Montemar 150×150

MARTES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 11ºC
MIÉRCOLES: Algo nublado con ascenso de la temperatura, vientos leves del sudeste. Máxima: 27ºC Mínima: 8ºC
JUEVES: Parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 28ºC Mínima: 11ºC

Vagones del intendente Giménez: una obra parada hace meses

Vagones del intendente Giménez: una obra parada hace meses

 

El municipio los trajo en 2014 al parque Sarmiento, con la promesa de hacer de ellos un restaurante. La obra está parada desde hace meses y el lugar se ha vuelto inseguro.

 

Desde hace casi un par de años, más concretamente desde setiembre de 2014, dos viejos y enormes vagones de tren de los años 50 adornan parte del parque Sarmiento, en San Martín. Las máquinas ferroviarias fueron traídas allí desde la estación de trenes de la capital mendocina, con la idea de restaurarlas y convertirlas en un restaurante, que la comuna entregaría en concesión al sector privado.

 

Pero ha pasado el tiempo y aunque la obra debió estar terminada en 2015, lo cierto es que los trabajos están lejos de ser concluidos y se encuentran parados desde hace meses. Para colmo, el lugar se ha vuelto inseguro según denuncian los vecinos de la zona.

“Faltan luminarias y por las noches el lugar es inseguro, uno ve sombras entrar y salir de esos vagones”, coincide la gente de la zona, que prefiere no dar su nombre. Incluso, no hace muchos meses alguien se instaló allí con un colchón a vivir, aunque fue retirado enseguida por la comuna.

ferrocarril

En cualquier caso, la obra está parada desde hace meses y el municipio sostiene que el parate se debe a la falta de recursos nacionales, que afectan a esa y al resto de las obras iniciadas por la comuna: “No llega la plata y hay un desconcierto general sobre cómo va a encarar el tema este gobierno”, dicen desde el área de Obra Pública, aunque luego agregan que a partir de julio la situación podría normalizarse, al menos para las obras iniciadas. “Nos dicen que en el segundo semestre empieza a llegar la plata para los trabajos empezados. Si es así, el ritmo de trabajo se va a recuperar, no solo en la obra de los trenes sino en el resto de los proyectos”.

El intendente Jorge Giménez se entusiasmó a fines de 2013 con la idea de convertir viejos vagones del ferrocarril en un restaurante o en algún café, una idea que vio en algún viaje a Europa y que enseguida quiso replicar en San Martín: “Nosotros no tenemos ni montañas, ni lagos ni ríos y tenemos que apelar a la inteligencia para atraer a los turistas”, suele repetirle a la gente de su gabinete, a la que le pide siempre más imaginación para pensar nuevos proyectos.

ferro

Así fue que con las gestiones personales del intendente, la comuna consiguió el permiso nacional para, en setiembre de 2014 llevar a San Martín las dos viejas maquinarias ferroviarias e instalarlas en el parque Sarmiento, a una cuadra de la comuna y junto al canal de riego que cruza toda la ciudad. Al poco tiempo comenzaron los trabajos y desde el Ejecutivo se aseguraba que la obra estaría terminada en 2015, más precisamente en el primer semestre de ese año, pero eso nunca ocurrió. En realidad se avanzó muy poco y solo se consiguió quitar el óxido a los vagones, reparar los pisos y comenzar la obra sobre el canal de riego, donde irá algún día la cocina del futuro restaurante, pero no se hizo más nada y los trabajos están parados desde hace meses.

 

Si bien desde Obras Públicas sostienen que la falta de recursos por parte del gobierno de Mauricio Macri han detenido los trabajos, la verdad es que la obra se paró a mediados del año pasado, cuando las finanzas de la comuna comenzaron a flaquear. “Hoy hay plata solo para pagar sueldos, no pidás más que eso”, se sincera un funcionario cercano al intendente.

En cualquier caso, el municipio asegura que el ritmo de trabajo se recuperará ni bien comience a bajar dinero de la nación y los funcionarios se entusiasman con que eso ocurra en el segundo semestre. Mientras tanto y para evitar que los vagones sean ámbito de la inseguridad, la comuna promete cerrarlos con tela en los próximos días.

 

(Ulises Borderil)

(1) Comentario

  1. marcelo

    la idea era buena, pero nadie se puede embarcar en semejante proyecto sin estar seguro de contar con la plata para concretarlo. en esta, gimenez le pifió de lado a lado. lo mejor sería admitir el error y sacarlos de la ciudad

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *