

Vialidad reparó la ruta 71 y en el pueblo debía construir cunetas, cordones y puentes, pero el trabajo lleva más de dos años de atraso. El ingreso a la estación de combustibles es complicado y solo para vehículos menores. Desde la nueva administración de Vialidad, reconocen que es una «herencia» de la gobernación de Francisco Pérez,  pero que buscan solucionar el tema.

 

Una obra, inconclusa desde hace años, trae graves trastornos y problemas a los vecinos de La Central, en Rivadavia, donde incluso algunos empresarios denuncian pérdidas económicas como resultado de la situación.

El problema es con el proyecto de remodelación y restauración de la ruta 71, tramo que corre entre la ruta 7 El Mirador, cuya obra fue iniciada a comienzos de 2011 e incluía,  entre otros aspectos,  grandes mejoras en el  camino que cruza por el pueblo de La Central. El trabajo debía estar terminado a fines de ese mismo año, pero a más de cinco años de comenzados, la tarea está inconclusa, ya que los 500 metros de camino que cruzan por el pueblo muestran acequias, cordones y puentes a mitad de camino

“Se hizo el asfalto pero hace dos años  que comenzaron a construir las acequias y desde entonces la obra avanza a paso lento, la empresa contratada trabaja un tiempo, luego se va, vuelve a los meses y así estamos, sin cunetas ni puentes y con montañas de tierra en todas partes”, cuenta Alejandro Alí El Musri, dueño de una estación de combustibles que se ha visto perjudicada por la situación.

La estación de combustibles de El Musri es la única en La Central y en varios kilómetros a la redonda, pero la obra para construir las acequias en el pueblo ha dejado casi aislada a la playa de carga, ya que no hay puente lo suficientemente ancho como para que ingresen los camiones, que por lo general evitan cargar combustible allí  o, en el mejor de los casos, deben dar un rodeo por las cuadras de atrás para poder ingresare a la playa.

El empresario, cansado de reclamar a Vialidad por los trabajos que no se terminan en el pueblo y que le ocasionan pérdidas económicas importantes desde que comenzó la construcción de las acequias, decidió denunciar al Estado: “La estación de servicios dejó de ser rentable, porque muchos no entran porque no les queda cómodo y todo por una obra de acequias y puentes que Vialidad no se decide a terminar”.

Así, quien recorre La Central se va a encontrar con un asfalto en muy buenas condiciones pero un bulevar sin terminar, acequias a medio construir, una falta casi total de cordones, montañas de tierra a lo largo de todo el pueblo y puentes que no están o que recién se han iniciado. Eso ocurre, por ejemplo, en la calle que corre junto a la estación de servicios, que está cerrada desde hace años y los vehículos se ven obligados a cruzar por terreno de la YPF para salir a la ruta.

Alejandro Alí El Musri

Alejandro Alí El  Musri dice que debería haber cerrado la estación hace tiempo, que las condiciones no son las mejores para trabajar y que la obra a medio terminar complicar todo: “Los camiones no entran porque el puente no está terminado y voy a pérdida pero si cierro dejo en la calle a los empleados y la gente del pueblo no tendrá dónde cargar combustible”, cuenta el hombre.

Herencia

Desde Vialidad aseguran que conocen el tema y que están tratando de resolverlo y que la empresa contratista termine los trabajos pendientes a la brevedad: “Es un problema que heredamos de la administración anterior y que queremos resolver cuanto antes”, dijeron desde la delegación.

(Ulises Borderil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *