Montemar 150×150

JUEVES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 25ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC
SÁBADO: Nubosidad variable con tormentas aisladas y leve descenso de la temperatura. Máxima: 29ºC Mínima: 17ºC

Una visión histórica sobre El Desaguadero, aduana natural de la provincia de Mendoza

Una visión histórica sobre El Desaguadero, aduana natural de la provincia de Mendoza

Gustavo Capone bb

*Por Gustavo Capone, profesor de Historia. Actual director de Educación Superior de Mendoza.

El  Desaguadero  y su importancia política y turística

El 1936 y la gestión del Gobernador de Mendoza, el rivadaviense Guillermo Cano, junto a su Ministro Frank Romero Day establecieron un antecedente directo de lo que implicaría una pionera política de desarrollo estratégico en el campo del turismo mendocino.

Será en 1936 en materia turística el año de la primera Fiesta de la Vendimia y la creación de la Dirección Provincial de Turismo, la apertura de la colonia de vacaciones de Papagayos, el surgimiento de Vialidad Provincial que unirá los circuitos productivos de Mendoza, la construcción del balneario de Playas Serranas, el embaldosamiento de El Rosedal en el Parque General San Martín con el asfalto de las avenidas circundantes y la mencionada inauguración, en artículos de Tiempo del Este anteriores, del Arco del Desaguadero.

Dicha política turística se completará en pocos años con la construcción del Hotel de Uspallata, la Hostería del Manzano Histórico, la ampliación del Hotel Potrerillos, la pista de patinaje de Vallecitos, los caminos hacia los ríos del sur mendocino, la Hostería Refugio, la escalinata de acceso y el ofrendatorio con el plaquetario en la explanada del Cerro de la Gloria y la inauguración de la Hostería del Arco Desaguadero

 

EL PASO DEL DESAGUADERO

Pero volviendo a la conmemoración de los 80 años de la inauguración del Arco que da la bienvenida “a la tierra del Sol y el buen vino”, resulta importante citar algunos antecedentes históricos sobre el “Paso sobre el Río Desaguadero”.

El Desaguadero fue la aduana natural de la Provincia de Mendoza y primer registro administrativo, ineludible, para ingresar formalmente al territorio provincial por el Este mendocino.

Relatan las crónicas del siglo XVIII y XIX que el viaje de ida o de regreso a Buenos Aires se hacía muy peligroso a partir de San Luís por dos motivos sustanciales: el peligro indio y el mismo paso del río Desaguadero.

Sobre el arriesgado paso sobre el río Desaguadero existían por entonces dos caminos para cruzarlo. 1) El “del  medio, de la travesía o viejo”. Ingreso oficial a Mendoza sobre un precario puente de madera, constituía el límite político con San Luis, existiendo sobre ese paso una “aduana formal”, antecedente de las futuras barreras sanitarias y los puestos de peaje actuales. Una posta y un pequeño oratorio completaban la configuración de la zona en aquellas lejanas épocas.

Pero también había por aquellos tiempos un paso alternativo. 2) El paso del “Bebedero, de la costa del Tunuyán, de la Frontera o nuevo”

El primero de los caminos citados (“del  medio, de la travesía o viejo”) carecía de agua dulce, lo que generaba un problema enorme para los viajeros, pues el agua del Desaguadero es sumamente barrosa.

El paso del “Bebedero” (más al sur que el anterior) fue creado entonces como una opción por los troperos mendocinos. Era un sendero con más vegetación y poblaciones a su alrededor, y por sobre todas las cosas, el paso sobre el río Desaguadero se efectuaba sin pagar un “impuesto oficial”, esquivando aquella “aduana”.

capone s

“Una razón importante explica la preferencia por este camino (el de Bebedero) y es que no se pagaba el derecho de “pontazgo”[1] que se efectuaba por el puente de madera de Desaguadero a Don Serra Canals, constructor del puente. Tal es así, que en un dictamen de 1789 se establece que de ningún modo, ni con ningún pretexto se puede hacer uso del paso del Bebedero, sino transitar por el puente, pagando el derecho establecido”.

La cuestión es que más allá de la normativa oficial, “el paso del Bebedero” fue sumamente utilizado. Lo cierto, es que ambos pasos (el oficial y el clandestino) convergían fusionándose en las cercanías de La Dormida del Negro. De ahí la masiva concurrencia y popularidad de la posta santarrosina (posterior Distrito La Dormida), pues era el punto concentrador para los que se disponían llegar o abandonar Mendoza por el Este, ya sea por uno u otro de los paso del Desaguadero.

Salvini, Jorge. » Historia de Mendoza. Editorial Spadoni S.A. Mendoza 1965. Pág 84 – 85. El paso por el Bebedero, implicaba una especie de “peaje” denominado “pontazgo” que había que pagar al constructor del  puente, el señor Serra Canals. Hoy diríamos que era una privatización del servicio de peaje.

Foto de portada: Es del año 1936

Foto 2: Es del año 1935, anterior a la inauguración

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *