En Mendoza se están capacitando más de 6.000 personas de modo virtual

En Mendoza se están capacitando más de 6.000 personas de modo virtual

La crisis sanitaria que está atravesando el mundo por la pandemia del COVID- 19 cambió el panorama educativo de miles de docentes y estudiantes. Plataformas virtuales, el desafío de adaptar contenidos y el problema que plantea el bajo porcentaje de hogares con acceso a internet.

Los alumnos han reemplazado la tradicional clase presencial por plataformas digitales para seguir educándose, lo que ha llevado, también, a que los docentes deban adaptarse a nuevos formatos educativos y adaptar el contenido que tenían preparado para sus clases habituales.

Problemas de conectividad, la baja capacitación de los docentes para educar 100% on line y la falta de entornos virtuales de aprendizaje son algunas de las problemáticas que viven a diario miles de educadores. Para solucionar un poco el panorama, la Coordinación General de Educación Superior, de la Dirección General de Escuelas, ha realizado diferentes gestiones, ofreciendo herramientas que los docentes necesitan para aprender y transmitir conocimientos.

Sin embargo, los profesionales de la educación se sienten desbordados frente a lo que pasa y buscan materiales para trabajar en la virtualidad y capacitarse en «tiempo récord».

“los docentes están cambiando los formatos de capacitaciones: durante otros años con becas se capacitaron 10.000 personas en todo un año y hoy en solo dos meses estamos llegando a números muy altos que posiblemente se superen ya que aún falta avanzar con más cursos y cátedras abiertas que la Coordinación de Educación Superior está poniendo de manera gratuita a disposición de todos los docentes y estudiantes”.

Emma Cunietti, coordinadora general de Educación Superior

En el caso de la educación primaria y secundaria, prácticamente sin experiencia previa, las escuelas y colegios debieron adaptarse de un momento a otro a esta situación forzada por la contingencia.

En el ámbito de la educación superior, esta situación aterrizó en terreno más conocido. Muchas instituciones venían incursionando, con mayor o menor éxito, en la educación virtual, ya sea a través de capacitación, becas o cursos. No obstante, nadie estaba preparado para este nivel de masividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *