Montemar 150×150

MIÉRCOLES: Algo nublado con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 25ºC Mínima: 10ºC
JUEVES: Tiempo bueno, cielo algo nublado, poco cambio de la temperatura, vientos leves del noreste. Máxima: 27ºC Mínima: 13ºC
VIERNES: Cálido e inestable, tormentas aisladas hacia la noche, vientos moderados del noreste. Máxima: 32ºC Mínima: 14ºC

“Por suerte la bala no salió»

“Por suerte la bala no salió»

 

 

Tres ladrones entraron a una casa de deportes con la idea de llevarse la recaudación. Hubo una pelea con los empleados, corridas y hasta disparos que no salieron del arma.

 

Un asalto a mano armada en Palmira terminó con tres delincuentes detenidos y un remisero prófugo, luego de que las víctimas del atraco decidieron enfrentar a los ladrones hasta reducirlos.

El asalto ocurrió en la noche de este lunes, en el local de Bruja’s Deportes de la avenida Libertador, en pleno centro de la ciudad de Palmira y frente a la escuela Güemes. Faltaban unos pocos minutos para las 21 cuando tres delincuentes armados, uno de ellos menor de edad, ingresaron al local, que a esa hora era atendido por dos empleados, había además dos clientes y estaba uno de los dueños en una oficina apartada del salón de ventas.

Enseguida, uno de los ladrones se fue contra la chica de la caja y tras sacar una pistola que le puso en la cabeza, le ordenó que entregara todo el dinero. “Pensé que eran clientes hasta que sacaron las armas”, contó la chica a Tiempo del Este.

Para no perder tiempo, uno de los delincuentes cruzó el mostrador y comenzó a sacar dinero de la caja registradora; según las víctimas los ladrones se hicieron con más de $7.000. En esos primeros instantes y producto de los gritos de la mujer, su compañero de trabajo se lanzó sobre uno de los delincuentes, aunque recibió un golpe como respuesta y enseguida, el ladrón que iba armado lo apuntó y gatilló: “Por suerte la bala no salió. El tipo siguió gatillando una, dos, tres veces pero la bala no salió”, recordó la cajera.

Fue entonces que Farid Sapag, uno de los dueños del local escuchó el lío en el salón y salió de su oficina; lo primero que hizo fue lanzarse encima del delincuente que tenía más cerca y que tras algunos golpes logró derribar y reducir. A todo esto, los otros delincuentes lograron ganar la vereda y emprendieron la huida hacia el oeste, por calle Rivadavia y allí al sur.

Por testigos se supo que el remisero que los había dejado en la puerta de la casa de deportes, habría esperado el regreso de la banda en la esquina de la manzana, pero aparentemente el chofer decidió escapar de la zona cuando entendió que el asalto iba saliendo mal.

“El remisero todavía no ha sido detenido, pero lo tenemos identificado gracias a que sabemos la chapa patente del auto que manejaba”, confió a Tiempo del Este una fuente ligada a la investigación.

Lo cierto es que Farid Sapag logró reducir a uno de los ladrones, al que mantuvo en el suelo gracias al auxilio del resto de la gente que estaba en el local. Alguien avisó enseguida a la policía, que rápidamente organizó la búsqueda de los otros dos en las inmediaciones, hasta que finalmente lograron detenerlos.

“Hay tres detenidos, dos de los ladrones son de Palmira y el tercero es de Godoy Cruz”, confirmó el comisario general Eduardo Impellizzieri. Sin embargo, nada se sabe del dinero robado: se trata de casi $8.000 que denunciaron los empleados como faltante de las cajas del local y que la policía no encontró entre las ropas de los delincuentes. “Solo pude recuperar algunos pesos que se les cayeron en la escapada”, cerró Farid Sapag.

 

(Ulises Borderil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *